Alcohol, con o sin antiséptico, para preparar la piel antes de la obtención de sangre, para prevenir la bacteriemia o la contaminación de la sangre para transfusión.

Alcohol, con o sin antiséptico, para preparar la piel antes de la obtención de sangre, para prevenir la bacteriemia o la contaminación de la sangre para transfusión.

Cuando se recolecta la sangre de los donantes para la transfusión, ésta se puede contaminar durante la recolección, el almacenamiento o la transfusión. La contaminación de la sangre puede provocar en el receptor bacteriemia (presencia de bacterias en la sangre), enfermedad grave o incluso la muerte. Cuando se recolecta la sangre de los donantes, la piel del brazo del donante es una posible fuente de contaminación, por lo que es habitual limpiar el brazo con un antiséptico primero, y habitualmente se utilizan regímenes con alcohol en un paso y en dos pasos, sin embargo, no está claro qué régimen es el más efectivo para reducir la carga microbiana (el número de microorganismos bacterianos microscópicos) en el brazo del donante. Se buscaron los estudios que compararon el uso del alcohol solo versus el uso del alcohol seguido de otro antiséptico para limpiar el brazo antes de insertar la aguja para extraer la sangre, pero no se encontraron estudios relevantes. Actualmente, no está claro si la limpieza de la piel del donante con un régimen con alcohol de un paso reduce el riesgo de contaminación de la sangre en comparación con un régimen con alcohol en dos pasos durante la donación de sangre.

Conclusiones de los autores: 

No se identificó ningún estudio elegible para su inclusión en esta revisión. Por lo tanto, no está claro si un proceso de limpieza en dos pasos con alcohol seguido de un antiséptico antes de la donación de sangre da lugar a una reducción del riesgo de contaminación de la sangre o a bacteriemia en los receptores de la misma, o por el contrario, si un proceso de un paso tiene un riesgo mayor que el asociado con un proceso en dos pasos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sangre que se va a utilizar en una transfusión se puede contaminar en cualquier momento entre la recolección y la transfusión, lo que puede provocar en el receptor bacteriemia (presencia de bacterias en la sangre), enfermedad grave o incluso la muerte. La piel del brazo del donante es una posible fuente de contaminación de la sangre, por lo que es habitual limpiar la piel con un antiséptico antes de la donación de sangre. Con frecuencia, se utilizan regímenes antisépticos con alcohol de uno y dos pasos, pero hay incertidumbre en cuanto a qué método es el más efectivo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la limpieza de la piel del donante de sangre con alcohol en un paso en comparación con alcohol en un procedimiento en dos pasos para prevenir la contaminación de la sangre obtenida o la bacteriemia en el receptor.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group) (marzo 10, 2009); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) The Cochrane Library 2009, número 1; Ovid MEDLINE - (1950 hasta febrero, semana 4, 2009); Ovid EMBASE - (1980 hasta 2009, semana 9); y EBSCO CINAHL - (1982 hasta febrero, semana 4, 2009). Además, se buscaron las listas de referencias de los estudios pertinentes.

Criterios de selección: 

Se consideraron todos los ensayos aleatorios (ECA) que compararan la limpieza con alcohol de la piel del donante en un proceso en un paso versus en dos pasos que incluye alcohol y otro antiséptico para la limpieza de la piel previa a la venipuntura. Ante la falta de ECA, se habrían considerado los ensayos cuasialeatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para su inclusión.

Resultados principales: 

No se encontraron estudios (ECA o cuasi ECA) que cumplieran con los criterios de inclusión.

Tools
Information
Share/Save