¿Los inhibidores de la PARP mejoran la supervivencia en las pacientes con cáncer de ovario?, y ¿cuáles son los efectos secundarios?

Antecedentes
Los fármacos de quimioterapia convencional actúan sobre la división celular al dañar el ADN de las células. Como las células cancerosas se dividen muy rápidamente, estos fármacos afectan a las células cancerosas a un mayor grado que a las células normales. Poder reparar el ADN es vital para la supervivencia de las células y las células normales tienen más de una vía de reparación del ADN. Sin embargo, las células cancerosas a menudo tienen defectos en las vías de reparación que las hace más susceptibles al daño del ADN. Los inhibidores de la PARP son un nuevo tipo de medicación que funciona al impedir que las células cancerosas reparen su ADN una vez que han sido dañadas por la quimioterapia.

Pregunta de la revisión
¿Los inhibidores de la PARP mejoran la supervivencia en las pacientes con cáncer de ovario epitelial?, y ¿cuáles son los efectos secundarios?

Resultados principales
Se buscó en la bibliografía desde 1990 hasta mayo de 2014 y se encontraron cuatro ensayos aleatorios de inhibidores de la PARP versus otros tratamientos o placebo. También se encontraron cuatro estudios en curso. Los cuatro estudios finalizados incluyeron 599 pacientes con cáncer de ovario epitelial recidivante; tres incluyeron pacientes con enfermedad sensible al platino (recidiva de la enfermedad más de 12 meses después del último tratamiento con quimioterapia), y uno incluyó pacientes con enfermedad resistente al platino y parcialmente sensible al platino (recidiva de la enfermedad menos de seis meses o de seis a 12 meses después del último tratamiento con quimioterapia). Los cuatro estudios tuvieron datos que se pudieron agrupar en los análisis. Tres estudios probaron un inhibidor de la PARP conocido como olaparib y un estudio con solamente 75 pacientes probó el veliparib. Como promedio, cuando se agregó al tratamiento convencional, olaparib desaceleró la progresión de la enfermedad en las pacientes con enfermedad sensible al platino en comparación con placebo o ningún tratamiento agregado, pero no afectó la duración de la supervivencia general de las pacientes. Los eventos adversos de cualquier grado fueron frecuentes en el grupo de inhibidor de la PARP y en el grupo control; sin embargo, los eventos adversos graves fueron más frecuentes en el grupo olaparib que en el grupo control cuando se administró como tratamiento de mantenimiento después de un ciclo de quimioterapia. Los eventos adversos graves más frecuentes fueron anemia y fatiga. Veliparib tuvo pocos efectos secundarios graves, pero el número de participantes fueron demasiado pequeño para establecer conclusiones significativas.

Calidad de la evidencia
Las pruebas son de calidad moderada y las estimaciones del efecto pueden cambiar con estudios de investigación adicionales.

Conclusiones de los autores: 

Los inhibidores de la PARP parecen mejorar la SSP en las pacientes con enfermedad recidivante sensible al platino. Es probable que los estudios en curso proporcionen más información acerca de si la mejoría en la SSP da lugar a cualquier cambio en la SG en este subgrupo de pacientes con COE. Se necesitan más estudios de investigación para determinar si los inhibidores de la PARP tienen una función en la enfermedad resistente al platino.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de ovario es el sexto cáncer más común y la séptima causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres de todo el mundo. Tres cuartas partes de las pacientes acuden a consulta cuando la enfermedad se ha diseminado por todo el abdomen (estadio III o IV) y el tratamiento consiste en una combinación de cirugía citorreductora y quimioterapia con platino. Aunque las respuestas iniciales a la quimioterapia son buenas, la mayoría de las pacientes presentarán recidiva, requerirán quimioterapia adicional y, con el tiempo, desarrollarán resistencia a la quimioterapia.

Los inhibidores de la poli (ADP-ribosa) polimerasa (PARP) son un tipo nuevo de medicación que funciona al impedir que las células cancerosas reparen su ADN una vez que han sido dañadas por otros agentes de quimioterapia. No está claro cómo los inhibidores de la PARP se comparan con los regímenes de quimioterapia convencional para el tratamiento del cáncer de ovario con respecto a la supervivencia, los efectos secundarios y la calidad de vida.

Objetivos: 

Determinar los efectos beneficiosos y los riesgos de los inhibidores de la PARP para el tratamiento del cáncer de ovario epitelial (COE).

Estrategia de búsqueda (: 

Se identificaron ensayos controlados aleatorios (ECA) mediante la búsqueda en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, Número 4, 2014), el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group), MEDLINE (1990 hasta mayo 2014), EMBASE (1990 hasta mayo 2014), ensayos en curso en www.controlled-trials.com/rct, www.clinicaltrials.gov, www.cancer.gov/clinicaltrials y en el National Research Register (NRR), en la base de datos de la FDA y la bibliografía biomédica de la industria farmacéutica.

Criterios de selección: 

Pacientes con COE histológicamente comprobado que se asignaron al azar a grupos de tratamiento en ensayos que compararon inhibidores de la PARP con ningún tratamiento, o inhibidores de la PARP versus quimioterapia convencional, o inhibidores de la PARP junto con quimioterapia convencional versus quimioterapia convencional sola.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizó la metodología Cochrane estándar. Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente si los estudios cumplían los criterios de inclusión. Cuando fue posible, se estableció contacto con los investigadores para solicitar datos adicionales. Los resultados incluyeron supervivencia, calidad de vida y toxicidad.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ECA con 599 pacientes que presentaban COE. Los datos del veliparib fueron limitados y de calidad baja debido a la baja cantidad de pacientes (75). Como promedio, olaparib mejoró la supervivencia sin progresión (SSP) cuando se agregó al tratamiento convencional y cuando se administró como tratamiento de mantenimiento en las pacientes con enfermedad sensible al platino en comparación con placebo (cociente de riesgos instantáneos [CRI] 0,42; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,29 a 0,60; 426 participantes ; dos estudios), pero no mejoró la supervivencia general (SG) (CRI 1,05; IC del 95%: 0,79 a 1,39; 426 participantes; dos estudios). Las pruebas se calificaron de calidad moderada según el enfoque GRADE. Olaparib se asoció con eventos adversos más graves (G3/4) durante la fase de mantenimiento en comparación con los controles (cociente de riesgos [CR] 1,74; IC del 95%: 1,22 a 2,49; 385 participantes, dos estudios; pruebas de calidad moderada). Los datos de calidad de vida eran insuficientes para el metanálisis. Se identificaron cuatro estudios en curso.

Tools
Information
Share/Save