Tratamiento farmacológico para el tratamiento de la cefalea posterior a la punción lumbar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La punción lumbar es un procedimiento invasivo que el personal médico utiliza para tratar de obtener una muestra del líquido cefalorraquídeo mediante una aguja insertada en el área lumbar baja con fines de diagnóstico (es decir, meningitis o hemorragia subaracnoidea). También se utiliza para inyectar fármacos como los anestésicos y los analgésicos para realizar anestesia local o quimioterapia. La cefalea posterior a la punción lumbar (CPPL) es la complicación más frecuente de una punción lumbar. Los síntomas son una cefalea constante que empeora en la posición vertical, mejora cuando el paciente se acuesta y desaparece espontáneamente en el transcurso de cinco a siete días. En la práctica clínica, se utilizan numerosos fármacos para tratar la CPPL, por lo que el objetivo de esta revisión fue evaluar la eficacia de estos fármacos.

Se incluyeron siete ensayos clínicos aleatorios (ECA) con 200 participantes que evaluaron seis fármacos (cafeína, sumatriptán, gabapentina, hidrocortisona, teofilina y hormona adrenocorticotrópica). La cafeína probó ser efectiva para reducir la proporción de participantes con CPPL persistente y que requirieron intervenciones complementarias. La gabapentina, la teofilina y la hidrocortisona también resultaron eficaces para reducir las puntuaciones de intensidad del dolor en comparación con placebo o tratamiento convencional solo, respectivamente. No fue posible un metanálisis (combinación de los datos) porque todos los ECA incluidos evaluaron fármacos diferentes o resultados diferentes. La falta de información para permitir la evaluación correcta del riesgo de sesgo y los tamaños pequeños de muestra (número de pacientes) de los ECA pueden limitar las conclusiones de esta revisión.

Conclusiones de los autores: 

En comparación con placebo, la cafeína mostró ser eficaz para tratar la CPPL al reducir la proporción de participantes con CPPL persistente y que requirieron intervenciones complementarias. La gabapentina, la teofilina y la hidrocortisona también mostraron una disminución en las puntuaciones de intensidad del dolor en comparación con placebo o atención convencional.

Hay una falta de pruebas definitivas de los otros fármacos evaluados (sumatriptán y ACTH).

Estas conclusiones se deben interpretar con precaución debido a la falta de información para permitir la evaluación correcta del riesgo de sesgo, a los tamaños pequeños de muestra de los estudios y a la generalizabilidad limitada, ya que la mayoría de los participantes fueron mujeres de 30 años de edad después del parto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cefalea posterior a la punción lumbar (CPPL) es la complicación más frecuente de la punción lumbar, un procedimiento invasivo realizado con frecuencia en la sala de urgencias. Se han propuesto numerosos fármacos para tratar la CPPL, pero todavía hay algunas dudas acerca de su eficacia clínica.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de los fármacos para tratar la CPPL en adultos y niños.

Estrategia de búsqueda (: 

La estrategia de búsqueda incluyó el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library (2011, número 2), MEDLINE (desde 1950 hasta junio 2011), EMBASE (desde 1980 hasta junio 2011) y CINAHL (desde 1982 hasta junio 2011). No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron la eficacia de cualquier fármaco utilizado para tratar la CPPL.

Obtención y análisis de los datos: 

Autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) para los datos dicotómicos y las diferencias de medias (DM) para los resultados continuos. Se calculó el intervalo de confianza (IC) del 95% para cada CR y DM. No se realizó un metanálisis porque los estudios incluidos evaluaron diferentes tipos de fármacos o diferentes resultados. Se realizó un análisis de intención de tratar.

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron siete ECA (200 participantes) (entre el 88% y el 90,5% fueron mujeres; principalmente parturientas [84% al 87%] después de una punción lumbar para una anestesia local). Los fármacos evaluados fueron cafeína oral e intravenosa, sumatriptán subcutáneo, gabapentina oral, teofilina oral, hidrocortisona intravenosa y hormona adrenocorticotrópica (ACTH) intramuscular.

Un ECA informó datos acerca de la CPPL persistente de cualquier intensidad durante el seguimiento (resultado primario); la cafeína redujo el número de participantes con CPPL en una a dos horas en comparación con placebo. El tratamiento con cafeína también redujo la necesidad de una opción terapéutica conservadora complementaria. El tratamiento con gabapentina versus placebo informó mejores puntuaciones en la escala analógica visual (EAV) después de uno, dos, tres y cuatro días; el tratamiento con hidrocortisona más el tratamiento convencional mostró mejores puntuaciones en la EAV que el tratamiento convencional solo a las seis, 24 y 48 horas, y el tratamiento con teofilina mostró una media inferior de la "suma del dolor" en comparación con placebo. El sumatriptán y la ACTH no mostraron efectos relevantes para este resultado.

No hubo eventos adversos clínicamente significativos del fármaco.

Los ECA no informaron el resto de los resultados o no mostraron efectos relevantes.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save