Colutorios y enjuagues bucales para mejorar los resultados después de la amigdalectomía

Colutorios y enjuagues bucales para mejorar los resultados después de la amigdalectomía

Aunque se considera que la amigdalectomía es un procedimiento bastante menor, el dolor y la hemorragia son dos de las complicaciones más frecuentes; cualquiera de ellos puede retrasar la recuperación y provocar reingresos al hospital. La medicación posoperatoria de la amigdalectomía debe intentar disminuir algunos de estos síntomas. Se encuentran disponibles varios colutorios y aerosoles tópicos que proporcionan alivio del dolor o que pueden ayudar a reducir la hemorragia en el período inmediatamente posterior a la cirugía. Esta revisión, que incluyó seis estudios con 528 participantes, encontró que el aerosol de lidocaína pareció ser más efectivo que un aerosol placebo con NaCl (solución salina) para la reducción de la intensidad del dolor, pero sólo hasta el tercer día posoperatorio. Un escaso número de participantes tuvo una sensación de ardor o escozor cuando utilizó otro aerosol que contenía bencidamina, pero no fue tan intensa como para suspender su uso.

Las investigaciones futuras deben proporcionar pruebas confiables para que los pacientes puedan tomar decisiones informadas sobre la efectividad de estos tratamientos para la reducción de los síntomas y complicaciones más frecuentes posteriores a la amigdalectomía.

Conclusiones de los autores: 

El riesgo de sesgo fue alto en la mayoría de los ensayos incluidos, y la calidad deficiente del informe y los datos inadecuados no permitieron establecer conclusiones exhaustivas ni confiables. Los ensayos futuros se deben realizar de forma adecuada y prestar más atención a los métodos utilizados para evaluar los resultados, el momento adecuado de las evaluaciones y la calidad del informe y el análisis posterior de los datos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La amigdalectomía es la extirpación quirúrgica de la amígdala palatina, constituida por tejido linfático y ubicada en la parte posterior de la faringe. Esta intervención aún se realiza con frecuencia en pacientes que tienen episodios recurrentes de amigdalitis aguda. Aunque la amigdalectomía se considera un procedimiento bastante menor, el dolor y la hemorragia son dos de las complicaciones más frecuentes; cualquiera de ellos puede retrasar la recuperación y provocar reingresos al hospital. La medicación posterior a la amigdalectomía debe proporcionar una reducción adecuada de la morbilidad y al mismo tiempo, reducir los efectos secundarios, por lo que los agentes tópicos parecen ser una opción segura e ideal. Se encuentran disponibles varios enjuagues bucales y aerosoles tópicos que proporcionan alivio del dolor o que pueden ayudar a reducir la hemorragia en el período posoperatorio inmediato.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los colutorios, los enjuagues bucales y los aerosoles en la mejoría de la recuperación posterior a la amigdalectomía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group); CENTRAL, PubMed; EMBASE; CINAHL; AMED; ISI Web of Science; BIOSIS Previews; CAB Abstracts; LILACS; KoreaMed; IndMed; PakMediNet; China National Knowledge Infrastructure; NRR (National Research Register) archive; mRCT (the metaRegister of Controlled Trials) y Google hasta marzo 2009.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios en los cuales los enjuagues bucales utilizados antes y después de la cirugía se compararon con placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los ensayos para la inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ensayos (528 participantes; 397 niños y 131 adultos). El período de seguimiento varió entre 24 horas y dos semanas. Algunos ensayos proporcionaron datos confiables para los resultados primarios preestablecidos y ninguno para los resultados secundarios. El aerosol de lidocaína pareció ser más efectivo que el aerosol de solución salina para la reducción de la intensidad del dolor, pero sólo hasta el tercer día posoperatorio. Un escaso número de participantes tuvo una sensación de ardor o de escozor con el aerosol de bencidamina, pero no tan intensa como para suspender el uso.

Tools
Information
Share/Save