Ninguna prueba de que el preacondicionamiento isquémico tiene una función protectora en las resecciones hepáticas realizadas mediante una oclusión vascular.

Ninguna prueba de que el preacondicionamiento isquémico tiene una función protectora en las resecciones hepáticas realizadas mediante una oclusión vascular.

Se realizan más de 1000 resecciones hepáticas electivas (operación planificada) anualmente en el Reino Unido solamente. Cuando se realiza la resección hepática, se puede bloquear la entrada de sangre al hígado (oclusión vascular), lo que reducirá la pérdida de sangre. Hay preocupación acerca del daño hepático cuando se bloquea el suministro de sangre. El preacondicionamiento isquémico involucra a la isquemia (bloqueo del suministro de sangre) y la reperfusión (desbloqueo del suministro de sangre) durante un período corto antes de una exposición a una oclusión vascular prolongada. El objetivo de esta revisión fue evaluar la función del preacondicionamiento isquémico en las resecciones hepáticas realizadas mediante una oclusión vascular. Cuatro ensayos clínicos aleatorios, con 271 pacientes que se sometieron a resecciones hepáticas abiertas, cumplieron con los criterios de inclusión de esta revisión. Los pacientes se asignaron al azar al preacondicionamiento isquémico (n = 135) y ningún preacondicionamiento isquémico (n = 136) antes de la oclusión vascular continua. Todos los ensayos excluyeron a los pacientes cirróticos. Se evaluaron los cuatro ensayos por tener un alto riesgo de sesgo (alto riesgo de error sistemático). No hubo diferencias en la mortalidad, la insuficiencia hepática, las complicaciones posoperatorias, la estancia hospitalaria, la estancia en la unidad de cuidados intensivos y el tiempo de cirugía entre los dos grupos. La proporción de los pacientes que requirió una transfusión de sangre fue menor en el grupo de preacondicionamiento isquémico. Las razones por las cuales sucede no están claras. No hubo diferencias en la pérdida de sangre o los marcadores enzimáticos de la función hepática entre los dos grupos. Los marcadores enzimáticos de la lesión hepática fueron inferiores en el grupo de preacondicionamiento isquémico sobre el primer día posoperatorio. En la actualidad, no existen pruebas para sugerir un efecto protector de preacondicionamiento isquémico en los pacientes no cirróticos que recibían la resección hepática bajo una oclusión vascular continua. El preacondicionamiento isquémico reduce los requisitos de transfusión de sangre en los pacientes que se sometieron a una resección hepática. Se necesitan realizar más ensayos clínicos aleatorios de alta calidad para evaluar la función del preacondicionamiento isquémico. Se requiere la realización de otros estudios para comprender el mecanismo del preacondicionamiento isquémico.

Conclusiones de los autores: 

En la actualidad, no existen pruebas para sugerir un efecto protector del preacondicionamiento isquémico en los pacientes no cirróticos que recibían la resección hepática bajo una oclusión vascular continua. El preacondicionamiento isquémico reduce los requisitos de transfusión de sangre en los pacientes que se sometieron a una resección hepática.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La oclusión vascular se usa para reducir la pérdida sanguínea durante la cirugía de resección hepática. Los marcadores enzimáticos de la lesión hepática se elevan si se emplea la oclusión vascular durante la resección hepática. No está claro si el precondicionamiento isquémico antes de la oclusión vascular tiene un efecto protector durante las resecciones hepáticas electivas.

Objetivos: 

Evaluar las ventajas (lesión reducida de reperfusión isquémica) y cualquier desventaja posible de preacondicionamiento isquémico antes de la oclusión vascular durante las resecciones hepáticas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group Controlled Trials Register), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) in The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, y Science Citation Index Expanded hasta agosto 2008.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios que comparaban el preacondicionamiento isquémico versus ningún preacondicionamiento isquémico antes de la oclusión vascular (independientemente del método de oclusión vascular) durante las resecciones hepáticas electivas (independientemente del idioma o el estado de la publicación).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron los ensayos para su inclusión y extrajeron los datos de manera independiente. Los datos se analizaron con el modelo de efectos fijos y con el de efectos aleatorios mediante el análisis con el programa informático RevMan. Se calculó el cociente de riesgos, la diferencia de medias, o la diferencia de medias estandarizada con intervalos de confianza del 95% en función del análisis de intención de tratar y de datos disponibles.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos con 271 pacientes que recibían resecciones hepáticas abiertas. Los pacientes se asignaron al azar al preacondicionamiento isquémico (n = 135) y a ningún preacondicionamiento isquémico (n = 136) antes de la oclusión vascular continua (pinzamiento de la tríada portal en tres ensayos y exclusión vascular hepática en un ensayo). Todos los ensayos excluyeron a los pacientes cirróticos. Se evaluaron los cuatro ensayos que tenían un riesgo de sesgo alto. No hubo diferencias en la mortalidad, la insuficiencia hepática, otra morbilidad perioperatoria, la estancia hospitalaria, la estancia en la unidad de cuidados intensivos y la duración de la cirugía entre los dos grupos. La proporción de los pacientes que requirió una transfusión de sangre fue menor en el grupo de preacondicionamiento isquémico. Hubo también una tendencia hacia una cantidad inferior de transfusión de glóbulos rojos a favor del grupo de preacondicionamiento isquémico. No hubo diferencias en los cambios hemodinámicos, la pérdida de sangre, la bilirrubina o la actividad de la protrombina entre los dos grupos. Los marcadores enzimáticos de la lesión hepática fueron inferiores en el grupo de preacondicionamiento isquémico en el primer día posoperatorio.

Tools
Information
Share/Save