Antioxidantes para la subfertilidad masculina

Pregunta de la revisión
¿La administración de suplementos de antioxidantes orales, en comparación con placebo, ningún tratamiento u otro antioxidante, mejora los resultados de fertilidad para los hombres con subfertilidad?

Antecedentes
Se puede considerar que una pareja tiene problemas de fertilidad si han tratado de concebir durante un año o más sin éxito. Muchos hombres con subfertilidad que reciben tratamiento para la fertilidad también toman suplementos alimentarios con la esperanza de mejorar su fertilidad. Este tratamiento puede ser muy estresante para el hombre y su pareja. Es importante que estas parejas tengan acceso a evidencia de alta calidad que les permitirá tomar decisiones fundamentadas acerca de la ingesta de un suplemento antioxidante. Lo anterior es especialmente importante porque la mayoría de los suplementos con antioxidantes no están sujetos a regulaciones. Esta revisión intentó evaluar si los suplementos con antioxidantes orales, tomados por hombres con subfertilidad, aumentarían las probabilidades de que una pareja logre un embarazo (clínico) confirmado por ecografía y en último término el nacimiento de un niño (nacido vivo). Esta revisión no examinó la administración de antioxidantes en hombres con espermatozoides normales.

Características de los estudios

Los autores Cochrane realizaron una revisión que incluyó 61 ensayos controlados aleatorios que compararon 18 antioxidantes diferentes con placebo, ningún tratamiento u otro antioxidante en una población de 6264 hombres con subfertilidad. El rango de edad de los participantes fue de 18 a 65 años; formaban parte de una pareja que había sido referida a un consultorio de fertilidad y algunos estaban sometidos a un tratamiento de fertilidad. La evidencia está actualizada hasta febrero 2018.

Resultados principales
Los antioxidantes se pueden asociar con un aumento de las tasas de nacidos vivos y embarazo clínico. Sobre la base de la población estudiada y en cuanto a los nacidos vivos, se esperaría que de 100 hombres con subfertilidad que no toman antioxidantes, 12 parejas tuvieran un recién nacido, en comparación con 14 a 26 parejas por cada 100, que tendrían un recién nacido si recibieran antioxidantes. Cuando los estudios con alto riesgo se retiraron del análisis no hubo evidencia de un aumento de los nacidos vivos. En los pacientes estudiados para el resultado embarazo clínico, se esperaría que, de 100 hombres con subfertilidad no que toman antioxidantes, siete parejas tendrían un embarazo clínico, en comparación con entre 12 y 26 parejas por cada 100 que tendrían un embarazo clínico si tomaran antioxidantes. Los eventos adversos se informaron de manera deficiente. Sin embargo, sobre la base de tres estudios, se podría concluir que el aborto espontáneo no ocurrió con más frecuencia cuando se tomaron antioxidantes. La administración de antioxidantes podría dar más molestias gastrointestinales, lo que significa que es de esperar que, de 100 hombres con subfertilidad no que toman antioxidantes, dos tendrían molestias gastrointestinales, en comparación con entre dos y nueve hombres si tomaran antioxidantes.

Conclusión de los autores y calidad de la evidencia.

La administración de suplementos con antioxidantes a hombres con subfertilidad de una pareja que asiste a un consultorio de fertilidad puede aumentar la probabilidad de lograr un nacido vivo; sin embargo, la calidad general de la evidencia de solo siete ensayos controlados aleatorios pequeños fue baja. La evidencia de baja calidad también indica que pueden aumentar las tasas de embarazo clínico. En general, no hay evidencia de un aumento del riesgo de aborto espontáneo; sin embargo, evidencia de muy baja calidad indica que los antioxidantes pueden provocar más molestias gastrointestinales leves. A las parejas con subfertilidad se les debe informar que, en general, la evidencia actual no es concluyente debido al informe deficiente de los métodos, la falta de informe sobre los resultados clínicos tasa de nacidos vivos y de embarazo clínico y, además, a la imprecisión debida a menudo a las bajas tasas de eventos, el alto número de abandonos y los tamaños pequeños de los grupos de estudio. Aún se necesitan ensayos controlados aleatorios con placebo adicionales y bien diseñados que informen sobre los embarazos y los nacidos vivos, para aclarar la función exacta de los antioxidantes.

Conclusiones de los autores: 

En esta revisión, hay evidencia de calidad baja de solo siete ensayos controlados aleatorios pequeños que indica que la administración de suplementos con antioxidantes en hombres con subfertilidad puede mejorar las tasas de nacidos vivos de las parejas que asisten a clínicas de fertilidad. La evidencia de baja calidad indica que pueden aumentar las tasas de embarazo clínico. En general, no existe evidencia de un aumento del riesgo de aborto espontáneo; sin embargo, los antioxidantes pueden provocar más molestias gastrointestinales leves, pero la evidencia es de muy baja calidad. A las parejas con subfertilidad se les debe informar que, en general, la evidencia actual no es concluyente sobre la base del riesgo grave de sesgo debido al informe deficiente de los métodos de asignación al azar, la falta de información sobre los resultados tasa de nacidos vivos y de embarazo clínico, al desgaste a menudo poco claro o incluso alto, y también a la imprecisión debida con frecuencia a las bajas tasas de eventos y los tamaños de la muestra en general pequeños. Aún se necesitan ensayos controlados aleatorios con placebo, adicionales y bien diseñados, que informen sobre los embarazos y los nacidos vivos para aclarar la función exacta de los antioxidantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La incapacidad para tener niños afecta del 10% al 15% de las parejas en todo el mundo. Se calcula que el factor masculino representa hasta la mitad de los casos de infertilidad, y se considera que entre el 25% y el 87% de la subfertilidad masculina se debe al efecto del estrés oxidativo. Se piensa que la administración de suplementos orales con antioxidantes mejora la calidad de los espermatozoides al reducir el daño oxidativo. Los antioxidantes están ampliamente disponibles y tienen un bajo costo en comparación con otros tratamientos de fertilidad; sin embargo, la mayoría de los antioxidantes no están controlados mediante regulaciones y la evidencia de su efectividad es poco clara. Se compararon los efectos beneficiosos y los riesgos de diferentes antioxidantes utilizados para la subfertilidad masculina. Esta revisión no examinó la administración de antioxidantes a hombres normospérmicos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la administración de suplementos antioxidantes orales en los hombres con subfertilidad.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility (CGF) Group trials register), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, y en dos registros de ensayos el 1 febrero 2018, también se verificaron las referencias y se contactó con los autores de los estudios y expertos en el tema para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon cualquier tipo, dosis o combinación de suplementos antioxidantes orales con placebo, ningún tratamiento o un tratamiento con otro antioxidante, en hombres con subfertilidad de parejas que asistían a un consultorio de reproducción. Se excluyeron los estudios que compararon antioxidantes con fármacos para la fertilidad solos y los estudios que incluyeron hombres fértiles que asistían a un consultorio de fertilidad debido a infertilidad de su pareja.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar recomendados por la Colaboración Cochrane. El resultado primario de la revisión fueron los nacidos vivos. El embarazo clínico, los eventos adversos y los parámetros espermáticos fueron los resultados secundarios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 61 estudios con una población de 6264 hombres con subfertilidad, con edades entre 18 y 65 años y que eran parte de una pareja que había sido remitida a un consultorio de fertilidad, y algunos de ellos estaban sometidos a técnicas de reproducción asistida (TRA). Los investigadores compararon y combinaron 18 antioxidantes orales diferentes. La evidencia fue de calidad "baja" a "muy baja": la limitación principal fue que, de los 44 estudios incluidos en el metanálisis, solo 12 informaron los nacidos vivos o el embarazo clínico. La evidencia está actualizada hasta febrero 2018.

Nacidos vivos: los antioxidantes pueden aumentar las tasas de nacidos vivos (OR 1,79; IC del 95%: 1,20 a 2,67; P = 0,005, siete ECA, 750 hombres, I2 = 40%, evidencia de baja calidad). Los resultados indican que, si en los estudios que contribuyeron al análisis de la tasa de nacidos vivos se supone que las probabilidades iniciales de tener un nacido vivo después del placebo o de ningún tratamiento son del 12%, la probabilidad después de la administración de los antioxidantes se calcula que está entre el 14% y el 26%. Sin embargo, este resultado se basó en solo 124 nacidos vivos de 750 parejas en siete estudios relativamente pequeños. Cuando los estudios con alto riesgo de sesgo se retiraron del análisis no hubo evidencia de un aumento de los nacidos vivos (OR de Peto 1,38; IC del 95%: 0,89 a 2,16; participantes = 540 hombres, cinco ECA, P = 0,15, I2 = 0%).

Tasa de embarazo clínico: los antioxidantes pueden dar lugar a un aumento de las tasas de embarazo clínico (OR 2,97; IC del 95%: 1,91 a 4,63; p < 0,0001, 11 ECA, 786 hombres, I2 = 0%, evidencia de calidad baja) en comparación con placebo o ningún tratamiento. Lo anterior indica que, si en los estudios que contribuyeron al análisis del embarazo clínico se supone que las probabilidades iniciales de un embarazo clínico después del placebo o de ningún tratamiento son del 7%, la probabilidad después de la administración de los antioxidantes se calcula que está entre el 12% y el 26%. Este resultado se basó en 105 embarazos clínicos de 786 parejas en 11 estudios pequeños.

Eventos adversos
Aborto espontáneo: solo tres ensayos informaron de este resultado y la tasa de eventos fue muy baja. No hubo diferencias en las tasas de aborto espontáneo entre los grupos de antioxidante y placebo o ningún tratamiento (OR 1,74; IC del 95%: 0,40 a 7,60; P = 0,46, tres ECA, 247 hombres, I2 = 0%, evidencia de muy baja calidad). Los resultados indican que en una población de hombres con subfertilidad con una tasa esperada de aborto espontáneo del 2%, la administración de un antioxidante daría lugar a un riesgo de aborto espontáneo entre el 1% y el 13%.

Gastrointestinales: los antioxidantes pueden dar lugar a un aumento de las molestias gastrointestinales leves en comparación con placebo o ningún tratamiento (OR 2,51; IC del 95%: 1,25 a 5,03; P = 0,010, 11 ECA, 948 hombres, I2 = 50%, evidencia de muy baja calidad). Este resultado indica que si se supone que las probabilidades de molestias gastrointestinales después de placebo o ningún tratamiento son del 2%, las probabilidades después de la administración de antioxidantes se calculan entre el 2% y el 9%. Sin embargo, este resultado se basó en una tasa baja de eventos de 35 de 948 hombres en diez estudios pequeños o de tamaño mediano, y la certeza de la evidencia se calificó como muy baja, con una alta heterogeneidad.

No fue posible establecer conclusiones de la comparación antioxidante versus antioxidante ya que no hubo ensayos suficientes que compararan las mismas intervenciones.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save