Drenajes versus ningún drenaje después de la linfadenectomía pélvica para prevenir la formación de linfoquistes en pacientes con cáncer ginecológico

Antecedentes
Ésta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el Número 6, 2014.

La linfadenectomía pélvica (extirpación de las glándulas linfáticas que se encuentran en la pelvis) es un componente importante del tratamiento quirúrgico de los cánceres ginecológicos para detectar si el cáncer se ha extendido. Sin embargo, puede provocar complicaciones, especialmente la formación de linfoquistes (acumulación de líquido linfático en la pelvis). Los linfoquistes pueden causar hinchazón en las piernas, bloqueo del uréter (un tubo que lleva la orina desde el riñón hasta la vejiga urinaria), dolor pélvico, formación de coágulos en las piernas y en las venas pélvicas, trastorno de la motilidad intestinal e infección. La colocación de drenajes de succión para eliminar el líquido linfático que se acumula en el área operatoria entre el peritoneo y la pared abdominal posterior se ha recomendado tradicionalmente para prevenir dichas complicaciones, pero la evidencia de su efectividad no está clara.

Pregunta de la revisión
El objetivo de esta revisión es comparar los efectos de los drenajes versus ningún drenaje para prevenir la formación de linfoquistes después de la linfadenectomía pélvica.

Principales hallazgos
Las principales búsquedas en las bases de datos se actualizaron en marzo 2017. Se identificaron cuatro estudios (571 mujeres) para inclusión. Las mujeres tenían principalmente cáncer de cuello uterino y de endometrio, y solo un estudio también incluyó mujeres con cáncer de ovario. Los hallazgos demostraron que la colocación de drenajes de succión no es efectiva para la prevención de los linfoquistes, especialmente cuando el peritoneo (revestimiento pélvico) se deja abierto. En realidad, dicha práctica aumenta el riesgo de formación de linfoquistes a corto y a largo plazo, con sus síntomas relacionados.

Calidad de la evidencia
La revisión incluye cuatro ensayos clínicos de calidad moderada a alta (riesgo de sesgo incierto o bajo) en su análisis final.

Conclusiones de los autores: 

La colocación de sondas de drenaje retroperitoneales no tiene efectos beneficiosos sobre la prevención de la formación de linfoquistes después de la linfadenectomía pélvica en pacientes con neoplasias ginecológicas. Cuando el peritoneo pélvico se deja abierto, la colocación de una sonda de drenaje se asocia con un riesgo mayor de formación de linfoquistes sintomáticos a corto y a largo plazo. Se encontró que la calidad de la evidencia mediante los criterios GRADE fue de calidad moderada a alta para la mayoría de los resultados, excepto para la formación de linfoquistes sintomáticos a los 12 meses después de la cirugía, y el riesgo de sesgo fue incierto o bajo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el Número 6, 2014. La linfadenectomía pélvica se asocia con complicaciones significativas que incluyen la formación de linfoquistes y morbilidades relacionadas. El drenaje retroperitoneal mediante succión se ha recomendado como un método para prevenir dichas complicaciones. Sin embargo, los resultados de estudios recientes han cuestionado esta política.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del drenaje retroperitoneal versus ningún drenaje después de la linfadenectomía pélvica sobre la formación de linfoquistes y sobre las morbilidades relacionadas en pacientes con cáncer ginecológico.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, Número 3, 2017) en The Cochrane Library, en las bases de datos electrónicas MEDLINE (1946 a segunda semana de marzo 2017), Embase (1980 a semana 12, 2017) y en las listas de citas de las publicaciones relevantes. También se realizaron búsquedas en los registros de ensayos para los ensayos en curso el 20 de mayo 2017.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon el efecto del drenaje retroperitoneal versus ningún drenaje después de la linfadenectomía pélvica en pacientes con cáncer ginecológico. El drenaje retroperitoneal se definió como la colocación de drenajes de succión pasivos o activos en los espacios pélvicos retroperitoneales. Ningún drenaje se definió como la no colocación de drenajes de succión pasivos o activos en los espacios pélvicos retroperitoneales.

Obtención y análisis de los datos: 

Los estudios se evaluaron mediante criterios de calidad metodológica. Para los datos dicotómicos se calcularon los riesgos relativos (RR) y los intervalos de confianza (IC) del 95%. Los datos continuos se compararon mediante la diferencia de medias (DM) y los IC del 95%.

Resultados principales: 

Desde la última versión de esta revisión no se han identificado nuevos estudios para inclusión. Esta revisión incluyó cuatro estudios con 571 mujeres. Con respecto a los resultados a corto plazo (dentro de las cuatro semanas posteriores a la cirugía), el drenaje retroperitoneal se asoció con una tasa comparable de formación de linfoquistes en general cuando se consideraron juntos todos los métodos de tratamiento del peritoneo pélvico (dos estudios; 204 mujeres; RR 0,76; IC del 95%: 0,04 a 13,35; evidencia de calidad moderada). Cuando el peritoneo pélvico se dejó abierto, las tasas de formación de linfoquistes en general (un estudio; 110 mujeres; RR 2,29, IC del 95%: 1,38 a 3,79) y de formación de linfoquistes sintomáticos (dos estudios; 237 mujeres; RR 3,25, IC del 95%: 1,26 a 8,37) fueron mayores en el grupo de drenaje. A los 12 meses después de la cirugía, las tasas de formación de linfoquistes en general fueron comparables entre los grupos (un estudio; 232 mujeres; RR 1,48, IC del 95%: 0,89 a 2,45; evidencia de calidad alta). Sin embargo, hubo una tendencia hacia un mayor riesgo de formación de linfoquistes sintomáticos en el grupo con drenajes (un estudio; 232 mujeres; RR 7,12, IC del 95%: 0,89 a 56,97; evidencia de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save