Compresión torácica mecánica versus manual para el paro cardíaco

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El "paro cardíaco súbito" ocurre cuando el corazón de una persona deja de latir de forma inesperada. La reanimación cardiopulmonar (RCP) incluye la compresión torácica rítmica sobre la víctima de un paro cardíaco para simular la acción de bombeo del corazón. Este procedimiento puede mantener el fluido de la sangre a los órganos vitales de la víctima mientras el corazón no bombea. La RCP ha mostrado mejorías en las probabilidades de que el corazón vuelva a funcionar y de que el paciente sobreviva. Las máquinas se desarrollaron para asumir esta acción de bombeo torácico mediante un pistón automatizado o mecanismos similares a una banda. La teoría es que estas máquinas deben ser capaces de proporcionar una acción de bombeo más efectiva que los seres humanos, ya que la máquina no hará pausas ni se cansará y proporcionará una presión y sincronización consistentes en cada compresión torácica. Algunos estudios preliminares que utilizaron estas máquinas han revelado que son fáciles de usar y pueden salvar a los pacientes que sufren un paro cardíaco. Se intentó descubrir qué método de compresión torácica (técnica manual tradicional versus uso de una máquina) puede salvar más vidas.

Ésta es una actualización de la revisión Cochrane sobre los dispositivos de compresión torácica mecánica publicada en 2011 (Brooks 2011). Se actualizó la estrategia de búsqueda hasta enero de 2013. Se hicieron búsquedas en la literatura mundial y se encontraron 1871 citas que eran potencialmente relevantes. Después de examinar cada una de ellas, se encontró que sólo seis artículos describían ensayos clínicos que podían ayudar a responder la pregunta planteada. Tomados juntos, estos ensayos incluyeron 1166 participantes. El estudio más grande encontró que los pacientes que recibieron tratamiento con un dispositivo mecánico tuvieron menores probabilidades de supervivencia que los pacientes tratados con compresiones torácicas manuales. Hubo algunos problemas con los métodos usados en este ensayo, lo cual puede explicar estos resultados inesperados. Dos estudios más pequeños encontraron que en más pacientes tratados con compresiones torácicas mecánicas el corazón comenzó a latir nuevamente, aunque los estudios fueron tan pequeños que la validez de este hallazgo es incierta. De los dos estudios nuevos identificados en esta actualización, uno demostró que en los pacientes del grupo que recibió compresiones torácicas mecánicas fue más frecuente que el corazón volviera a funcionar y sobrevivieran hasta el punto de salir del hospital, en comparación con los pacientes que recibieron compresiones torácicas manuales. El otro estudio nuevo no mostró diferencias entre los grupos cuando los investigadores compararon la probabilidad de que el corazón de los pacientes volviera a funcionar o que sobrevivieran al momento del ingreso o al alta hospitalaria.

El hallazgo más importante del estudio fue que no hay datos suficientes a partir de ensayos de buena calidad para responder a la pregunta y realizar una recomendación sobre el uso de estas máquinas. El conjunto actual de estudios de investigación que comparó las compresiones torácicas mecánicas versus las compresiones torácicas manuales no es suficiente para indicar qué técnica es mejor. Se han realizado muy pocos estudios y los que se informaron tuvieron algunos problemas de diseño importantes. Estos estudios proporcionaron resultados contradictorios con respecto a si las compresiones torácicas mecánicas mejoran la supervivencia. Varios ensayos aleatorios grandes diseñados para responder a esta pregunta están actualmente en marcha y los resultados se esperan para dentro de uno o dos años.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas a partir de ECA en seres humanos no son suficientes para establecer conclusiones acerca de si las compresiones torácicas mecánicas durante la reanimación cardiopulmonar para el paro cardíaco se asocian con efectos beneficiosos o perjudiciales. Esta revisión no apoya el uso generalizado de los dispositivos mecánicos para la compresión torácica durante el paro cardíaco. Se necesitan más ECA que midan y representen el proceso de RCP en ambos brazos para aclarar los efectos beneficiosos potenciales de esta intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es la primera actualización de la revisión Cochrane sobre los dispositivos de compresión torácica mecánica publicada en 2011 (Brooks 2011). Se han propuesto los dispositivos de compresión torácica mecánica para mejorar la efectividad de la reanimación cardiopulmonar (RCP).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la compresión torácica mecánica versus la compresión torácica manual estándar con respecto a la supervivencia con estado neurológico intacto en pacientes que sufren un paro cardíaco.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL; 2013, número 12), MEDLINE Ovid (1946 hasta enero de 2013, semana 1), EMBASE (1980 hasta enero de 2013, semana 2), Science Citation abstracts (1960 hasta el 18 de noviembre de 2009), Science Citation Index-Expanded (SCI-EXPANDED) (1970 hasta el 11 de enero de 2013) en Thomson Reuters Web of Science, resúmenes de biotecnología y bioingeniería (1982 hasta el 18 de noviembre de 2009), el Citation Index–Science (CPCI-S) de actas de congresos (1990 hasta el 11 de enero de 2013) y clinicaltrials.gov (2 de agosto de 2013). No se aplicaron restricciones de idioma. Se estableció contacto con los expertos en el área de los dispositivos de compresión torácica mecánica y con los fabricantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados con asignación aleatoria (ECA), ECA grupales y estudios con asignación cuasialeatoria que comparaban la compresión torácica mecánica con la compresión torácica manual durante la RCP para los pacientes con paro cardíaco no traumático.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente; los desacuerdos entre los autores de la revisión se resolvieron por consenso y mediante un tercer autor de la revisión si no se pudo llegar a un consenso. Un único revisor evaluó el riesgo de sesgo en las metodologías de los estudios seleccionados. La medida de resultado primaria fue la supervivencia hasta el alta hospitalaria con buen resultado neurológico. Se planificó utilizar RevMan 5 (versión 5.2. Nordic Cochrane Centre) y el método de DerSimonian & Laird (modelo de efectos aleatorios) para proporcionar una estimación agrupada de los cociente de riesgos (CR) con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%), si los datos lo permitieran.

Resultados principales: 

Se incluyen dos nuevos estudios en esta actualización. En total se incluyeron seis ensayos con datos de 1166 participantes. La calidad general de los estudios incluidos fue deficiente y se observó una heterogeneidad clínica significativa. Solamente un estudio (n = 767) informó la supervivencia hasta el alta hospitalaria con buena función neurológica (definida como una puntuación de la Cerebral Performance Category [Categoría de Funcionamiento Cerebral] de 1 o 2), lo que demuestra una reducción en la supervivencia con la compresión torácica mecánica en comparación con la compresión torácica manual (CR 0,41; IC del 95%: 0,21 a 0,79). Los datos de cuatro estudios mostraron un aumento en el retorno de la circulación espontánea y los datos de dos estudios mostraron un aumento en la supervivencia hasta el ingreso hospitalario con las compresiones torácicas mecánicas en comparación con las compresiones torácicas manuales, pero ninguna de las estimaciones individuales alcanzó significación estadística. La heterogeneidad clínica marcada entre los estudios impidió realizar cualquier estimación agrupada del efecto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save