Máquinas de compresión torácica mecánica para el paro cardíaco

Pregunta de la revisión

Revisamos qué método de compresiones torácicas (aplicando la técnica tradicional de la mano frente a la utilización de una máquina) permitió salvar más vidas durante la reanimación cardiopulmonar (RCP) por un paro cardíaco.

Antecedentes

El "paro cardíaco súbito" ocurre cuando el corazón de una persona deja de latir de forma inesperada. La reanimación cardiopulmonar, conocida como RCP, consiste en empujar rítmicamente el pecho de la víctima de un paro cardíaco para proporcionarle flujo sanguíneo hacia adelante. Esto puede mantener la sangre fluyendo a los órganos vitales de la víctima mientras el corazón no bombea. Se ha demostrado que la RCP mejora la posibilidad de que el corazón se reinicie y la víctima sobreviva. Se han desarrollado máquinas para asumir esta acción de bombeo del pecho utilizando pistones automatizados, chalecos neumáticos o mecanismos de banda. La teoría es que estas máquinas deben ser capaces de proporcionar una acción de bombeo más efectiva que los seres humanos, ya que la máquina no hará pausas ni se cansará y proporcionará una presión y sincronización consistentes en cada compresión torácica. Además, proporcionan una presión y un tiempo constantes de cada compresión torácica, de acuerdo con la última práctica basada en la evidencia. Algunos estudios preliminares que utilizaron estas máquinas han revelado que son fáciles de usar y pueden salvar a las personas que sufren un paro cardíaco. Ésta es una actualización de la revisión Cochrane sobre dispositivos de compresión torácica mecánica publicada en 2011 y actualizada por última vez en 2014.

Características de los estudios

La evidencia está actualizada hasta agosto de 2017. Se realizó una búsqueda en la literatura y en total se encontraron 2554 citas potencialmente relevantes. Después de revisar cada unas de ellas, se encontraron 11 artículos publicados que describen cuatro ensayos clínicos que podrían ayudar a responder nuestra pregunta. En conjunto, estos ensayos incluyeron 12.944 participantes adultos que sufrieron un paro cardíaco, ya sea dentro o fuera del hospital. Los estudios más recientes identificados en esta actualización son más grandes y de mayor calidad que los que se habían identificado en las versiones anteriores de esta revisión. Varios estudios fueron patrocinados por los fabricantes de dispositivos.

Resultados clave

Se encontró que los estudios disponibles tienen importantes diferencias entre sí. Las diferencias más importantes fueron el tipo de dispositivo mecánico estudiado y el tipo de protocolo de RCP proporcionado a los pacientes asignados al grupo de compresión torácica manual. Estas diferencias hacen que las comparaciones entre los estudios sean difíciles. Algunos estudios informaron de mejoras en la tasa de supervivencia de los pacientes tratados con compresiones torácicas mecánicas en comparación con los pacientes tratados con compresiones torácicas manuales, mientras que otros no informaron de ninguna diferencia o incluso sugirieron daños asociados con las compresiones torácicas mecánicas. Al considerar todos los estudios identificados juntos, parece que los dispositivos de compresión torácica mecánica probablemente tienen un efecto muy similar en la supervivencia cuando se comparan con las compresiones torácicas manuales de alta calidad.

Calidad de la evidencia

Con la inclusión de varios estudios de gran tamaño, la calidad general de la evidencia ha mejorado considerablemente, y ahora puede considerarse de calidad baja a moderada.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia no sugiere que los protocolos de RCP con dispositivos de compresión torácica mecánica sean superiores a la terapia convencional con sólo compresiones torácicas manuales. Se concluyó, tras sopesar la evidencia, de que los dispositivos de compresión torácica mecánica utilizados por personas capacitadas son una alternativa razonable a las compresiones torácicas manuales en entornos donde las compresiones torácicas manuales consistentes y de alta calidad no son posibles o son peligrosas para el proveedor (por ejemplo, la disponibilidad limitada de reanimadores, la reanimación cardiopulmonar prolongada, durante un paro cardíaco hipotérmico, en una ambulancia en movimiento, en la sala de angiografía, durante la preparación de la reanimación cardiopulmonar extracorpórea [RCPE], etc.). Los sistemas que opten por incorporar dispositivos de compresión torácica mecánica deben ser supervisados de cerca porque algunos datos identificados en esta revisión sugieren un daño. Se debe prestar especial atención a minimizar el tiempo sin compresiones y los retrasos en la desfibrilación durante el despliegue del dispositivo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se han propuesto los dispositivos de compresión torácica mecánica para mejorar la efectividad de la reanimación cardiopulmonar (RCP).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las estrategias de reanimación mediante compresiones torácicas mecánicas frente a las estrategias de reanimación mediante compresiones torácicas manuales estándar con respecto a la supervivencia neurológicamente intacta en pacientes que sufren un paro cardíaco.

Métodos de búsqueda: 

El 19 de agosto de 2017 se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, Science Citation Index Expanded (SCI-EXPANDED) y en Conference Proceedings Citation Index-Science. Hasta noviembre de 2009 se habían realizado búsquedas en Biotechnology and Bioengineering y Science Citation de resúmenes de versiones anteriores a esta revisión. También se buscó en dos registros de ensayos clínicos cualquier ensayo en curso que no haya sido identificados por nuestra búsqueda en las bases de datos que contienen trabajos publicados: ClinicalTrials.gov (agosto 2017) y la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (enero 2018). No se aplicaron restricciones de idioma. Se estableció contacto con los expertos en el área de los dispositivos de compresión torácica mecánica y con los fabricantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA), ECA grupales y estudios cuasialeatorizados que comparaban la compresión torácica mecánica con la compresión torácica manual durante la RCP en pacientes con paro cardíaco.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco nuevos ensayos en esta actualización. En total, se incluyeron 11 ensayos en la revisión, con datos de 12.944 participantes adultos que sufrieron un paro cardíaco extrahospitalario o un paro cardíaco intrahospitalario. Se excluyeron los estudios que incluían explícitamente a pacientes con paro cardíaco causado por traumatismo, ahogamiento, hipotermia y sustancias tóxicas. Estas afecciones se excluyen habitualmente de los estudios de intervención en caso de paro cardíaco porque tienen una fisiopatología subyacente diferente, requieren diversas intervenciones específicas para la afección subyacente y se sabe que tienen un pronóstico diferente al del paro cardíaco sin causa evidente. Las exclusiones buscaron reducir la heterogeneidad de la población y al mismo tiempo mantener la generalización a la mayoría de los pacientes con muerte súbita cardíaca.

La calidad general de la evidencia de los resultados de los estudios incluidos fue de moderada a baja debido al considerable riesgo de sesgo. Tres estudios (N = 7587) informaron sobre el resultado primario designado de supervivencia hasta el alta hospitalaria con una buena función neurológica (definida como una puntuación de una o dos en la Categoría de Rendimiento Cerebral (CPC)), que tenía evidencia de calidad moderada. Un estudio no mostró diferencias con las compresiones torácicas mecánicas (riesgo relativo (RR) 1,07; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,82 a 1,39), un estudio demostró la equivalencia (RR 0,79; IC del 95%: 0,60 a 1,04) y un estudio demostró una reducción de la supervivencia (RR 0,41; IC 0,21 a 0,79). Otros dos resultados secundarios, la supervivencia al ingreso en el hospital (N = 7224) y la supervivencia al alta hospitalaria (N = 8067), también tuvieron un nivel de calidad moderado de la evidencia. Ningún estudio informó de una diferencia en la supervivencia hasta el ingreso en el hospital. En cuanto a la supervivencia hasta el alta hospitalaria, dos estudios mostraron beneficios, cuatro estudios no mostraron diferencias y un estudio mostró el daño asociado a las compresiones mecánicas. Ningún estudio demostró una diferencia en los eventos adversos o patrones de lesiones entre los grupos de comparación, pero la calidad de los datos fue baja. La marcada heterogeneidad clínica y estadística entre los estudios excluyó toda estimación agrupada del efecto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save