Profilaxis con antibióticos y G-CSF para prevenir las infecciones y mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia

Profilaxis con antibióticos y G-CSF para prevenir las infecciones y mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia

El tratamiento de cáncer con quimioterapia (fármacos anticancerosos) o trasplante de médula ósea o de células madre interrumpe el sistema inmunitario y disminuye los recuentos de leucocitos. Esto aumenta el riesgo de infección en las personas. Tanto los factores estimulantes de colonias de granulocitos (GSF) como los antibióticos pueden reducir el riesgo de infección asociada a los tratamientos de cáncer. La revisión comparó la efectividad de los antibióticos con la de los GSF para la prevención de la infección y la muerte. Sólo se encontraron dos estudios que compararon los dos métodos de profilaxis. Los estudios no pudieron ser agrupados pero ambos mostraron una tendencia no significativa hacia la reducción de la infección o de la fiebre en pacientes que recibían antibióticos. Se necesita más investigación para determinar la mejor forma de profilaxis contra la infección en pacientes oncológicos.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas a favor o en contra de los antibióticos comparados con los G(M)-CSF para la prevención de infecciones en pacientes oncológicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neutropenia febril (NF) y otras complicaciones infecciosas son algunas de las más graves toxicidades relacionadas con la quimioterapia para el cáncer, con una tasa de mortalidad de un 2% a un 21%. Los dos principales tipos de regímenes profilácticos son los factores estimulantes de colonias de granulocitos (G-CSF) o de granulocitos-macrófagos (GM-CSF); y los antibióticos, con frecuencia quinolonas o cotrimoxazol. Ciertas guías actuales importantes recomiendan el uso de los factores estimulantes de colonias cuando el riesgo de neutropenia febril está por encima del 20% pero no mencionan el uso de antibióticos. Sin embargo, se ha mostrado que ambos regímenes reducen la incidencia de infecciones. Ya que ninguna revisión sistemática ha comparado los dos regímenes, se realizó una revisión sistemática.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de los G-CSF o GM-CSF con los antibióticos para prevenir la fiebre, la neutropenia febril, la infección, la mortalidad relacionada con infección, la mortalidad prematura y mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos que reciben quimioterapia mielosupresora.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, bases de datos de ensayos en curso y en resúmenes de congresos de la American Society of Clinical Oncology y de la American Society of Hematology (1980 to 2007). Se planteó incluir tanto publicaciones de texto completo como de resúmenes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron en esta revisión los ensayos controlados aleatorios que comparaban la profilaxis con G-CSF o GM-CSF versus antibióticos en pacientes oncológicos de todas las edades que reciben quimioterapia o transplante de médula ósea o de células madre. Ambos brazos de estudio tenían que recibir regímenes de quimioterapia idénticos y otro tratamiento de apoyo.

Obtención y análisis de los datos: 

La elegibilidad del ensayo y la evaluación de la calidad, la extracción de los datos y el análisis se realizaron por duplicado. Se contactó con los autores para obtener datos que faltaban.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ensayos controlados aleatorios elegibles con 195 pacientes. Debido a las diferencias en las medidas de resultado informadas, no se pudieron agrupar los ensayos para un metanálisis. Ambos ensayos mostraron resultados no significativos a favor de los antibióticos para la prevención de la fiebre o la hospitalización por neutropenia febril.

Tools
Information
Share/Save