¿Cuáles son los efectos de la vitamina E y C, el beta-caroteno, el selenio y el glutatión en la neumopatía en pacientes con fibrosis quística?

Antecedestes

Las infecciones respiratorias frecuentes en los pacientes con fibrosis quística causan inflamación prolongada en los pulmones. Las células que causan inflamación producen un tipo de molécula de oxígeno (especies de oxígeno reactivo [EOR]) que puede dañar fácilmente las proteínas y el ADN (daño oxidativo). Para combatir estos efectos, el cuerpo puede producir antioxidantes. El defecto genético en la fibrosis quística da lugar a un desajuste que favorece la producción alta de EOR perjudiciales sobre el nivel bajo de antioxidantes protectores. La administración de suplementos con antioxidantes podría ayudar a reducir el daño oxidativo en los pulmones causado por la infección constante y acumular niveles bajos de antioxidantes.

Existen muchos antioxidantes diferentes. La vitamina E y el beta-caroteno son solubles en grasas y los niveles son bajos en los pacientes con fibrosis quística debido a los problemas que presentan con la absorción de grasa. El glutatión es el antioxidante más abundante en las células, aunque en los pacientes con fibrosis quística no es liberado en los pulmones de forma adecuada. Algunas enzimas que ayudan a trabajar a los antioxidantes dependen de un mineral llamado selenio, de manera que los suplementos con selenio procuran estimular la acción antioxidante. La vitamina C es hidrosoluble y disminuye con la edad en los pacientes con fibrosis quística, de manera que los suplementos con vitamina C procuran reconstruir estos niveles.

La mayoría de los suplementos se administran por vía oral, aunque el glutatión también puede inhalarse para que penetre directamente en los pulmones.

Fecha de la búsqueda

Se buscaron pruebas por última vez el 29 agosto 2013.

Características de los estudios

Se incluyeron diez estudios con 436 pacientes con fibrosis quística (números casi iguales de hombres y mujeres) de seis meses a 32,9 años de edad. Ocho estudios compararon suplementos orales con placebo (un suplemento que parece igual al tratamiento pero que no contiene medicación) y dos compararon suplementos inhalados con placebo.

Resultados clave

Los resultados principales fueron la función pulmonar y la calidad de vida; otros resultados fueron los marcadores del estrés oxidativo, la inflamación, el índice de masa corporal, los días de tratamiento con antibióticos y los eventos adversos.

En un estudio (46 voluntarios), un suplemento combinado mostró una mejor puntuación para el volumen espiratorio forzado en un segundo (% teórico) en el grupo de placebo comparado con el grupo del suplemento a las dos semanas, aunque un estudio del glutatión oral (41 niños) reveló que después de seis meses los pacientes que recibieron antioxidantes presentaron una puntuación promedio 17,40% mejor para esta medida de la función pulmonar en comparación con el grupo de placebo. El mismo estudio también reveló una puntuación 14,80% mejor para la capacidad vital forzada del grupo que recibió suplementos. El estudio de suplementos combinados reveló una mejoría en la calidad de vida en el grupo de placebo. El estudio del glutatión oral reveló que los que recibieron glutatión tuvieron un índice de masa corporal promedio 17,20% mayor que el grupo de placebo para el final del estudio. Todos los estudios (independientemente del suplemento) revelaron mejorías en los niveles sanguíneos de vitamina E. Los estudios que administraron suplementos con beta-caroteno y selenio también mostraron mejorías en los niveles sanguíneos de dichos antioxidantes.

El estudio más amplio de los dos que administraron glutatión inhalado (153 pacientes) indicó que, en comparación con el grupo de placebo, los pacientes que inhalaron glutatión presentaron una puntuación promedio 2,57% mejor para el volumen espiratorio forzado en un segundo (% teórico) después de tres meses y una puntuación 0,96% mejor después de seis meses. Se analizaron los datos de la calidad de vida de este estudio, pero no se encontraron diferencias entre los grupos de suplemento y de placebo.

Conclusiones

Es demasiado temprano para juzgar los efectos de los suplementos con antioxidantes debido a que los resultados de esta revisión son contradictorios y es difícil decir qué cambios son causados por los antioxidantes y cuáles se deben a otros tratamientos (p.ej. antibióticos). El glutatión (oral o inhalado) parece mejorar la función pulmonar en algunos casos y reducir el estrés oxidativo. Los estudios más amplios, especialmente en pacientes muy jóvenes, deben considerar los resultados clínicos importantes durante al menos seis meses antes de poder establecer conclusiones sólidas con respecto a los efectos de los suplementos con antioxidantes.

Calidad de la evidencia

Ninguno de los estudios estaba libre de posibles sesgos. La mayoría de los problemas se debieron a que los datos no se informaron de forma completa y se cree que es probable que lo anterior afectara los resultados. No hubo seguridad en cuanto a si los voluntarios conocían con antelación a qué grupo iban a ser asignados y si sabían, una vez que los ensayos habían comenzado, si recibían suplementos o placebo. No se sabe con seguridad cómo esto puede afectar a los resultados.

Conclusiones de los autores: 

Parece haber pruebas contradictorias con respecto a la efectividad clínica de la administración de suplementos con antioxidantes a los pacientes con fibrosis quística. Sobre la base de las pruebas disponibles, el glutatión (administrado por vía oral o mediante inhalación) parece mejorar la función pulmonar en algunos casos y reducir el estrés oxidativo; sin embargo, debido al tratamiento muy intensivo con antibióticos y a otros tratamientos que reciben los pacientes con fibrosis quística, el efecto beneficioso de los antioxidantes es muy difícil de evaluar en los pacientes con infección crónica sin una muestra de población muy amplia y un período de estudio a largo plazo (al menos seis meses). Se necesitan estudios adicionales, especialmente en pacientes muy jóvenes, que examinen los resultados clínicamente relevantes, los niveles de dosificación, el momento adecuado y el esclarecimiento de las vías biológicas claras por las cuales el estrés oxidativo está involucrado en la fibrosis quística, antes de poder establecer una conclusión sólida con respecto a los efectos de la administración de suplementos con antioxidantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La infección de las vías respiratorias da lugar a un daño pulmonar progresivo en pacientes con fibrosis quística, y el estrés oxidativo ha sido implicado en la etiología. Por tanto, la administración de micronutrientes antioxidantes (vitamina E, vitamina C, ß-caroteno y selenio) o glutatión puede ayudar a mantener un equilibrio entre oxidantes y antioxidantes. La bibliografía actual sugiere una relación entre el estado oxidativo y la función pulmonar.

Objetivos: 

Resumir el conocimiento existente del efecto de los antioxidantes como la vitamina C, la vitamina E, el ß-caroteno, el selenio y el glutatión en la neumopatía de la fibrosis quística.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group's Cystic Fibrosis) y en PubMed, utilizando estrategias de búsqueda detalladas. Se estableció contacto con los autores de los estudios incluidos y se verificaron las listas de referencias de estos estudios en busca de estudios adicionales potencialmente relevantes.

Última búsqueda en el registro de ensayos de fibrosis quística: 29 de agosto de 2013.

Criterios de selección: 

Estudios controlados aleatorios y estudios controlados cuasialeatorios en pacientes con fibrosis quística que compararan los antioxidantes mencionados más arriba (de forma individual o en combinación) en más de una administración versus placebo o atención estándar.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Se estableció contacto con los investigadores de los ensayos para obtener la información que faltaba. Los resultados primarios son la función pulmonar y la calidad de vida; los resultados secundarios son el estrés oxidativo, la inflamación, el estado nutricional, los días con antibióticos y los eventos adversos durante la administración de suplementos. Cuando se realizaron los metanálisis, los estudios fueron subagrupados según el método de administración y la duración de la administración de suplementos.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio controlado cuasialeatorio y nueve estudios controlados aleatorios, con un total de 436 participantes. Ocho estudios analizaron la administración de suplementos orales con antioxidantes y la administración de dos suplementos inhalados.

Un estudio (n = 46) de un suplemento combinado oral demostró una diferencia significativa en el volumen espiratorio forzado en un segundo expresado como porcentaje teórico después de dos semanas a favor del grupo de control, diferencia de medias -4,30 (intervalo de confianza del 95%: -5,64 a -2,96); sin embargo un estudio adicional (n = 41) de la administración de suplementos orales con glutatión mostró una mejoría significativa en este resultado y en la capacidad vital forzada después de seis meses desde el inicio del tratamiento, diferencia de medias 17,40 (intervalo de confianza del 95%: 13,69 a 21,11) y 14,80 (intervalo de confianza del 95%: 9,66 a 19,94) respectivamente. El estudio de suplementos combinados además indicó una mejoría significativa en la calidad de vida que favoreció al control, diferencia de medias -0,06 puntos en la escala de calidad de bienestar (intervalo de confianza del 95%: -0,12 a -0,01). Sobre la base de un estudio (n = 41) de la administración de suplementos de glutatión oral en los niños, los suplementos tuvieron un efecto positivo sobre el estado nutricional (% de índice de masa corporal) de los pacientes, diferencia de medias 17,20 (intervalo de confianza del 95%: 12,17 a 22,23). En dos estudios (n = 83) que administraron suplementos con vitamina E, hubo una mejoría en los niveles sanguíneos de vitamina E tras dos meses, diferencia de medias 11,78 μM/L (intervalo de confianza del 95%: 10,14 a 13,42).

Sobre la base de uno de los dos estudios de la administración de suplementos de glutatión inhalados, hubo una mejoría en el volumen espiratorio forzado en un segundo expresado como porcentaje teórico después de tres y seis meses (n = 153), diferencia de medias 2,57 (intervalo de confianza del 95%: 2,24 a 2,90) y 0,97 (intervalo de confianza del 95%: 0,65 a 1,29) respectivamente. Sólo uno de los estudios informó datos de la calidad de vida que podían ser analizados, pero los datos no mostraron diferencias significativas entre el tratamiento y el control.

Ninguno de los 10 estudios incluidos se consideró libre de sesgo.

Tools
Information
Share/Save