Exposición quirúrgica abierta versus cerrada de dientes caninos desplazados hacia el techo de la boca

Pregunta de la revisión

¿Es mejor usar un método quirúrgico abierto o cerrado para exponer los caninos (“colmillos”) que se han desplazado hacia el techo de la boca?

Antecedentes

Los dientes caninos permanentes de la mandíbula superior erupcionan generalmente en la boca entre los 11 a 12 años de edad. En un 2% a un 3% de los jóvenes, los dientes caninos no logran erupcionar (crecen hacia abajo) y se desplazan hacia techo de la boca (paladar). Este trastorno puede dejar espacios desagradables, causar daño a las raíces circundantes (que pueden ser graves y causar la pérdida de los dientes vecinos o su extracción) y, ocasionalmente, dar lugar al desarrollo de quistes.

El tratamiento de este trastorno es costoso y requiere tiempo para su realización. Generalmente incluye la exposición quirúrgica (descubrimiento), seguida de aparatos ortodónticos fijos durante dos a tres años, para mover el canino a la posición correcta. En el Reino Unido se utilizan sistemáticamente dos técnicas quirúrgicas: la técnica cerrada implica el descubrimiento quirúrgico del diente, pegar un anexo en el diente expuesto y reubicar el colgajo palatino. Poco después de la cirugía, se utiliza un aparato ortodóntico para aplicar fuerzas suaves y traer al canino hacia su posición correcta dentro del arco dental. El canino se mueve hacia su posición por debajo de la encía. Un método alternativo es la técnica abierta, que incluye el descubrimiento quirúrgico del diente canino como se mencionó antes, aunque en vez de colocar un anexo sobre el diente expuesto, se extrae una ventana de la encía de alrededor del diente y se coloca un apósito (empaquetamiento) para cubrir el área expuesta. Cerca de diez días después, se extrae este empaquetamiento y se permite que el canino erupcione naturalmente. Una vez que el diente ha erupcionado lo suficiente para pegar un anexo ortodóntico sobre su superficie, se utilizan aparatos ortodónticos para alinear el diente con los otros dientes.

Características de los estudios

La evidencia en esta revisión está actualizada hasta febrero 2017. Los autores de Salud Bucodental Cochrane encontraron tres estudios relevantes, que incluían a 146 participantes con colmillos desplazados hacia el techo de la boca, en uno o ambos lados. La mayoría de los participantes eran mujeres y la edad promedio en los estudios varió de 14 a 17 años. Dos estudios estaban diseñados de una manera que probablemente les adjudicaba sesgo.

Resultados clave

Se combinaron los resultados de tres estudios y se encontró que una técnica no pareció tener una ventaja sobre la otra para asegurar el movimiento del diente a la posición correcta sin la necesidad de una intervención quirúrgica repetida.

Cinco de cada 141 participantes analizados fueron fracasos quirúrgicos, uno de los cuales se debió a la complicación del desprendimiento de la cadena de oro durante la intervención quirúrgica. Un estudio informó las complicaciones después de la intervención quirúrgica y encontró que un participante del grupo cerrado tuvo una infección postoperatoria que requirió antibióticos y que otro participante del grupo cerrado presentó dolor durante la alineación del canino a medida que la cadena de oro penetraba a través del tejido de la encía del paladar.

No fue posible combinar los resultados de los estudios para otros resultados, aunque los estudios individuales no mostraron evidencia de una diferencia entre las dos técnicas para el dolor, el malestar, la apariencia, la salud de las encías, la duración del periodo de tratamiento ni el costo (evidencia de calidad baja a muy baja).

Calidad de la evidencia

En términos generales, la calidad de la evidencia se evaluó como baja, que significa que no es posible tener seguridad en cuanto a los hallazgos.

Conclusiones de los autores

No parece que una técnica quirúrgica sea mejor que la otra para mover los colmillos desplazados a la posición correcta, ni para otros resultados, aunque este hallazgo es incierto debido a que la calidad de la evidencia es baja. Esto sugiere la necesidad de más estudios de alta calidad. Actualmente se están llevando a cabo tres estudios. Cuando estén completos, se incluirán en una actualización de esta revisión y se podrá llegar a conclusiones más firmes.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, la evidencia indica que ni la técnica quirúrgica abierta ni la cerrada para exponer los dientes caninos maxilares desplazados hacia el paladar es superior para ninguno de los resultados incluidos en esta revisión; sin embargo, la evidencia se consideró de baja calidad debido a que dos de los tres estudios incluidos estuvieron en riesgo alto de sesgo. Esto sugiere la necesidad de más estudios de alta calidad. Se han identificado tres ensayos clínicos en curso y se espera que los mismos produzcan datos que puedan agruparse para aumentar el grado de certidumbre en estos hallazgos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los caninos desplazados hacia el paladar o CDP son los caninos superiores permanentes, comúnmente conocidos como “colmillos”, que se desplazan hacia el techo de la boca. Este trastorno puede dejar espacios desagradables, causar daño a las raíces circundantes (que puede ser tan severo como para causar la pérdida de los dientes vecinos o su extracción) y, ocasionalmente, dar lugar al desarrollo de quistes. Los CDP son una anomalía dental frecuente, presente en un 2% a un 3% de los jóvenes.

El tratamiento de este trastorno es costoso y requiere tiempo para su realización. Incluye la exposición quirúrgica (descubrimiento) seguida de ortodoncias fijas durante dos a tres años para alinear el canino dentro del arco dental. En el Reino Unido se utilizan habitualmente dos técnicas para exponer los caninos palatinos: la técnica cerrada y la técnica abierta. Mediante la técnica cerrada se deja el canino al descubierto, se acopla un ojalillo y una cadena de oro y luego se sutura la mucosa palatina nuevamente por encima del diente. Luego se coloca el diente en su posición cubierto por la mucosa palatina. En la técnica abierta se deja el diente canino al descubierto y se extrae el tejido palatino suprayacente para dejarlo descubierto. El ortodoncista luego puede ver la corona del canino para alinearlo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del uso del método quirúrgico abierto o cerrado para exponer los caninos que han sido desplazados hacia el techo de la boca, en cuanto al éxito y otros resultados clínicos e informados por los pacientes.

Estrategia de búsqueda (: 

El especialista en información del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Information Specialist) buscó en las siguientes bases de datos: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta el 24 febrero 2017), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (en la Cochrane Library, 2017, número 1), MEDLINE Ovid (1946 hasta 24 febrero 2017), y en Embase Ovid (1980 hasta 24 febrero 2017). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Ongoing Trials Register (ClinicalTrials.gov) y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. No se impusieron restricciones de idiomani de fecha de publicación en la búsqueda en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios que evaluaban a jóvenes sometidos al tratamiento quirúrgico para corregir los CDP superiores. No hubo limitación con respecto a la edad, la presencia de maloclusión ni el tipo de tratamiento ortodóntico activo realizado. Se incluyeron caninos desplazados de forma unilateral y bilateral.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron los resultados de las búsquedas electrónicas, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Cuando fue posible, se intentó establecer contacto con los autores de los estudios para obtener los datos faltantes o aclaraciones. Para la síntesis de los datos, se siguieron las orientaciones del Manual Cochrane de Revisiones Sistemáticas de Intervenciones.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios con 146 participantes. Dos estudios fueron evaluados como de alto riesgo de sesgo.

El resultado principal de la revisión fue que las dos técnicas pueden ser igualmente exitosas para exponer los CDP (cociente de riesgos [CR] 0,99; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,93 a 1,06; tres estudios, 141 participantes analizados, evidencia de baja calidad).

Un fracaso quirúrgico se debió al desprendimiento de la cadena de oro (grupo de procedimiento cerrado). Un estudio informó las complicaciones posteriores a la intervención quirúrgica y encontró dos en el grupo de procedimiento cerrado: una infección postoperatoria que requirió antibióticos y dolor durante la alineación del canino a medida que la cadena de oro penetraba a través del tejido de la encía del paladar.

No fue posible agrupar los datos sobre la estética dental, el dolor y el malestar informados por el paciente, la salud periodóntica ni el periodo de tratamiento; sin embargo, los estudios individuales no encontraron diferencias entre las técnicas quirúrgicas (evidencia de calidad baja a muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save