Translocación macular para la degeneración macular neovascular senil

No está claro si la translocación macular puede mejorar la visión en pacientes con DMS húmeda, una forma de degeneración macular senil (DMS) causada por el crecimiento anormal de vasos sanguíneos de neoformación en la región de la retina central llamada mácula. La degeneración macular senil resulta en el desarrollo de una mancha ciega en el centro del campo visual y es la causa más frecuente de ceguera legal entre las personas de edad avanzada en el mundo occidental. La translocación macular es un procedimiento quirúrgico que implica el desprendimiento de la retina que incluye la mácula en un área menos dañada. Algunos oftalmólogos han sugerido que esta cirugía puede ayudar a los pacientes a mejorar la visión. Se encontró un estudio pequeño que indicaba que podría mejorar la visión, pero es posible que surjan complicaciones graves durante el proceso de desplazamiento de la retina. Por lo tanto, la translocación macular podría no ser considerada para la mayoría de los pacientes con DMS húmeda, dadas las opciones de tratamiento ya disponibles.

Conclusiones de los autores: 

No existe evidencia suficiente a partir de los ensayos controlados aleatorizados sobre la efectividad de la translocación macular, que tampoco está libre de riesgos importantes. Además, esta técnica es difícil de realizar y se requiere de un entrenamiento quirúrgico largo. Los futuros estudios podrían incluir pacientes con lesiones neovasculares pequeñas que no respondieron a las terapias farmacológicas actuales y que están dispuestos a aceptar los riesgos asociados a una cirugía para tratar de mejorar la agudeza visual.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los cirujanos vitreorretinianos han propuesto la translocación macular para desplazar el tejido neurorretiniano sobre el epitelio de pigmento retiniano sano y la coroides cuando la mácula ha sido invadida por la neovascularización subretiniana.

Objetivos: 

Esta revisión procura evaluar la efectividad de la translocación macular para preservar o mejorar la visión en pacientes con degeneración macular neovascular senil (DMS).

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE y Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS). No hubo restricciones de idioma o de fecha en las búsqueda de ensayos. Se hicieron búsquedas en las bases de datos electrónicas por última vez el 21 de julio 2008.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que comparaban la translocación macular con otro tratamiento u observación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. El cociente de riesgos (CR) de pérdida y ganancia de la visión se calculó un año después del tratamiento.

Resultados principales: 

Solamente un estudio pequeño no cegado sobre 50 pacientes comparó la translocación macular total con la terapia fotodinámica (TFD) en pacientes con DMS con neovascularización coroidea subfoveal (NVC) predominantemente clásica. En la última revisión, realizada en la mayoría de los casos después de un año, no hubo diferencias en la tasa de pérdida visual de tres o más líneas (translocación versus TFD: RR 0,56; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,22 a 1,43), así como en el cambio medio de la sensibilidad al contraste (1 letra a favor de la translocación; IC del 95%: -3,51 a 5,51) y la tasa de recurrencia de la NVC (translocación versus TFD: CR: 1,56; IC del 95%: 0,83 a 2,91). Otros resultados favorecieron significativamente la translocación, como la ganancia de tres o más líneas del ETDRS (CR: 21; IC del 95%: 1,30 a 340,02), el cambio medio de la agudeza visual (diferencia de medias [DM]: 14,60; IC del 95%: 5,39 a 23,81) y el cambio medio de la puntuación de agudeza visual cercana (DM: 17,80; IC del 95%: 3,98 a 31,62) que se obtiene con un algoritmo. Las complicaciones graves informadas después de la translocación macular fueron el desprendimiento de retina en seis de cada 25 pacientes y diplopía que requería corrección prismática en cinco de cada 25 pacientes.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save