Tratamiento con ciclobenzaprina para el dolor miofascial (un cuadro de dolor de los músculos faciales) en adultos

Tratamiento con ciclobenzaprina para el dolor miofascial (un cuadro de dolor de los músculos faciales) en adultos

El dolor miofascial (DM) es un cuadro de dolor muscular caracterizado por un dolor transmitido por los puntos gatillo (PG) dentro del tejido conectivo que rodea y que separa los músculos (estructuras miofasciales). El punto gatillo puede localizarse donde se siente el dolor, o bien a cierta distancia de dicho sitio. La ciclobenzaprina, uno de los fármacos utilizados para el tratamiento del dolor miofascial, es administrado en comprimidos. Es un miorrelajante especialmente utilizado para mejorar la calidad del sueño y aliviar el dolor. Suprime los espasmos musculares, por lo que podría prevenir el dolor miofascial, sin interferir con la función muscular. El objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de la ciclobenzaprina en el alivio del dolor y la mejoría del sueño en pacientes con dolor miofascial. Se realizaron búsquedas exhaustivas en las publicaciones científicas y se hallaron dos ensayos con un total de 79 participantes. Dichos ensayos compararon la ciclobenzaprina con otro fármaco (clonacepam) o placebo, o con inyecciones de un anestésico local (lidocaína). Treinta y cinco de los 79 participantes de ambos ensayos recibieron ciclobenzaprina. La ciclobenzaprina actuó un poco mejor que el clonacepam y el placebo en el alivio del dolor mandibular, aunque no sucedió lo mismo con la mejoría de la calidad del sueño. Los resultados del otro ensayo no poseían poder estadístico debido al pequeño número de participantes involucrados, aunque las inyecciones de lidocaína parecían levemente superiores en el alivio del dolor comparadas con los comprimidos de ciclobenzaprina. A pesar de este resultado, es probable que, debido a la incomodidad de aplicarse inyecciones, quienes sufren de dolor miofascial prefieran tratarse con comprimidos de ciclobenzaprina. No se informaron efectos adversos potencialmente mortales asociados con las medicaciones estudiadas. Se necesitan estudios adicionales para comprobar si la ciclobenzaprina efectivamente sirve para tratar el dolor miofascial, aunque hasta el momento no se sabe si realmente es efectiva.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas son insuficientes para apoyar el uso de la ciclobenzaprina en el tratamiento del dolor miofascial. Solamente se identificaron dos estudios pequeños que administraron ciclobenzaprina a 35 participantes, y no se pudieron estimar los riesgos y beneficios. Para poder establecer conclusiones definitivas sobre la efectividad y la seguridad de la ciclobenzaprina se deben realizar ECAs de alta calidad sobre el tratamiento del dolor miofascial con ciclobenzaprinas. Los expertos deberían elegir valores de corte para los diferentes participantes, de modo tal que se pueda identificar si un paciente alcanzó un alivio del dolor clínicamente relevante (medida de resultado primaria), de esta manera los resultados podrán combinarse fácilmente en las futuras versiones de la revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor miofascial (DM) es un cuadro de dolor que se origina en los puntos gatillo (PG) de las estructuras miofasciales (musculares), locales o distantes con respecto a la zona dolorosa. Al ser estimulados, los puntos gatillo pueden producir un patrón característico de dolor irradiado o síntomas autónomos. La ciclobenzaprina, un miorrelajante que suprime el espasmo muscular sin interferir con la función muscular, se usa en el tratamiento clínico del dolor miofascial para mejorar la calidad del sueño y aliviar el dolor.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la ciclobenzaprina en el tratamiento del dolor miofascial.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Dolor, Apoyo y Curas Paliativas (The Pain Palliative and Supportive Care Review Group), CENTRAL, PubMed, EMBASE, LILACS y Scielo en febrero 2009.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios de ciclobenzaprina para tratar el dolor miofascial como medida de resultado primaria o secundaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los ensayos identificados, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos y analizaron los resultados.

Resultados principales: 

Se identificaron dos estudios con un total de 79 participantes. Un estudio con 41 participantes comparó la ciclobenzaprina con clonacepam y con placebo. Los participantes con ciclobenzaprina experimentaron una mejoría en la intensidad del dolor comparados con los tratados con clonacepam, diferencia de medias (DM) -0,25 (IC del 95%: -0,41 a -0,09; valor de p 0,002) y con placebo, DM -0,25 (IC del 95%: 0,41 a -0,09; Valor de P = 0,002). El otro estudio, con 38 participantes, comparó la ciclobenzaprina con la infiltración de lidocaína. Treinta días después del tratamiento hubo diferencias estadísticamente no significativas entre los grupos de comparación, a favor de la infiltración de lidocaína, para la media de dolor global, DM 0,90 (IC del 95%: -0,35 a 2,15; valor de p 0,16) y para la media de dolor a la compresión digital, DM 0,60 (IC del 95%: -0,55 a 1,75; valor de p 0,30). No se informaron eventos adversos potencialmente mortales asociados con las medicaciones.

Tools
Information
Share/Save