Atención por separado a la madre y al lactante versus alojamiento a madre y lactante juntos para el aumento de la duración de la lactancia materna

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

En los primeros años del siglo XX cuando los hospitales se convirtieron en el lugar de nacimiento de los neonatos se estableció la práctica de proporcionar atención por separado al lactante y a la madre en los países industrializados. Los recién nacidos se mantenían de un modo seguro en una unidad de recién nacidos por separado. El lactante es traído a la habitación de la madre para el amamantamiento, a demanda o durante periodos programados de alimentación, o la madre del recién nacido va a la unidad de recién nacidos para amamantar al lactante. La producción de leche materna empieza inmediatamente después del parto. Su regulación es controlada por el estado físico y psicológico de la madre, la frecuencia del amamantamiento, la succión efectiva del lactante, el estímulo de la vista y el sonido del llanto del recién nacido y la autoconfianza y el contacto con el recién nacido.

La separación de los neonatos de sus madres después del nacimiento puede reducir la frecuencia de la lactancia materna y la cantidad de leche materna que produce la madre. Sin embargo, los neonatos que permanecen junto con la madre durante toda la estancia hospitalaria tendrían un amamantamiento más frecuente, lo cual promovería la cercanía y el vínculo. Ahora, muchos hospitales han comenzado a mantener a la madre y al recién nacido en la misma habitación, en particular desde el advenimiento de la WHO/UNICEF Baby Friendly Hospital Initiative (iniciativa de hospitales adaptados al neonato de la OMS/UNICEF) en 1991. Esta revisión sistemática procuró establecer a partir de los ensayos controlados aleatorios si la atención por separado o el alojamiento a madre y lactante juntos después del parto dieron lugar a una duración mayor de la lactancia materna exclusiva una vez que habían vuelto a su hogar.

La revisión incluyó un ensayo (con 176 mujeres), que consideró la lactancia materna exclusiva cuatro días después del parto y halló que la misma fue menor en el grupo de atención por separado. No informó todos los resultados primarios y secundarios importantes predeterminados en el protocolo de la revisión. Por lo tanto, se encontraron pocas pruebas para apoyar o refutar la práctica de la atención por separado a la madre y el lactante después del parto, por lo cual no se observa ninguna razón para ponerla en práctica.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pocas pruebas para apoyar o refutar la práctica de la atención por separado a la madre y el lactante versus alojamiento a madre y lactante juntos. Por lo tanto, no se observa ninguna razón para ponerla en práctica. Se recomienda la realización de un ECA bien diseñado para investigar el alojamiento completo a madre y lactante juntos versus alojamiento parcial a madre y lactante juntos o la atención por separado en cuanto a todos los resultados primarios y secundarios sugeridos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La atención por separado a la madre y al lactante puede afectar la duración de la lactancia materna, el comportamiento de la lactancia materna y puede tener un efecto adverso sobre los resultados neonatales y maternos.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la atención por separado a la madre y el lactante versus alojamiento a madre y lactante juntos en la duración de la lactancia materna (duración de la lactancia materna exclusiva y total).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 junio 2012).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios (ECA) que investigaran el efecto de la atención por separado de la madre y el lactante versus alojamiento a madre y lactante juntos después del parto en el hospital o en el domicilio sobre la duración de la lactancia materna, la proporción de la lactancia materna a los seis meses y los resultados adversos neonatales y maternos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para la inclusión y la calidad de los mismos. Dos autores de la revisión extrajeron los datos. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Hubo 23 informes de 19 ensayos potenciales identificados. Después de la evaluación, un ensayo (involucrando a 176 mujeres) cumplió los criterios de inclusión.

Un ensayo informó una duración mediana general de cualquier lactancia materna de cuatro meses. La lactancia materna exclusiva antes del alta hospitalaria (el día cuatro después del parto) fue significativamente inferior en el grupo de atención por separado en comparación con el grupo de alojamiento a madre y lactante juntos (cociente de riesgos [CR] 0,58; IC del 95%: 0,42 a 0,81; un ensayo, 141 mujeres). 

Share/Save