Zotepina versus otros antipsicóticos atípicos para la esquizofrenia

Esta revisión compara los efectos de la zotepina con otros fármacos antipsicóticos de segunda generación. Tres ensayos indican que la eficacia de la zotepina puede ser equivalente a la de la risperidona y la remoxiprida. La base de pruebas es insuficiente para proporcionar conclusiones firmes sobre si la zotepina es tan o menos eficaz que la clozapina. Los trastornos de movimiento y los cambios cognitivos parecen ser similares a los de la clozapina, la risperidona y la remoxiprida. La necesidad de medicación antiparkinsoniana es similar a la de la risperidona y la remoxiprida, pero puede asociarse a una mayor necesidad que con la clozapina.

Conclusiones de los autores: 

La base de pruebas alrededor de la zotepina es insuficiente para proporcionar conclusiones firmes sobre sus efectos absolutos o relativos. Este hecho sucede a pesar de que actualmente la zotepina se utiliza en Austria, Francia, Alemania, Japón y el Reino Unido.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En muchas partes del mundo, especialmente en los países industrializados, los antipsicóticos de segunda generación (atípicos) se convirtieron en el tratamiento de primera línea para los pacientes con esquizofrenia. La cuestión de si se observan diferencias entre los efectos de los diversos antipsicóticos de segunda generación es materia de debate.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la zotepina en comparación con otros antipsicóticos de segunda generación en pacientes con esquizofrenia y psicosis similares a la esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group Trials Register) (noviembre 2009), se revisaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de ensayos adicionales y se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron los ensayos controlados clínicos con asignación aleatoria que comparaban zotepina con cualquier forma de amisulprida, aripiprazol, clozapina, olanzapina, risperidona, sertindol o ziprasidona en pacientes sólo con esquizofrenia o psicosis similares a la esquizofrenia.

Obtención y análisis de los datos: 

SS y KK extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos, se calcularon los riesgos relativos (RR) y sus intervalos de confianza (IC) del 95% en base a un análisis por intención de tratar (iintention-to-treat analysis), según un modelo de efectos aleatorios. Para los datos continuos, se calcularon las diferencias de medias ponderadas (DMP) y nuevamente se utilizó un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios (total n = 289; dos ECAs de zotepina versus clozapina; un ECA de zotepina versus clozapina versus risperidona (dosis de 4 mg y 8 mg) versus remoxiprida. Todos los estudios eran de una calidad metodológica limitada. Cuando la zotepina se comparó con la clozapina, se halló que la clozapina era más eficaz en cuanto al estado global (n = 59; un ECA; RR sin respuesta clínicamente significativa 8,23, IC del 95%: 1,14 a 59,17). Las puntuaciones del estado mental también favorecieron la clozapina (n = 59; un ECA; puntuación promedio de la DM [BPRS total, puntuación alta = deficiente] 6,00, IC del 95%: 2,17 a 9,83) y hubo menos uso de medicación antiparkinsoniana en el grupo de clozapina (n = 116; dos ECsA; RR 20,96, IC del 95%: 2,89 a 151,90). En la comparación de la zotepina y la risperidona, la puntuación del estado mental no encontró diferencias significativas entre los grupos (versus 4 mg: n = 40; un ECA; puntuación final promedio de la DM [BPRS total, puntuación alta = deficiente] 1,40, IC del 95%: -9,82 a 12,62; versus 8 mg: n = 40; un ECA; DM -1,30, IC del 95%: -12,95 a 10,35) y el uso de medicación antiparkinsoniana fue equívoco (versus 4 mg: n = 40; un ECA; DM 1,80;,IC del 95%: -0,64 a 4,24; versus 8 mg: n = 40; un ECA; DM 2,50, IC del 95%: -0,05 a 5,05). Finalmente, cuando la zotepina se comparó con la remoxiprida, tampoco se hallaron efectos para el estado mental (n = 58; un ECA; puntuación final promedio de la DM [BPRS total, puntuación alta = deficiente] 5,70, IC del 95%: -4,13 a 15,53) y no hubo diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto al uso de medicación antiparkinsoniana (n = 49; un ECA; RR 0,97, IC del 95%: 0,41 a 2,29).

Los datos sobre otras medidas de resultado importantes como otros eventos adversos, calidad de vida, uso de servicios o satisfacción con la atención no estaban disponibles.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save