Índice de líquido amniótico versus bolsa vertical única más profunda como prueba de detección para la prevención de resultados adversos del embarazo

El líquido amniótico proporciona un ambiente de apoyo y protección para el desarrollo fetal durante el embarazo. Un volumen de líquido amniótico disminuido (oligohidramnios) puede aparecer debido a anomalías fetales, restricción del crecimiento intrauterino, preeclampsia o embarazo prolongado (postérmino). Muchos cuidadores practican el parto planificado mediante inducción del trabajo de parto o cesárea después del diagnóstico de volumen de líquido amniótico disminuido en un embarazo a término, para prevenir un resultado adverso del embarazo. La ecografía es no invasiva y se utiliza ampliamente para el seguimiento del embarazo. Se puede utilizar para determinar el volumen de líquido amniótico al medir el índice de líquido amniótico o la bolsa vertical única más profunda.

Esta revisión demostró que el uso del índice de líquido amniótico aumentó el número de embarazadas con diagnóstico de oligohidramnios y que se indujeron por un volumen de líquido anormal, comparado con la medición de la bolsa vertical más profunda. Las mujeres también tuvieron una tasa mayor de cesárea por el denominado sufrimiento fetal. No obstante, la tasa de ingreso a las unidades de cuidados intensivos neonatales y la aparición de acidosis neonatal, una evaluación objetiva del bienestar fetal, fueron similares entre los dos grupos. Los otros resultados perinatales medidos que no fueron diferentes fueron un trazado inquietante de la frecuencia cardíaca fetal, la presencia de meconio o una puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos. Estas conclusiones provienen de cuatro ensayos controlados aleatorios de alta calidad que incluyeron 3125 mujeres con embarazos únicos, informados entre 1997 y 2004.

La evaluación exacta del volumen de líquido amniótico por ecografía puede verse influida por un operador sin experiencia, la posición fetal, la probabilidad de un cambio transitorio y los diferentes criterios de diagnóstico de ecografía de un volumen anormal.

Conclusiones de los autores: 

La medición de la bolsa vertical única más profunda en la evaluación de volumen de líquido amniótico durante la vigilancia fetal parece una mejor elección, porque el uso del índice de líquido amniótico aumenta la tasa de diagnóstico del oligohidramnios y la tasa de inducción del trabajo de parto sin que mejoren los resultados periparto. Se requiere una revisión sistemática sobre la exactitud del diagnóstico con ambos métodos para detectar el volumen disminuido de líquido amniótico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El volumen de líquido amniótico es un parámetro importante en la evaluación del bienestar fetal. El oligohidramnios ocurre en muchas afecciones de alto riesgo y se asocia con resultados perinatales deficientes. Muchos cuidadores practican el parto planificado mediante inducción del trabajo de parto o cesárea después del diagnóstico de volumen de líquido amniótico disminuido en un embarazo a término. No hay un consenso claro sobre el mejor método para evaluar si el líquido amniótico es adecuado.

Objetivos: 

Comparar el uso del índice de líquido amniótico determinado por la medición de la bolsa vertical única más profunda como herramienta de cribado para el volumen de líquido amniótico disminuido, para prevenir resultados adversos del embarazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (enero 2008) en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2007, número 2), MEDLINE (1966 hasta mayo 2007) y en el metaRegister of Controlled Trials (mayo 2007). Se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de publicaciones pertinentes, artículos de revisión y estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que incluyeron mujeres con un embarazo de feto único, con bajo o alto riesgo, a las que se les realizó una medición ecográfica del volumen de líquido amniótico como parte de la evaluación anteparto del bienestar fetal, que compararon el índice de líquido amniótico y la medición de la bolsa vertical única más profunda.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad y la calidad y extrajeron los datos.

Resultados principales

Cuatro ensayos (3125 mujeres) cumplieron los criterios de inclusión. No existen pruebas de que un método sea superior al otro para prevenir los resultados periparto deficientes, incluidos: ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales; un pH de la arteria umbilical menor de 7,1; presencia de meconio; puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos; o parto por cesárea. Cuando se utilizó el índice de líquido amniótico se diagnosticaron significativamente más casos de oligohidramnios (cociente de riesgos [CR, aleatorio]) 2,33; IC del 95%: 1,67 a 3,24) y a más mujeres se les realizó inducción del trabajo de parto (RR [fijo] 2,10; IC del 95%: 1,60 a 2,76) y parto por cesárea por sufrimiento fetal (RR [fijo] 1,45; IC del 95%: 1,07 a 1,97).

Conclusiones de los autores

La medición de la bolsa vertical única más profunda en la evaluación de volumen de líquido amniótico durante la vigilancia fetal parece una mejor elección, porque el uso del índice de líquido amniótico aumenta la tasa de diagnóstico del oligohidramnios y la tasa de inducción del trabajo de parto sin que mejoren los resultados periparto. Se requiere una revisión sistemática sobre la exactitud del diagnóstico con ambos métodos para detectar el volumen disminuido de líquido amniótico.

Esta revisión debería citarse como:Nabhan Ashraf F, Abdelmoula Yaser ALa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Cuatro ensayos (3125 mujeres) cumplieron los criterios de inclusión. No existen pruebas de que un método sea superior al otro para prevenir los resultados periparto deficientes, incluidos: ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatales; un pH de la arteria umbilical menor de 7,1; presencia de meconio; puntuación de Apgar menor de 7 a los cinco minutos; o parto por cesárea. Cuando se utilizó el índice de líquido amniótico se diagnosticaron significativamente más casos de oligohidramnios (cociente de riesgos [CR, aleatorio]) 2,33; IC del 95%: 1,67 a 3,24) y a más mujeres se les realizó inducción del trabajo de parto (RR [fijo] 2,10; IC del 95%: 1,60 a 2,76) y parto por cesárea por sufrimiento fetal (RR [fijo] 1,45; IC del 95%: 1,07 a 1,97).

Tools
Information
Share/Save