Herramientas para la evaluación de riesgos en la prevención de las úlceras de decúbito

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las úlceras de decúbito (también conocidas como úlceras por presión o por compresión) son áreas de lesión localizada en la piel, el tejido subyacente o ambos, generalmente sobre una prominencia ósea, como resultado de la presión o la presión en combinación con la fricción (distorsión tisular resultante de apretar y rozar partes blandas entre estructuras óseas y la piel). Las úlceras de decúbito aparecen principalmente en pacientes con movilidad limitada, daño nervioso o ambos. La evaluación de riesgos de úlcera de decúbito forma parte del proceso utilizado para identificar a los pacientes con riesgo de desarrollar una úlcera de decúbito. Las evaluaciones de riesgos por lo general utilizan listas de verificación y su uso se recomienda en las guías de prevención de úlceras de decúbito. Esta revisión encontró dos estudios elegibles para inclusión. El primer estudio no encontró diferencias en el número de nuevas úlceras de decúbito en pacientes evaluados mediante la herramienta de evaluación de riesgos Braden en comparación con una herramienta de evaluación de riesgos no estructurada. Sin embargo, hubo limitaciones metodológicas en este estudio. El segundo estudio tampoco encontró diferencias en el número de nuevas úlceras de decúbito en pacientes evaluados con la herramienta de evaluación de riesgos Waterlow, la herramienta de evaluación de riesgos Ramstadius o mediante solo el criterio clínico. Este estudio no tuvo limitaciones metodológicas. Por lo tanto, hasta la fecha no hay estudios que indiquen que el uso de herramientas de evaluación de riesgos reduce el número de nuevas úlceras de decúbito.

Conclusiones de los autores: 

Se identificaron dos estudios que valoraron el efecto de la evaluación de riesgos sobre los resultados de los pacientes; en un estudio no hubo diferencias estadísticamente significativas en la incidencia de úlceras de decúbito en los pacientes evaluados mediante la herramienta de evaluación de riesgos Braden en comparación con los que recibieron una evaluación de riesgos no estructurada. Las limitaciones metodológicas de este estudio impiden que se establezcan conclusiones firmes. Sin embargo, un ECA adicional de alta calidad no identificó diferencias estadísticas en la incidencia de úlceras de decúbito cuando los pacientes se evaluaron mediante la herramienta de evaluación de riesgos Waterlow, la herramienta de evaluación de riesgos Ramstadius o mediante tan solo el criterio clínico. No existen pruebas confiables que indiquen que el uso de herramientas estructuradas y sistemáticas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito reduce la incidencia de dichas úlceras.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las herramientas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito son un componente del proceso de evaluación para identificar a los pacientes con riesgo de desarrollar una úlcera de decúbito. Muchas de las guías internacionales de prevención de las úlceras de decúbito recomiendan el uso de una herramienta de evaluación de riesgos, pero no se sabe si el uso de esta logra algún cambio en los resultados de los pacientes. Se realizó una revisión para proporcionar un resumen de las pruebas relevantes para la evaluación de riesgos de úlceras de decúbito en la práctica clínica.

Objetivos: 

Determinar si el uso de herramientas estructuradas y sistemáticas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito en cualquier ámbito de asistencia sanitaria reduce la incidencia de las úlceras de decúbito.

Estrategia de búsqueda (: 

En diciembre de 2013, para esta segunda actualización, se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Heridas (Cochrane Wounds Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library); Ovid MEDLINE; Ovid EMBASE; y EBSCO CINAHL.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan el uso de herramientas estructuradas y sistemáticas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito, con herramientas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito no estructuradas o que utilizaron el criterio clínico sin ayuda alguna, o ECA que compararon el uso de diferentes herramientas estructuradas de evaluación de riesgos de úlceras de decúbito.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron los títulos y los resúmenes de los estudios identificados mediante la estrategia de búsqueda para la elegibilidad, se obtuvieron las versiones completas de los estudios potencialmente relevantes y se les aplicaron los criterios de inclusión.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron dos estudios. Un estudio pequeño con asignación al azar grupal no encontró diferencias estadísticas en la incidencia de úlceras de decúbito entre pacientes evaluados por personal de enfermería mediante la herramienta de evaluación de riesgos Braden (n = 74) en comparación con pacientes evaluados por personal de enfermería que recibió formación y que luego utilizó una evaluación de riesgos no estructurada (n = 76) (CR 0,97; IC del 95%: 0,53 a 1,77) y pacientes evaluados por personal de enfermería mediante solo una evaluación de riesgos no estructurada (n = 106) (CR 1,43; IC del 95%: 0,77 a 2,68) . El segundo fue un estudio controlado aleatorio simple ciego grande que comparó el efecto de la evaluación de riesgos sobre la incidencia de úlceras de decúbito mediante la herramienta de evaluación de riesgos Waterlow (n = 411), la herramienta de identificación de riesgos Ramstadius (n = 420) y ninguna evaluación de riesgos formal (n = 420). No hubo diferencia estadística en la incidencia de úlceras de decúbito entre los tres grupos (Waterlow 7,5% [n = 31]; Ramstadius 5,4% [n = 22]; criterio clínico 6,8% [n = 28] [CR 1,10; IC del 95%: 0,68 a 1,81; Waterlow versus evaluación de riesgos no formal], [CR 0,79; IC del 95%: 0,46 a 1,35; Ramstadius versus evaluación de riesgos no formal], [CR 1,44; IC del 95%: 0,85 a 2,44; Waterlow versus Ramstadius]).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save