Pruebas virales rápidas para niños en el servicio de urgencias con fiebre y síntomas respiratorios

Pregunta de la revisión
¿Influyen las pruebas virales rápidas en el servicio de urgencias en el tratamiento de los niños con fiebre y síntomas respiratorios?

Antecedentes
Los niños, por lo demás sanos, de 0 a 18 años de edad, ingresados en los servicio de urgencias (SU) con fiebre y síntomas respiratorios representan una carga importante para el sistema de salud, así como una ansiedad y un gasto significativo para los padres y cuidadores. Los médicos a menudo solicitan pruebas de diagnóstico e indican antibióticos cuando no tienen certeza acerca de la causa de la enfermedad y les preocupa la posibilidad de infección bacteriana grave. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la fiebre y los síntomas respiratorios son provocados por virus. Además, en los casos en que la enfermedad del niño es causada por un virus, el riesgo de infección bacteriana grave es muy bajo. Esta revisión se realizó para evaluar si una prueba viral rápida realizada en el servicio de urgencias modifica las decisiones de los médicos en cuanto al tratamiento de estos niños.

Características de los estudios
Se revisaron los estudios recuperables hasta julio de 2014. Se incluyeron cuatro estudios prospectivos controlados de niños menores de 18 años, previamente sanos, que acudieron a una sala de urgencias por fiebre y síntomas respiratorios.

Resultados clave
En base a estos cuatro estudios, que incluyeron a 759 participantes, se encontró que en niños previamente sanos que llegaban a la SU con fiebre y síntomas respiratorios, una prueba viral rápida mostró una tendencia hacia una menor prescripción de antibióticos, pero este hallazgo no fue estadísticamente significativo. Sin embargo, se encontró que las pruebas virales rápidas reducen el uso de las radiografías de tórax. También se pueden realizar análisis de sangre y orina. El verdadero impacto de esta intervención en la frecuencia de los análisis de sangre y orina, así como la duración de la visita a la sala de urgencias, requiere ensayos con un mayor número de niños. Ninguno de los estudios incluidos informó sobre daños o eventos adversos relacionados con la intervención probada.

Calidad de la evidencia
Se consideró que la calidad de la evidencia era moderada en lo que respecta al riesgo de sesgo, indicios, imprecisión, sesgo de publicación e incoherencia. Si bien ninguno de los estudios utilizó el cegamiento, el impacto del uso de las pruebas virales rápidas radica en su capacidad para proporcionar información de diagnóstico. Cegar esta intervención al médico sería imposible y haría que la intervención fuera inútil.

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia suficiente que apoye las pruebas virales rápidas de rutina para reducir el uso de antibióticos en los SU pediátricos. Las pruebas virales rápidas pueden o no reducir las tasas de uso de antibióticos y otras investigaciones (análisis de orina y de sangre); estos estudios no proporcionan suficiente poder para resolver esta cuestión. Sin embargo, las pruebas virales rápidas reducen la tasa de radiografías de tórax en el SU. Se necesita un ensayo de potencia adecuada con el uso de antibióticos como resultado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las infecciones respiratorias agudas pediátricas (IRA) representan una carga significativa para los servicios de urgencias (SU) pediátricas y las familias. La mayoría de estas enfermedades son causadas por virus. Sin embargo, generalmente se indican radiografías y análisis de sangre y orina para descartar infecciones bacterianas, y antibióticos debido a incertidumbre con el diagnóstico. Este hecho resulta en visitas prolongadas al SU y en el uso innecesario de antibióticos. Se ha informado un riesgo de infección bacteriana concomitante insignificante en los niños de tres meses de vida con una infección viral confirmada. Las pruebas virales rápidas en el SU pueden reducir la necesidad de pruebas de prevención y el uso de antibióticos.

Objetivos: 

Determinar si el uso de una prueba de detección viral rápida para niños con una infección respiratoria aguda (IRA) en los servicio de urgencias (SU) cambia el manejo de los pacientes y el uso de recursos en los SU, en comparación con la no utilización de una prueba de detección viral rápida. Se formuló la hipótesis de que la prueba viral rápida reduce el uso de antibióticos en el SU y reduce la tasa de pruebas auxiliares y la duración de las visitas al SU.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (2014, número 6), MEDLINE (1950 hasta la primera semana de julio de 2014), MEDLINE In-Process & Other Non-Indexed Citations (15 julio 2014), EMBASE.com (1988 hasta julio 2014), HealthStar (1966 hasta 2009), BIOSIS Previews (1969 hasta julio 2014), CAB Abstracts (1973 hasta julio 2014), CBCA Reference (1970 hasta 2007) y ProQuest Dissertations and Theses (1861 hasta 2009).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) de pruebas virales rápidas para los niños con infección respiratoria aguda que son atendidos en el SU.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión utilizaron los criterios de inclusión para seleccionar los ensayos, evaluar su calidad y extraer los datos. Se obtuvieron algunos datos que faltaban a través de los autores de los ensayos. Las diferencias en la tasa de análisis y uso de antibióticos se expresaron como riesgo relativo (RR) y la diferencia en la duración de las visitas al SU se expresó como diferencia de medias (DM), con un intervalo de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

No se identificaron nuevos ensayos en esta actualización de 2014. Se incluyeron cuatro ensayos (tres ECA y un ensayo cuasialeatorizado), con 759 niños en el grupo de pruebas virales rápidas y 829 en el grupo control. Tres de los cuatro estudios fueron comparables en cuanto a la edad joven de los participantes, y un estudio aumentó la edad de inclusión hasta los cinco años de edad. Todos los estudios incluyeron como criterios de inclusión la fiebre o los síntomas respiratorios (dos requirieron ambos, uno requirió fiebre o síntomas respiratorios, y uno requirió sólo fiebre). Todos los estudios fueron comparables en cuanto a los criterios de exclusión, la intervención y los datos de resultados. En cuanto al riesgo de sesgo, un estudio no utilizó un generador de secuencia aleatoria, un estudio no hizo comentarios sobre la completitud de los datos de resultados, y sólo uno de cuatro estudios incluyó la ocultación de la asignación como parte del diseño del estudio. Ninguno de los estudios cegó definitivamente a los participantes.

Las pruebas virales rápidas dieron como resultado una tendencia a la disminución del uso de antibióticos en el SU, pero esto no fue estadísticamente significativo. Se observaron tasas inferiores de radiografías torácicas (RR 0,77; IC del 95%: 0,65 a 0,91) en el grupo de pruebas virales rápidas, pero no se observó ningún efecto en la duración de las visitas al SU y los análisis de sangre y de orina en este servicio. Ningún estudio mencionó ningún efecto adverso relacionado con las pruebas virales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save