¿Mejora la cromoscopía (rociado de colorante) las tasas de detección de pólipos en comparación con la colonoscopia convencional?

Antecedentes

La colonoscopia es una investigación diagnóstica de fibra óptica que permite detectar crecimientos en el intestino (pólipos). Algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer. Aunque la colonoscopia es la prueba disponible más precisa para la detección de estos crecimientos, algunos pólipos, especialmente los más pequeños, pueden pasar desapercibidos por diversas razones, entre ellas lo bien que se puede ver el pólipo contra el fondo del revestimiento normal del intestino grueso (mucosa). Es importante identificar incluso los pólipos pequeños, que suelen ser los precursores del cáncer. La pulverización de colorante (cromoscopía) es una de las formas más sencillas de hacer que los pólipos sobresalgan de la mucosa intestinal normal y, por lo tanto, se vean más fácilmente.

Objetivos

El objetivo era evaluar si la cromoscopía mejora la detección de pólipos en personas que se someten a cribado de cáncer colorrectal.

Características de los estudios

Tras una rigurosa revisión de la literatura, se incluyeron siete estudios en el análisis con un total de 2727 participantes. Se incluyeron todos los estudios que compararon la cromoscopia y la colonoscopia convencional de todo el colon en personas con riesgo de tener pólipos. Los participantes en los estudios variaron, pero se consideró que todos tenían un riesgo bajo o medio de desarrollar pólipos.

Todos los estudios incluidos asignaron al azar a las personas a una colonoscopia convencional o a una cromoscopia. En dos ensayos se utilizó un diseño de estudio que difiere de los demás, realizando primero una colonoscopia convencional en todas las personas y extirpando los pólipos observados, y luego asignando a las personas al azar a una colonoscopia convencional o a una cromoscopia. El objetivo de estos estudios era determinar el número de pólipos adicionales identificados con las dos técnicas, más que el número total de pólipos.

Hallazgos clave

El análisis demostró que la tasa de detección de pequeños pólipos mejoró por cromoscopía en un 90%. De aún mayor importancia clínica, el análisis mostró que la detección de pequeños pólipos que podrían convertirse en cáncer se incrementó en un 30% cuando se utilizó la cromoscopia. La tasa de detección no fue diferente en pacientes con pólipos grandes o cáncer, ya que éstos se ven con bastante facilidad en la colonoscopia convencional. No se informó de ningún acontecimiento adverso relacionado con el uso del colorante de contraste.

Calidad de la evidencia

Había inconvenientes en la calidad de la evidencia basadas en la metodología. A nivel básico, los diseños de estudio de este tipo no permiten cegar al examinador. Variaciones más sutiles en el diseño de los estudios también introdujeron variaciones en los datos que podrían afectar a la fiabilidad de los resultados. Por ejemplo, en algunos estudios el tiempo dedicado a examinar el colon se normalizó tanto en las personas sometidas a cromoscopia como en las sometidas a colonoscopia convencional, mientras que en otros estudios no fue así; como el tiempo dedicado a examinar el intestino influirá en el número de pólipos detectados, y esta normalización no refleja la práctica clínica, esto dificulta la generalización de los resultados de estos estudios a la práctica clínica. Entre otras posibles causas de variación figuraban los diferentes puntos de aleatorización de los participantes (es decir, antes de la colonoscopia única o antes de un segundo procedimiento, este último que, como se ha destacado anteriormente, sólo se ocupa de los pólipos adicionales identificados) y las razones de las personas que se someten a la colonoscopia (por ejemplo, las personas que participan en un programa de detección general pueden tener pólipos más pequeños y menos fáciles de detectar que los que presentan síntomas).

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia sólida de que la cromoscopia mejora la detección de la neoplasia en el colon y el recto. Las personas con pólipos neoplásicos, en particular las que tienen múltiples pólipos, corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Esas lesiones, que presumiblemente se pasarían por alto con la colonoscopia convencional, podrían contribuir al número de cánceres de intervalo en cualquier programa de vigilancia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque la colonoscopia convencional es la prueba más precisa disponible para la investigación del colorrecto de los pólipos, existen datos que plantean preocupaciones sobre su sensibilidad. La cromoscopía (rociar con un tinte la superficie del colon para hacer más visibles los pólipos) puede ser una forma de mejorar la capacidad de la colonoscopia para detectar pólipos, en particular lesiones planas diminutas, que de otro modo pueden ser difíciles de detectar.

Objetivos: 

Determinar si el uso de la cromoscopía mejora la detección de pólipos y neoplasias durante el examen endoscópico del colon y el recto.

Métodos de búsqueda: 

Se buscó en las bases de datos siguientes: Registro Especializado del Grupo Cochrane de Cáncer Colorrectal (Cochrane Colorectal Cancer Group) (octubre de 2015), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (Cochrane Library; Número 10, 2015), MEDLINE (enero de 1950 a octubre de 2015), EMBASE (enero de 1974 a octubre de 2015), y ClinicalTrials.gov y la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos de la Organización Mundial de la Salud (ambos de noviembre de 2015). También se realizaron búsquedas manuales en los resúmenes de reuniones relevantes desde 1980 hasta 2015. Los términos de búsqueda incluían "ensayos aleatorizados" que contenían combinaciones de lo siguiente: 'chromoscopy' 'colonoscopy' 'dye-spray' 'chromo-endoscopy' 'indigo-carmine' 'magnifying endoscopy'.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos aleatorizados prospectivos que comparaban el examen cromoscópico con el examen endoscópico convencional de todo el colon y el recto. Se excluyeron los estudios de personas con enfermedad intestinal inflamatoria o síndromes de poliposis y cualquier estudio que combinara la cromoscopia con intervenciones adicionales (asistencia de tapón, infusión de agua, etc.).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad metodológica de los ensayos potencialmente elegibles, y dos revisores extrajeron de forma independiente los datos de los ensayos incluidos. Entre las medidas de resultado figuraban la detección de pólipos (neoplásicos y no neoplásicos), la detección de lesiones diminutas, el número de participantes con lesiones neoplásicas múltiples y el tiempo de extubación.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos (2727 participantes) en esta actualización. Cinco ensayos tuvieron un diseño suficientemente similar para permitir la agrupación de los resultados. Dos ensayos difirieron sustancialmente en su diseño y se incluyeron en un análisis de subgrupos. Todos los ensayos tuvieron algunos inconvenientes metodológicos. Sin embargo, la combinación de los resultados mostró una diferencia significativa a favor de la cromoscopía para todos los resultados de detección. En particular, era probable que la cromoscopia permitiera obtener un número significativamente mayor de personas con al menos una lesión neoplásica (odds-ratio (OR) 1,53, intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,31 a 1,79; 7 ensayos; 2727 participantes), y al menos una lesión neoplásica diminuta (OR 1,51, IC del 95%: 1,19 a 1,92; 4 ensayos; 1757 participantes). También se detectó un número significativamente mayor de personas con tres o más lesiones neoplásicas, pero sólo cuando se excluyeron los estudios que utilizaron la colonoscopia de alta definición en el grupo de control (OR 4,63; IC del 95%: 1,99 a 10,80; 2 ensayos; 519 participantes). Ninguno de los estudios incluidos informó de ningún acontecimiento adverso relacionado con el uso del colorante de contraste.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save