Intervenciones para la prevención de los trastornos de la voz en adultos

Las personas con ocupaciones donde el uso de la voz es fundamental están en mayor riesgo de desarrollar trastornos de la voz. La definición de trastornos de la voz y sus posibles causas, así como los mejores métodos para prevenirlos, están todavía debatiéndose. Además, no existe consenso sobre el mejor método de evaluación de la voz, aunque muchos consideran la evaluación auditiva de la calidad de la voz como medida del valor de referencia. El entrenamiento vocal se utiliza tanto en el tratamiento como en la prevención (secundaria) de los trastornos de la voz. El entrenamiento vocal consta generalmente de una combinación de técnicas de tratamiento directas e indirectas. Las técnicas directas se centran en los cambios fisiológicos subyacentes necesarios para mejorar la técnica del individuo para usar los órganos vocales, mientras que las técnicas indirectas se centran en los aspectos que contribuyen al trastorno de la voz (como la falta de información) y lo mantienen.

Se realizó una búsqueda sistemática de la bibliografía sobre la prevención de los trastornos de la voz en adultos. Luego se evaluó la calidad de los estudios hallados y se combinaron los resultados. Se encontraron dos estudios que cumplieron los criterios de inclusion. Uno de ellos se realizó con docentes y el otro con estudiantes de docencia.

No se hallaron pruebas sobre la efectividad del entrenamiento vocal directo e indirecto ni de la combinación de ambos para mejorar el funcionamiento vocal comparado con ninguna intervención.

Ambos estudios eran pequeños y de calidad metodológica baja. Se requiere investigación adicional dado el alcance del problema y el uso generalizado del entrenamiento.

Conclusiones de los autores: 

No se hallaron pruebas sobre la efectividad del entrenamiento directo o indirecto o la combinación de ambos para mejorar el funcionamiento vocal autoinformado cuando se comparó con ninguna intervención. Por consiguiente, las pruebas definitivas de efectividad no respaldan la práctica actual de brindar terapia a poblaciones en riesgo para la prevención del desarrollo de trastornos de la voz. Se requieren ensayos más amplios y con una metodología mejor, con medidas de resultado que reflejen mejor los objetivos de las intervenciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Una voz de calidad deficiente debido a un trastorno de la voz puede reducir la calidad de vida. En ocupaciones donde el uso de la voz es fundamental puede provocar períodos de ausentismo laboral.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones para prevenir los trastornos de la voz en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE (PubMed, 1950 hasta 2006), EMBASE (1974 hasta 2006), CENTRAL (The Cochrane Library, número 2, 2006), CINAHL (1983 hasta 2006), PsychINFO (1967 hasta 2006), Science Citation Index (1986 hasta 2006) y en las Occupational Health databases OSH-ROM (hasta 2006). La fecha de la última búsqueda fue el 05/04/06.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) de intervenciones que evaluaron la efectividad de los tratamientos para prevenir los trastornos de la voz en adultos. Además, en relación a las intervenciones orientadas al trabajo, las series de tiempo interrumpido y los estudios de cohorte prospectivos también fueron elegibles.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Se realizó un metanálisis cuando fue apropiado.

Resultados principales

Se identificaron dos ensayos controlados aleatorios que incluyeron un total de 53 participantes en los grupos de intervención y 43 en los de control. Se realizó un estudio con docentes y otro con estudiantes de docencia. Ambos ensayos fueron de calidad deficiente. Las intervenciones se agruparon en 1) entrenamiento vocal directo, 2) entrenamiento vocal indirecto y 3) entrenamiento vocal directo e indirecto combinados.

1) Entrenamiento vocal directo: Un estudio no halló una disminución significativa del Voice Handicap Index (Índice de Incapacidad Vocal) con el entrenamiento vocal directo comparado con ninguna intervención.

2) Entrenamiento vocal indirecto: Un estudio no halló una disminución significativa del Voice Handicap Index (Índice de Incapacidad Vocal) con el entrenamiento vocal indirecto comparado con ninguna intervención.

3) Entrenamiento vocal directo e indirecto combinados: Un estudio no halló una disminución del Voice Handicap Index con el entrenamiento vocal directo e indirecto combinados comparado con ninguna intervención. Sin embargo, el mismo estudio halló un mejoría en el tiempo máximo de fonación (Diferencia de medias -3,18 seg; IC del 95 %: -4,43 a -1,93)

No se hallaron estudios orientados al trabajo. Ninguno de los estudios hallados evaluó la efectividad de la prevención en cuanto a baja por enfermedad o la cantidad de trastornos de la voz diagnosticados.

Conclusiones de los autores

No se hallaron pruebas sobre la efectividad del entrenamiento directo o indirecto o la combinación de ambos para mejorar el funcionamiento vocal autoinformado cuando se comparó con ninguna intervención. Por consiguiente, las pruebas definitivas de efectividad no respaldan la práctica actual de brindar terapia a poblaciones en riesgo para la prevención del desarrollo de trastornos de la voz. Se requieren ensayos más amplios y con una metodología mejor, con medidas de resultado que reflejen mejor los objetivos de las intervenciones.

Esta revisión debería citarse como:Ruotsalainen JH, Sellman J, Lehto L, Jauhiainen M, Verbeek JHLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron dos ensayos controlados aleatorios que incluyeron un total de 53 participantes en los grupos de intervención y 43 en los de control. Se realizó un estudio con docentes y otro con estudiantes de docencia. Ambos ensayos fueron de calidad deficiente. Las intervenciones se agruparon en 1) entrenamiento vocal directo, 2) entrenamiento vocal indirecto y 3) entrenamiento vocal directo e indirecto combinados.

1) Entrenamiento vocal directo: Un estudio no halló una disminución significativa del Voice Handicap Index (Índice de Incapacidad Vocal) con el entrenamiento vocal directo comparado con ninguna intervención.

2) Entrenamiento vocal indirecto: Un estudio no halló una disminución significativa del Voice Handicap Index (Índice de Incapacidad Vocal) con el entrenamiento vocal indirecto comparado con ninguna intervención.

3) Entrenamiento vocal directo e indirecto combinados: Un estudio no halló una disminución del Voice Handicap Index con el entrenamiento vocal directo e indirecto combinados comparado con ninguna intervención. Sin embargo, el mismo estudio halló un mejoría en el tiempo máximo de fonación (Diferencia de medias -3,18 seg; IC del 95 %: -4,43 a -1,93)

No se hallaron estudios orientados al trabajo. Ninguno de los estudios hallados evaluó la efectividad de la prevención en cuanto a baja por enfermedad o la cantidad de trastornos de la voz diagnosticados.

Tools
Information
Share/Save