Preacondicionamiento isquémico para el trasplante hepático

Ninguna prueba para apoyar o refutar el uso del preacondicionamiento isquémico en el trasplante hepático

El preacondicionamiento isquémico es un mecanismo para reducir la lesión de las reperfusiones a partir de la isquemia del órgano producida por un período breve de isquemia del mismo, es decir, para disminuir la lesión causada por la restitución de la irrigación sanguínea al órgano después de un período de suministro de sangre disminuido o ausente al exponer el órgano a períodos más cortos de irrigación sanguínea reducida. Existe controversia considerable con respecto a si el preacondicionamiento isquémico durante la recuperación del hígado del donante tiene efecto beneficioso sobre el resultado del trasplante hepático. Esta revisión sistemática incluye cuatro ensayos clínicos aleatorios que evalúan las ventajas y las desventajas del preacondicionamiento isquémico durante la hepatectomía del donante para los receptores del trasplante hepático. En tres ensayos, se asignaron al azar 162 hígados de donantes cadavéricos; 78 a partir del preacondicionamiento isquémico y 84 sin ningún preacondicionamiento isquémico; y en un ensayo, se asignaron al azar 15 hígados de donantes vivos; 10 a partir del preacondicionamiento isquémico y cinco sin ningún preacondicionamiento isquémico. Tres de los cuatro ensayos se consideraron de sesgo de bajo riesgo. No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad, la función deficiente inicial, el nuevo trasplante, el fallo primario del injerto, o en cualquier otro resultado con excepción de los marcadores de enzimas de la lesión hepática, que fue en diferentes direcciones en ensayos distintos. En la actualidad, no existen pruebas para apoyar o refutar la utilización del preacondicionamiento isquémico en hígados de donantes. Son necesarios estudios adicionales para identificar el estímulo del preacondicionamiento isquémico óptimo. Los ensayos clínicos aleatorios adicionales son necesarios para evaluar la función del preacondicionamiento isquémico en hígados de donantes que incluye un período de reperfusión caliente, después del preacondicionamiento isquémico durante la recuperación del hígado.

Conclusiones de los autores: 

En la actualidad, no existen pruebas para apoyar o refutar la utilización del preacondicionamiento isquémico en donantes de hígado. Son necesarios estudios adicionales para identificar el estímulo del preacondicionamiento isquémico óptimo. Los ensayos clínicos aleatorios adicionales son necesarios para evaluar la función del preacondicionamiento isquémico en las recuperaciones hepáticas de donantes que incluyen un período de reperfusión caliente, después del preacondicionamiento isquémico durante la recuperación hepática de donantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El preacondicionamiento isquémico es un mecanismo para reducir la lesión por reperfusión isquémica del órgano por un período breve de isquemia.

Objetivos: 

Evaluar las ventajas y desventajas del preacondicionamiento isquémico durante la hepatectomía del donante para los receptores del trasplante hepático.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en elRegistro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group) , el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE y en Science Citation Index Expanded hasta marzo 2007.

Criterios de selección: 

En esta revisión (independientemente del idioma o del estado de la publicación), se incluyeron sólo los ensayos clínicos aleatorios que compararon el preacondicionamiento isquémico versus ningún preacondicionamiento isquémico durante las recuperaciones hepáticas de los donantes realizadas en seres humanos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se recopilaron los datos sobre las características del ensayo, la calidad metodológica de los ensayos, la mortalidad, la función deficiente inicial, el fallo primario del injerto, el nuevo trasplante, las pruebas de función hepática, los marcadores de la activación de neutrófilos, la apoptosis y la estancia en la unidad de terapia intensiva. Se analizaron los datos según el modelo de efectos fijos y según los modelos de efectos aleatorios. Para cada resultado binario, se calculó el odds ratio (OR) con intervalos de confianza (IC) del 95% basados en el análisis por intención de tratar (intention to treat analysis). Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias ponderada (DMP) con IC del 95%.

Resultados principales

En tres ensayos, se asignaron al azar 162 hígados de donantes cadavéricos; 78 a partir del preacondicionamiento isquémico y 84 sin ningún preacondicionamiento isquémico. En un ensayo, se asignaron al azar 15 hígados de donantes vivos; 10 a partir del preacondicionamiento isquémico y cinco sin ningún preacondicionamiento isquémico. Tres de los cuatro ensayos fueron de sesgo de bajo riesgo. No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad, la función deficiente inicial, el fallo primario del injerto o el nuevo trasplante. No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la actividad de la transaminasa, en el nivel de bilirrubina, en la actividad de la protrombina, en la actividad mediana de mieloperoxidasa, en la mediana de expresión del CD8 (grupo de diferenciación 8), en la mediana de la actividad de la sintetasa inducible de óxido nitroso, o en la apoptosis. Tampoco hubo ninguna diferencia significativa en la estancia mediana de los receptores en la unidad de terapia intensiva.

Conclusiones de los autores

En la actualidad, no existen pruebas para apoyar o refutar la utilización del preacondicionamiento isquémico en donantes de hígado. Son necesarios estudios adicionales para identificar el estímulo del preacondicionamiento isquémico óptimo. Los ensayos clínicos aleatorios adicionales son necesarios para evaluar la función del preacondicionamiento isquémico en las recuperaciones hepáticas de donantes que incluyen un período de reperfusión caliente, después del preacondicionamiento isquémico durante la recuperación hepática de donantes.

Esta revisión debería citarse como:Gurusamy KS, Kumar Y, Sharma D, Davidson BRLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

En tres ensayos, se asignaron al azar 162 hígados de donantes cadavéricos; 78 a partir del preacondicionamiento isquémico y 84 sin ningún preacondicionamiento isquémico. En un ensayo, se asignaron al azar 15 hígados de donantes vivos; 10 a partir del preacondicionamiento isquémico y cinco sin ningún preacondicionamiento isquémico. Tres de los cuatro ensayos fueron de sesgo de bajo riesgo. No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad, la función deficiente inicial, el fallo primario del injerto o el nuevo trasplante. No hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa en la actividad de la transaminasa, en el nivel de bilirrubina, en la actividad de la protrombina, en la actividad mediana de mieloperoxidasa, en la mediana de expresión del CD8 (grupo de diferenciación 8), en la mediana de la actividad de la sintetasa inducible de óxido nitroso, o en la apoptosis. Tampoco hubo ninguna diferencia significativa en la estancia mediana de los receptores en la unidad de terapia intensiva.

Tools
Information
Share/Save