Corticosteroides para el tratamiento a largo plazo de la esclerosis múltiple

El uso a largo plazo de los corticosteroides para el tratamiento de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria que afecta el cerebro y la médula espinal. La EM causa episodios de déficit neurológico que se recuperan (recaídas), así como la acumulación de discapacidad sostenida con el paso del tiempo. Los corticosteroides son potentes fármacos antiinflamatorios. Se postula que el uso de esteroides a largo plazo puede reducir la acumulación de la discapacidad. Los autores de la revisión identificaron tres estudios que abordaban este tema. Un metanálisis mostró una tendencia hacia un efecto beneficioso de los corticosteroides a largo plazo sobre la acumulación de la discapacidad; sin embargo, sólo dos estudios pequeños contribuyeron con esta revisión. No fue posible formular observaciones confiables sobre el efecto de los corticosteroides a largo plazo sobre la frecuencia de las recaídas. Los efectos secundarios no fueron bien documentados. Por lo tanto, se justifican ensayos controlados aleatorios rigurosos sobre este tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes de que el tratamiento con corticosteroides a largo plazo retrase la progresión de la discapacidad a largo plazo en pacientes con EM. Dado que un estudio en alto riesgo de sesgo reveló que la administración de dosis altas en pulsos de MP intravenosa se asocia con una reducción significativa del riesgo de progresión de la discapacidad a largo plazo en los pacientes con EM RR, se necesita un ECA de alta calidad, con el poder estadístico adecuado, para investigar este resultado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento a corto plazo con corticosteroides de dosis altas mejora los síntomas y la discapacidad a corto plazo después de una exacerbación aguda de esclerosis múltiple (EM), pero se desconoce si su uso a largo plazo puede reducir la acumulación de la discapacidad.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad del uso de corticosteroides a largo plazo para la esclerosis múltiple.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos bibliográficas: CENTRAL (número 1, 2007), MEDLINE (1966 hasta febrero 2007) y EMBASE (1980 hasta febrero 2007). A fin de identificar ensayos adicionales publicados, no publicados y en curso; se realizaron búsquedas en las listas de referencias y se estableció contacto con los autores de los ensayos y una compañía farmacéutica.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorios (ECA), con o sin cegamiento, sobre el tratamiento a largo plazo (es decir, por más de seis meses) con cualquier tipo de corticosteroide para la EM, independientemente de la evolución de la enfermedad.

Obtención y análisis de los datos: 

Los revisores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incorporaron tres ensayos a esta revisión, todos clasificados como en alto riesgo de sesgo, (Miller 1961; BPSM 1995; Zivadinov 2001) con un total de 183 participantes (91 participantes tratados). El tratamiento con corticosteroides no redujo el riesgo de empeoramiento del cuadro al final del seguimiento (odds ratio [OR] 0,51; intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,26 a 1,02), pero había heterogeneidad apreciable entre los estudios (I2: 78,4%). La metilprednisolona (MP) intravenosa de dosis altas periódicas se asoció con una reducción significativa del riesgo de progresión de la discapacidad en la EM remitente recurrente (RR) a cinco años (OR 0,26; IC del 95%: 0,10 a 0,66), aunque la prednisolona oral de dosis baja continua no se asoció con reducción alguna de los riesgos de progresión de la discapacidad a 18 meses (OR 1,23; IC del 95%: 0,43 a 3,56). El riesgo de experimentar al menos una exacerbación al final del seguimiento no se redujo significativamente con el tratamiento con corticosteroides (OR 0,36; IC del 95%: 0,10 a 1,25).
Solamente un estudio registró eventos adversos. en un paciente se interrumpió la MP intravenosa después del cuarto pulso, cuando el paciente presentó glomerulonefritis aguda; un segundo paciente fue retirado del estudio después del quinto pulso de MP intravenosa debido a osteoporosis grave.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save