Condroitina para la osteoartritis

Se realizó una revisión de los efectos del sulfato de condroitina en pacientes con osteoartritis. Se encontraron 43 estudios con 9110 pacientes después de la búsqueda de estudios hasta noviembre de 2013. En su mayoría fueron estudios de osteoartritis de la rodilla (pocos de las manos, uno de cadera) que variaron en duración de un mes a tres años. Varios estudios fueron financiados por los fabricantes de la condroitina.


La revisión muestra que en pacientes con osteoartritis:

- La condroitina puede mejorar levemente el dolor a corto plazo (menos de seis meses);

- La condroitina mejora el dolor de la rodilla en el 20% en un número ligeramente mayor de pacientes;

- La condroitina es probable que mejore ligeramente la calidad de vida medida según el índice de Lequesne (medida combinada de dolor, funcionalidad y discapacidad);

- La condroitina tiene poca o ninguna diferencia en cuanto a eventos adversos y eventos adversos graves versus otros agentes; y

- La condroitina desacelera ligeramente el estrechamiento del espacio articular en las radiografías de la articulación afectada.

Se identificaron muchos estudios en los que se utilizaron métodos poco sólidos para evaluar los efectos de la condroitina. De algunos resultados no hubo suficientes datos. En algunos estudios con mejor calidad metodológica, la condroitina no mostró mejorías en el dolor ni la función física. Otros análisis basados en diferentes criterios de calidad metodológica informaron mejoría en el dolor y la función física cuando se administró condroitina.

¿Qué es la osteoartritis y qué es la condroitina?

La osteoartritis es una enfermedad de las articulaciones como la rodilla o la cadera. Cuando la articulación pierde el cartílago, el hueso crece para tratar de reparar el daño, pero este crecimiento óseo puede empeorar la situación. Lo anterior puede hacer que la articulación se torne dolorosa e inestable, lo cual puede afectar la función física o la capacidad para utilizar la articulación.

La condroitina es un suplemento nutritivo sin prescripción compuesto principalmente por sulfato de condroitina. Se dice que funciona al detener el deterioro del cartílago y restaurar el cartílago perdido. También contiene aminoácidos con azufre, que son componentes básicos fundamentales para las moléculas de los cartílagos en el cuerpo humano.

¿Qué les sucede a los pacientes con osteoartritis que reciben condroitina?

Nivel de dolor después de seis meses (una puntuación menor es mejor)

- Los pacientes que recibieron condroitina tuvieron puntuaciones 10 puntos menores en una escala de dolor de 0 a 100 en comparación con los que recibieron placebo (diferencia absoluta del 10%).

- Los pacientes que recibieron condroitina calificaron el dolor de 18 en una escala de 0 a 100 después de seis meses.

- Los pacientes que recibieron placebo calificaron el dolor de 28 en una escala de 0 a 100 después de seis meses.

En estudios de más de seis meses no está claro si el dolor se reduce más con condroitina que con placebo.

Reducción del dolor de la rodilla en el 20% (medido con la subescala de dolor WOMAC1)

- Seis pacientes más de 100 presentaron una mejoría del 20% en el dolor de la rodilla (diferencia absoluta 6%).

- 53 pacientes de 100 que recibieron condroitina presentaron mejoría en el dolor de la rodilla comparados con 47 pacientes de 100 que recibieron placebo.

Índice de Lequesne (un índice combinado de dolor y función física que indica calidad de vida) después de seis meses

- Los pacientes que recibieron condroitina tuvieron puntuaciones 2 puntos menores (mejor) en el índice de Lequesne (rango de la puntuación: 0 a 24).

- Los pacientes que recibieron condroitina tuvieron puntuaciones de 5 en una escala de 0 a 24 en el índice de Lequesne.

- Los pacientes que recibieron placebo tuvieron puntuaciones de 7 en una escala de 0 a 24 en el índice de Lequesne.

Resultado radiográfico: reducción de la anchura del espacio articular mínimo (mm) (una menor reducción de la anchura del espacio articular mínimo es mejor) después de dos años

- Los pacientes que recibieron condroitina tuvieron una reducción 0,18 mm menor de la amplitud del espacio mínimo articular que los que recibieron placebo.

- Los pacientes que recibieron condroitina tuvieron una reducción en el espacio mínimo articular de 0,12 mm.

- Los pacientes que recibieron placebo tuvieron una reducción en el espacio mínimo articular de 0,30 mm.

Eventos adversos graves

- Tres pacientes menos de 100 que recibieron condroitina presentaron eventos adversos graves (como infección pulmonar grave o tuberculosis).

- Tres de 100 pacientes presentaron un evento adverso grave con condroitina comparados con seis de 100 pacientes que recibieron placebo.

Pacientes que abandonaron los estudios debido a eventos adversos

- Los pacientes que recibieron condroitina no tuvieron diferencias en el riesgo de abandono de los estudios debido a eventos adversos comparados con los que recibieron placebo. Lo anterior se puede haber debido al azar.

1Western Ontario and McMaster Universities Osteoarthritis Index

Conclusiones de los autores: 

Una revisión de ensayos aleatorizados principalmente de calidad baja muestra que la condroitina (sola o en combinación con glucosamina) fue mejor que placebo para mejorar el dolor en los participantes con osteoartritis en estudios a corto plazo. El efecto beneficioso fue pequeño a moderado, con una mejoría mayor de 8 puntos en el dolor (rango: 0 a 100) y una mejoría mayor de 2 puntos en el índice de Lequesne (rango: 0 a 24), que parecieron ser clínicamente significativas. Estas diferencias persistieron en algunos análisis de sensibilidad y no en otros. La condroitina tuvo un riesgo menor de eventos adversos graves en comparación con control. Se necesitan más estudios de alta calidad para explorar la función de la condroitina en el tratamiento de la osteoartritis. La combinación de cierta eficacia y bajo riesgo asociados con la condroitina puede explicar su popularidad entre los pacientes como un suplemento sin prescripción.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La osteoartritis, un trastorno articular frecuente, es una de las causas principales de discapacidad. La condroitina ha surgido como un nuevo tratamiento. Metanálisis anteriores han mostrado resultados contradictorios sobre la eficacia de la condroitina. Por lo tanto, es necesario realizar una revisión sistemática, además de la publicación de más ensayos.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la condroitina oral para tratar la osteoartritis en comparación con placebo o un fármaco oral como comparador que incluye, pero no se limita a, fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), analgésicos, opiáceos y glucosamina u otros fármacos "a base de hierbas".

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en siete bases de datos hasta noviembre de 2013, que incluyen el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), Ovid MEDLINE, CINAHL, EMBASE, Science Citation Index (Web of Science) y Current Controlled Trials. Se buscó en los sitios web de la Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU. y en la European Medicines Agency (EMEA) para identificar los efectos adversos. No se hicieron búsquedas en registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos aleatorizados o cuasialeatorizados con una duración de más de dos semanas que estudiaron adultos con osteoartritis en cualquier articulación y compararon condroitina con placebo, un control activo como AINE u otros suplementos "a base de hierbas" como la glucosamina.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, realizaron todas las evaluaciones de los títulos, las extracciones de los datos y las evaluaciones del riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron 43 ensayos controlados aleatorizados con 4962 participantes tratados con condroitina y 4148 participantes a los que se les administró placebo u otro control. En su mayoría los ensayos estudiaron la osteoartritis (OA) de la rodilla y pocos analizaron la OA de la cadera y la mano. La duración de los ensayos varió desde un mes a tres años. En los estudios con menos de seis meses de duración los participantes tratados con condroitina lograron mejores puntuaciones de dolor (0 a 100) que fueron estadística y clínicamente significativas, en comparación con los que recibieron placebo, con una diferencia de riesgos absoluta 10% menor (intervalo de confianza [IC] del 95%: 15% a 6% menor; número necesario a tratar [NNT] = 5 [IC del 95%: 3 a 8; n = 8 ensayos] [nivel de la evidencia, bajo; riesgo de sesgo, alto]); pero hubo una alta heterogeneidad entre los ensayos (T2 = 0,07; I2 = 70%, lo que no se explicó fácilmente por las diferencias en el riesgo de sesgo o el tamaño de la muestra de los estudio). En los estudios de más de seis meses, la diferencia de riesgos absoluta de dolor fue 9% menor (IC del 95%: 18% menor al 0%; n = 6 ensayos; T2 = 0,18; I2 = 83%), nuevamente con un nivel bajo de la evidencia.

Para el resultado del Western Ontario and McMaster Universities Osteoarthritis Index Minimal Clinically Important Improvement (subescala WOMAC MCII Pain), se logró una reducción del dolor de rodilla del 20% en 53/100 del grupo de condroitina versus 47/100 del grupo placebo, una diferencia de riesgos absoluta del 6% (IC del 95%: 1% a 11%), (RR 1,12; IC del 95%: 1,01 a 1,24; T2 = 0,00; I2 = 0%) (n = 2 ensayos, 1253 participantes; nivel de la evidencia, alto; riesgo de sesgo, bajo).

Las diferencias en el índice de Lequesne (compuesto de dolor, función y discapacidad) favorecieron de forma significativa desde el punto de vista estadístico a la condroitina en comparación con placebo en estudios de menos de seis meses, con una diferencia de riesgos absoluta 8% menor (IC del 95%: 12% a 5% menor; T2 = 0,78; n = 7 ensayos) (nivel de la evidencia, moderado; riesgo de sesgo, incierto), también clínicamente significativo. La pérdida de la amplitud mínima del espacio articular en el grupo de condroitina fue menos significativa desde el punto de vista estadístico en el grupo placebo, con una diferencia de riesgos relativa del 4,7% menos (IC del 95%: 1,6% a 7,8% menos; n = 2 ensayos) (nivel de la evidencia, alto; riesgo de sesgo, bajo). La condroitina se asoció con probabilidades significativas más bajas desde el punto de vista estadístico de eventos adversos graves en comparación con placebo, con un odds ratio de Peto de 0,40 (IC del 95%: 0,19 a 0,82; n = 6 ensayos) (nivel de la evidencia, moderado). La condroitina no dio lugar a números estadísticamente significativos de eventos adversos o retiros debido a eventos adversos en comparación con placebo u otro fármaco. Los eventos adversos se informaron de manera limitada; algunos estudios proporcionaron datos y otros no.

Las comparaciones de condroitina tomada sola o en combinación con glucosamina u otro suplemento mostraron una reducción estadísticamente significativa del dolor (0 a 100) cuando se comparó con placebo o un control activo, con una diferencia de riesgos absoluta 10% menor (IC del 95%: 14% a 5% menor); NNT = 4 (IC del 95%: 3 a 6); T2 = 0,33; I2 = 91%; n = 17 ensayos (nivel de la evidencia, bajo). En cuanto a la función física, la condroitina en combinación con glucosamina u otro suplemento no mostró diferencias estadísticamente significativas con respecto a placebo o a un control activo, con una diferencia de riesgos absoluta 1% menor (IC del 95%: 6% menor a 3% mayor con T2 = 0,04; n = 5 ensayos) (nivel de la evidencia, moderado). Las diferencias en el índice de Lequesne favorecieron de forma significativa desde el punto de vista estadístico a la condroitina en comparación con placebo, con una diferencia de riesgos absoluta 8% menor (IC del 95%: 12% a 4% menor; T2 = 0,12; n = 10 ensayos) (nivel de la evidencia, moderado). La condroitina en combinación con glucosamina no dio lugar a diferencias estadísticamente significativas en los números de eventos adversos, los retiros debido a eventos adversos, ni en los números de eventos adversos graves, en comparación con placebo o un control activo.

Los efectos beneficiosos de la condroitina en el dolor y el índice de Lequesne persistieron cuando la evidencia se limitó a los estudios con cegamiento adecuado o los estudios que utilizaron análisis apropiados por intención de tratar. Estos efectos beneficiosos no estuvieron claros cuando los datos se limitaron a los estudios con ocultación apropiada de la asignación o una muestra grande de estudio (> 200) o a los estudios sin financiamiento de la industria farmacéutica.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save