Antitrombina III para pacientes graves

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No hay pruebas suficientes disponibles a partir de ensayos controlados aleatorios para apoyar el uso de la antitrombina III para mejorar la supervivencia de los pacientes graves. La antitrombina III (AT III) es un anticoagulante con propiedades antiinflamatorias. En la presente revisión sistemática, se intentó evaluar los beneficios y los daños de su uso en pacientes graves. Se identificaron 20 ensayos aleatorios que compararon la AT III versus placebo o ninguna intervención. No fue posible identificar un efecto beneficioso claro de la AT III en los resultados predefinidos, en general o en diversos tipos de pacientes o subgrupos. El número de eventos hemorrágicos aumentó con la AT III y se concluye que se necesita un ensayo clínico a gran escala con bajo riesgo de sesgo para evaluar los beneficios y los daños de esta intervención en los pacientes que no reciben heparina al mismo tiempo.

Conclusiones de los autores: 

Según las pruebas disponibles, no es posible recomendar la AT III para los pacientes graves. Se necesita un ensayo controlado aleatorio de la AT III, sin heparina adyuvante, con criterios preespecificados de inclusión y buena protección contra los sesgos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las enfermedades graves se asocian con inflamación no controlada y daño vascular que puede dar lugar a la insuficiencia orgánica múltiple y la muerte. La antitrombina III (AT III) es un anticoagulante con propiedades antiinflamatorias, pero se desconoce la eficacia y los efectos perjudiciales de la administración de AT III a pacientes graves.

Objetivos: 

Evaluar los beneficios y los daños de la AT III en los pacientes graves.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library, MEDLINE; EMBASE; Science Citation Index Expanded; International Web of Science; CINAHL; LILACS; y la Chinese Biomedical Literature Database (hasta noviembre 2006). Se estableció contacto con investigadores y fabricantes de fármacos que trabajan en el tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorios, independientemente del cegamiento o el idioma, que comparaban la AT III con ninguna intervención o placebo en pacientes graves.

Obtención y análisis de los datos: 

La medida de resultado primario fue la mortalidad. Cada revisor extrajo los datos de manera independiente y los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Las estimaciones agrupadas de los efectos de la intervención sobre los resultados dicotómicos se presentaron como riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se realizaron análisis de subgrupos para evaluar el riesgo de sesgo, el efecto de la AT III en poblaciones diferentes (pacientes con sepsis, pacientes con traumatismos, pacientes obstétricas y pacientes pediátricos) y el efecto de la AT III en los pacientes con o sin el uso de heparina concomitante. Se evaluó lo adecuado del número disponible de participantes y se realizó un análisis secuencial de los ensayos para establecer las implicaciones para las investigaciones adicionales.

Resultados principales

Se incluyeron 20 ensayos aleatorios con un total de 3458 participantes; 13 de estos ensayos tuvieron un alto riesgo de sesgo. Cuando se combinaron todos los ensayos, la AT III no produjo una reducción estadísticamente significativa de la mortalidad general, en comparación con el grupo control (RR 0,96; IC del 95%: 0,89 a 1,03; sin heterogeneidad entre los ensayos). Se realizaron 32 análisis de subgrupos y de sensibilidad. Los análisis según el riesgo de sesgo, las diferentes poblaciones y la función de la heparina adyuvante produjeron diferencias no significativas. En un análisis que incluyó un número reducido de pacientes, la AT III redujo la puntuación de insuficiencia orgánica múltiple entre los supervivientes. La AT III aumentó la cantidad de eventos hemorrágicos (RR 1,52; IC del 95%: 1,30 a 1,78).

Conclusiones de los autores

Según las pruebas disponibles, no es posible recomendar la AT III para los pacientes graves. Se necesita un ensayo controlado aleatorio de la AT III, sin heparina adyuvante, con criterios preespecificados de inclusión y buena protección contra los sesgos.

Esta revisión debería citarse como:Afshari Arash, Wetterslev Jørn, Brok Jesper, Møller Ann MereteLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 20 ensayos aleatorios con un total de 3458 participantes; 13 de estos ensayos tuvieron un alto riesgo de sesgo. Cuando se combinaron todos los ensayos, la AT III no produjo una reducción estadísticamente significativa de la mortalidad general, en comparación con el grupo control (RR 0,96; IC del 95%: 0,89 a 1,03; sin heterogeneidad entre los ensayos). Se realizaron 32 análisis de subgrupos y de sensibilidad. Los análisis según el riesgo de sesgo, las diferentes poblaciones y la función de la heparina adyuvante produjeron diferencias no significativas. En un análisis que incluyó un número reducido de pacientes, la AT III redujo la puntuación de insuficiencia orgánica múltiple entre los supervivientes. La AT III aumentó la cantidad de eventos hemorrágicos (RR 1,52; IC del 95%: 1,30 a 1,78).

Share/Save