Protocolos de estimulación ovárica (antiestrógenos, gonadotropinas con y sin agonistas/antagonistas de la GnRH) para la inseminación intrauterina (IIU) en mujeres con subfertilidad

La inseminación intrauterina (IIU) es un procedimiento de reproducción asistida en el cual se coloca el esperma directamente en el útero. Además, se administran medicamentos (hormonas) para hiperestimular los ovarios, lo que da lugar la mayoría de las veces a la liberación de más óvulos que pueden ser fertilizados y esto, a su vez, da lugar a mayores tasas de embarazo, pero también a un mayor número de embarazos múltiples.
Se incluyeron 43 ensayos con 3957 mujeres. La revisión comparó diferentes fármacos para la hiperestimulación ovárica y mostró que las inyecciones dan lugar a tasas de embarazo más altas en comparación con los fármacos orales. Sin embargo, la evidencia para este resultado no es muy sólida. Además, mostró que si se utiliza la estimulación se podría hacer con inyecciones de dosis bajas, ya que las tasas de embarazo múltiple se incrementaron con las inyecciones de dosis altas, sin que se produjeran más embarazos. Esta revisión no muestra qué inyección se debe utilizar, ya que no hay evidencia convincente de una diferencia. Finalmente, esta revisión no responde la pregunta de si el agregado de agonistas o antagonistas de la GnRH es útil.

Conclusiones de los autores: 

Falta evidencia sólida, pero sobre la base de los resultados disponibles, las gonadotropinas podrían ser los fármacos más efectivos cuando la IIU se combina con la hiperestimulación ovárica. Cuando se aplican las gonadotropinas se puede hacer de manera diaria. Cuando se utilizan gonadotropinas para la estimulación ovárica se recomiendan protocolos de dosis bajas, ya que las tasas de embarazo no difieren de las tasas de embarazo que se logran con un régimen de dosis altas, a la vez que las probabilidades de encontrar efectos negativos de la estimulación ovárica, como los embarazos múltiples y el SHEO, se limitan con las gonadotropinas a dosis bajas. Se necesitan estudios de investigación adicionales para cada comparación realizada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La inseminación intrauterina (IIU) combinada con la hiperestimulación ovárica (HO) ha demostrado ser una forma efectiva de tratamiento para las parejas con subfertilidad. Se han propuesto varios protocolos de estimulación ovárica combinados con la IIU, pero todavía no está claro qué protocolo de estimulación y qué dosis es la más (coste) efectiva.

Objetivos: 

Evaluar los protocolos de estimulación ovárica para la inseminación intrauterina en todas sus indicaciones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron todas las publicaciones que describieron ensayos controlados aleatorizados que compararon diferentes protocolos de estimulación ovárica seguida de IIU. Se realizaron búsquedas en el Registro Central de ensayos controlados (CENTRAL) del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Menstrual Disorders and Subfertility Group). Se hicieron búsquedas en las bases de datos electrónicas MEDLINE (enero de 1966 hasta el presente) y EMBASE (1980 hasta el presente).

Criterios de selección: 

Para su inclusión en esta revisión solo se consideraron los ensayos controlados aleatorizados. Se seleccionaron y revisaron en detalle los ensayos que compararon diferentes protocolos de estimulación ovárica combinados con IIU.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de manera independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 43 ensayos con 3957 mujeres. En la revisión se realizaron 11 comparaciones. Aquí se informan las tasas de embarazo porque los resultados de las tasas de nacidos vivos no estuvieron disponibles.
Se agruparon siete estudios (n = 556) que compararon gonadotropinas con antiestrógenos y mostraron tasas de embarazo significativamente mayores con las gonadotropinas (OR 1,8; IC del 95%: 1,2 a 2,7). Cinco estudios (n = 313) compararon antiestrógenos con inhibidores de la aromatasa y no informaron diferencias significativas (OR 1,2; IC del 95%: 0,64 a 2,1). Se pudo concluir lo mismo cuando se compararon diferentes tipos de gonadotropinas (nueve estudios incluidos, n = 576). Cuatro estudios (n = 415) informaron que las gonadotropinas solas son más efectivas que con el agregado de un agonista de la GnRH (OR 1,8; IC del 95%: 1,1 a 3,0). Los datos de tres estudios (n = 299) no mostraron evidencia convincente de que hubiera alguna ventaja en agregar un antagonista de la GnRH a las gonadotropinas (OR 1,5; IC del 95%: 0,83 a 2,8). Los resultados de dos estudios (n = 297) no informaron evidencia de un efecto beneficioso en doblar la dosis de gonadotropinas (OR 1,2; IC del 95%: 0,67 a 1,9), aunque las tasas de embarazo múltiple y las tasas de SHEO aumentaron. Para las cinco comparaciones restantes solo se incluyó un estudio, o ninguno.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save