Alimentación por sonda nasogástrica en bolo intermitente a gravedad versus contra gravedad para lactantes prematuros y de bajo peso al nacer

Los lactantes nacidos prematuramente (antes de las 37 semanas) pueden no ser capaces de coordinar la succión, la deglución y la respiración y requerir alimentación por sonda nasogástrica. En la alimentación por sonda nasogástrica la leche se administra de forma intermitente a través de una sonda pasada por la nariz o la boca hasta el estómago. Los alimentos lácteos en bolo intermitente se pueden administrar mediante una jeringuilla para empujar suavemente la leche hasta el estómago del lactante (alimentación contra gravedad). Alternativamente, la leche se puede verter en una jeringuilla adherida a la sonda y permitir que gotee por gravedad (alimentación por gravedad). No hay pruebas suficientes de ensayos aleatorios que comparen la alimentación por sonda nasogástrica en bolo intermitente por gravedad versus contra gravedad en lactantes prematuros o con bajo peso al nacer (menos de 2500 g) para informar la práctica.

Conclusiones de los autores: 

En esta revisión se incluyó un estudio cruzado (crossover) pequeño. No hay pruebas suficientes para recomendar cualquiera de los métodos de alimentación por sonda nasogástrica. Se necesitan ensayos aleatorios para evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la alimentación con sonda nasogástrica en bolo por gravedad versus contra gravedad en lactantes prematuros. Los lactantes se deben estratificar por edad gestacional al nacer (por encima y por debajo de 32 semanas) o según el peso al nacer (por encima y por debajo de 1500 g) y la asistencia respiratoria (con ventilación versus sin ventilación), y el tamaño de la muestra debe ser suficiente para evaluar los resultados primarios esbozados en esta revisión (tiempo hasta establecer la alimentación completa con sonda nasogástrica e intolerancia a la alimentación).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos lactantes pequeños, enfermos y prematuros no pueden coordinar la succión, la deglución y la respiración y, por lo tanto, requieren alimentación por sonda nasogástrica. En la alimentación por sonda nasogástrica, los alimentos lácteos se administran a través de una sonda que pasa por la nariz o la boca hacia el estómago. Los alimentos lácteos en bolo intermitente se pueden administrar mediante una jeringuilla para empujar suavemente la leche hasta el estómago del lactante (alimentación contra gravedad). Alternativamente, la leche se puede verter en una jeringuilla adherida a la sonda y permitir que gotee por gravedad (alimentación por gravedad).

Objetivos: 

Determinar si la administración de la alimentación por sonda nasogástrica por gravedad comparada con contra gravedad da lugar a un establecimiento más rápido de la alimentación completa por sonda nasogástrica sin aumentar los eventos adversos en los lactantes prematuros o con bajo peso al nacer que requieren alimentación por sonda nasogástrica en bolo intermitente.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas para localizar ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, 2012, número 5), MEDLINE (desde 1966 hasta mayo de 2012), EMBASE (desde 1980 hasta mayo de 2012) y CINAHL (desde 1982 hasta mayo de 2012). Se utilizaron los métodos de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que compararon alimentación con sonda nasogástrica en bolo intermitente por gravedad versus contra gravedad en lactantes prematuros o con bajo peso al nacer, o ambos.

Obtención y análisis de los datos: 

Para evaluar la metodología de los ensayos se consideró el cegamiento de la asignación al azar y la medición de resultado. El efecto del tratamiento se evaluó con un modelo de efectos fijos mediante el cociente de riesgos (CR), la reducción del riesgo relativo, la diferencia de riesgos (RD) y el número necesario a tratar (NNT) para los datos categóricos; y para los datos continuos se utilizó la media, la desviación estándar y la diferencia de medias ponderada (DMP). Los resultados medidos se analizaron como datos de recuentos, por ejemplo, frecuencia de apnea, bradicardia y episodios de desaturación de oxígeno del oxímetro de pulso (SpO2), mediante la comparación de las tasas de eventos y el cociente de tasas. Se evaluó la heterogeneidad para ayudar a determinar la idoneidad del agrupamiento de los resultados.

Resultados principales: 

Sólo un ensayo cruzado (crossover) pequeño cumplió con los criterios de inclusión en esta revisión y, por lo tanto, no se realizó el metanálisis de cualquiera de los resultados del tratamiento. Symon 1994 informó una tendencia hacia una frecuencia respiratoria mayor a los diez a 30 minutos después de la alimentación por sonda nasogástrica contra gravedad y no hubo diferencias estadísticas en el tiempo que demoró hasta la administración de los alimentos independientemente del método utilizado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save