Risperidona versus olanzapina para la esquizofrenia

Resumen en lenguaje sencillo

La esquizofrenia es una enfermedad mental invalidante que afecta aproximadamente al 1% de la población mundial.
Las personas que sufren de esquizofrenia a veces pueden presentar una recurrencia de su enfermedad y pueden requerir ingreso en el hospital. Las incidencias de recurrencia pueden exacerbarse debido al deficiente cumplimiento con la medicación; a menudo, una consecuencia de los efectos adversos asociada con los fármacos antipsicóticos.

La risperidona y la olanzapina se incluyen en una clase de fármacos antipsicóticos comúnmente denominada antipsicóticos atípicos o fármacos de nueva generación. Se examinaron sistemáticamente los efectos de la risperidona en comparación con la olanzapina para las personas con esquizofrenia y enfermedades similares a la esquizofrenia. Fue posible incluir 16 estudios. Ambos fármacos parecen tener efectos favorables en cuanto al mejoramiento de los síntomas. Estos dos fármacos también se asocian con efectos adversos. La risperidona se asocia frecuentemente con trastornos del movimiento y disfunción sexual, y la olanzapina, con un aumento de peso considerable.

Conclusiones de los autores: 

Se conoce muy poco acerca de los efectos de estos fármacos con respecto a los resultados de servicio, el funcionamiento general y los comportamientos, la participación en los servicios y la satisfacción con el tratamiento de los estudios evaluativos. En general, hubo una alta tasa de deserción en los ensayos y parece haber pocos detalles para diferenciar entre la risperidona y la olanzapina, excepto en cuanto a los efectos adversos. Ambos fármacos se asocian con una reducción de los síntomas psicóticos pero frecuentemente, ambos provocan efectos adversos desagradables.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos antipsicóticos constituyen la base del tratamiento para la esquizofrenia. La risperidona y la olanzapina son los fármacos antipsicóticos de nueva generación más populares.

Objetivos: 

Determinar los efectos clínicos, la seguridad y la relación coste-efectividad de la risperidona en comparación con la olanzapina para el tratamiento de la esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (septiembre de 2005) que se basa en búsquedas frecuentes en BIOSIS, CENTRAL, CINAHL, EMBASE, MEDLINE y PsycINFO, entre otros. Se revisaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de más ensayos. También se estableció contacto con las compañías farmacéuticas pertinentes para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorios que compararon la risperidona con la olanzapina para la esquizofrenia y psicosis similares a la esquizofrenia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos homogéneos, se calcularon los efectos aleatorios, el riesgo relativo (RR) y el intervalo de confianza (IC) del 95% y, cuando fue apropiado, el número necesario a tratar/para dañar (NNT/NND) por intención de tratar (intention-to-treat). Para los datos continuos, se calcularon las diferencias de medias ponderadas (DMP).

Resultados principales: 

No se encontraron diferencias para el resultado de "sin cambio" o "peor" a corto plazo (n = 548; dos ECA; RR 1,00; IC: 0,88 a 1,15). Un estudio favoreció la olanzapina para el resultado de "recurrencia/nueva hospitalización" a los 12 meses (n = 279; un ECA; RR 2,16; IC: 1,31 a 3,54; NND 7; IC: 3 a 25). La mayoría de los datos del estado mental demostraron que los dos fármacos eran igualmente efectivos (n = 552; dos ECA; RR "sin disminución < 20% en la PANSS a las ocho semanas" 1,01; IC: 0,87 a 1,16). Con frecuencia, ambos fármacos provocan eventos adversos: el 75% que recibió alguno de los fármacos presentó un evento adverso; el 20% síntomas anticolinérgicos; ambos grupos presentaron insomnio aunque con más frecuencia con risperidona (n = 1588; cinco ECA; RR 1,41; IC: 1,15 a 1,72; NND 15; IC: 9 a 41); aproximadamente el 30% presentó somnolencia (n = 1713; seis ECA; RR 0,92; IC: 0,79 a 1,07). Las personas que recibieron cualquiera de los fármacos presentaron síntomas extrapiramidales (n = 893; tres ECA; RR 1,18; IC: 0,75 a 1,88), el 25% de las personas que utilizaron risperidona requirió medicación para atenuar estos síntomas (n = 419; dos ECA; RR 1,76; IC: 1,25 a 2,48; NND 8; IC: 4 a 25). Fue menos probable que las personas asignadas a risperidona aumentaran de peso en comparación con aquellas que recibieron olanzapina; el aumento de peso con frecuencia fue considerable y de comienzo rápido (n = 984; dos ECA; RR de aumento de peso de más del 7% de su peso inicial a corto plazo 0,47 IC: 0,36 a 0,61; NND 7; IC: 6 a 10). Los participantes con risperidona tenían menor probabilidad de abandonar el estudio debido a los efectos secundarios metabólicos y al aumento de peso en comparación con la olanzapina (n = 667; un ECA; RR 0,19; IC: 0,08 a 0,45). Los pacientes con risperidona tuvieron mayor probabilidad de presentar una eyaculación anormal (n = 370; dos ECA; RR 4,36; IC: 1,38 a 13,76; NND 20; IC: 6 a 176). Ambos fármacos se asocian con altas tasas de deserción; a largo plazo los resultados consistentes indican que el 66% de los pacientes asignados a risperidona abandonaron el estudio temprano en comparación con el 56% que recibió olanzapina (n = 1440; cinco ECA; RR 1,17; IC: 1,08 a 1,27; NND 11; IC: 7 a 23).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save