Infusión continua de insulina subcutánea (ICIS) versus inyecciones múltiples de insulina para la diabetes mellitus tipo 1

Infusión continua de insulina subcutánea (ICIS) versus inyecciones múltiples de insulina para la diabetes mellitus tipo 1

La diabetes tipo 1 se debe a un defecto en la secreción de insulina, lo que provoca niveles elevados de azúcar o glucosa en plasma y alteraciones en el metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Las complicaciones pueden afectar los ojos, los riñones, los nervios y el sistema cardiovascular. La diabetes tipo 1 se puede presentar a cualquier edad y es una de las enfermedades crónicas más frecuentes de la niñez y la adolescencia. La diabetes tipo 1 tiene un gran impacto sobre el estilo de vida del paciente y de su familia. Debido a que no existe cura o prevención para la diabetes tipo 1, se requiere el reemplazo de insulina y la monitorización de los niveles de glucemia de por vida. Es fundamental que estén disponibles regímenes de tratamiento efectivos con insulina para el tratamiento óptimo y para disminuir la fluctuación de la glucemia (conocida como niveles demasiado bajos o demasiado altos de azúcar en sangre [hipoglucemia o hiperglucemia]).

El tratamiento con insulina puede ser en forma de tratamiento "convencional" de inyecciones múltiples (habitualmente cuatro) por día o en forma de infusión continua de insulina subcutánea. La infusión continua de insulina subcutánea incluye la conexión (vía catéter por fuera del cuerpo) a una bomba de insulina que se programa para administrar la insulina según las necesidades individuales, y el paciente activa las dosis para cubrir las comidas y corregir la fluctuación de la glucemia. En esta revisión se estudiará si la infusión continua de insulina subcutánea es mejor que tres o más inyecciones de insulina por día para el tratamiento adecuado de la diabetes tipo 1.

Veintitrés estudios asignaron al azar 976 participantes con diabetes tipo 1 a infusión continua de insulina subcutánea o a inyecciones múltiples. Siete de los 23 estudios se realizaron en pacientes menores de 18 años de edad y los restantes se realizaron en adultos. La duración de los estudios variaba entre seis días y cuatro años. El grupo de pruebas indica que la infusión continua de insulina subcutánea puede ser mejor que las inyecciones múltiples para el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 1; la infusión continua de insulina subcutánea no proporciona beneficios para reducir los eventos hipoglucémicos no graves. Los estudios futuros necesitan considerar los efectos adversos a corto y largo plazo, la mortalidad, la morbilidad y los costes de estas intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

Hay algunas pruebas que indican que la ICIS puede ser mejor que las IM para el control glucémico en pacientes con diabetes tipo 1. Los eventos hipoglucémicos no graves no parecen reducirse con la ICIS. No hay pruebas suficientes con respecto a los eventos adversos, la mortalidad, la morbilidad y los costes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La diabetes tipo 1 es un trastorno metabólico debido a un defecto en la secreción de insulina. La aparición de la diabetes mellitus tipo 1 puede ocurrir a cualquier edad y es una de las enfermedades crónicas más frecuentes de la niñez y la adolescencia. Debido a que no hay intervenciones conocidas para prevenir el inicio de la diabetes mellitus tipo 1, es fundamental que estén disponibles regímenes de tratamiento efectivos. El control glucémico se mantiene mediante el reemplazo de insulina y puede ser en forma de tratamiento con insulina "convencional" (inyecciones múltiples por día) o infusión continua de insulina subcutánea (ICIS).

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la ICIS en comparación con las inyecciones múltiples de insulina (IM) en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

Estrategia de búsqueda (: 

Los estudios se obtuvieron a partir de búsquedas electrónicas en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE y CINAHL.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron si eran ensayos controlados aleatorios que compararon la ICIS con tres o más IM por día en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron las características de los estudios incluidos. Los autores contactaron con los investigadores de los estudios para obtener la información que faltaba. Se realizaron metanálisis de varianza inversa genérica mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Veintitrés estudios asignaron al azar 976 participantes con diabetes tipo 1 a cualquiera de las intervenciones. Hubo diferencias estadísticamente significativas en la hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) a favor de la ICIS (diferencia de medias ponderada -0,3%; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,1% a -0,4). No hubo diferencias obvias entre las intervenciones para la hipoglucemia no grave, pero la hipoglucemia grave pareció reducirse en los pacientes que utilizaban la ICIS. Las medidas de calidad de vida indican que la ICIS es preferible sobre las IM. No se encontraron diferencias significativas para el peso. Los eventos adversos no se informaron correctamente, ni hubo información disponible sobre la mortalidad, la morbilidad y los costes.

Tools
Information
Share/Save