Suplementos de hierro por vía enteral en lactantes prematuros y de bajo peso al nacer

Esta revisión examinó si la administración de suplementos de hierro tiene efectos beneficiosos en los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer. Los efectos beneficiosos potenciales incluyeron mejorías en el nivel de eritrocitos y las reservas de hierro en sangre. A más largo plazo, se considera que la administración de suplementos de hierro podría mejorar el crecimiento y desarrollo de los lactantes. Se identificaron 25 ensayos controlados aleatorios (ECA) que fueron relevantes para este tema. Se concluye que los efectos beneficiosos a largo plazo de la administración de suplementos de hierro en los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer todavía son inciertos. Con respecto a los niveles de hierro y eritrocitos, se encontró que en el primer año de vida, después de dos meses de edad, la administración de suplementos de hierro puede dar lugar a reservas de hierro y niveles de eritrocitos algo mayores y tasas inferiores de anemia ferropénica. Sin embargo, hubo una gran variabilidad entre los diferentes estudios. Se necesitan más ECA con grupos de pacientes bien definidos.

Conclusiones de los autores: 

Los datos disponibles indican que los lactantes que reciben suplementos de hierro tienen un nivel de hemoglobina ligeramente mayor, mejores reservas de hierro y un riesgo menor de presentar anemia ferropénica comparados con los lactantes que no los reciben. Sin embargo, no está claro si la administración de suplementos de hierro en los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer tiene efectos beneficiosos a largo plazo en cuanto al resultado del neurodesarrollo nervioso y el crecimiento. El momento y la duración óptimos de la administración de suplementos de hierro son inciertos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los lactantes prematuros están en riesgo de agotar sus reservas de hierro corporales mucho antes que los recién nacidos a término saludables. La práctica generalizada es administrar suplementos de hierro por vía enteral a los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer para prevenir la anemia ferropénica. Sin embargo, no está claro si la administración de suplementos de hierro a los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer mejora el crecimiento y el neurodesarrollo. Se sospecha que el hierro exógeno excesivo puede contribuir a la lesión oxidativa en los lactantes prematuros, lo que causaría o exacerbaría afecciones como la enterocolitis necrosante y la retinopatía del prematuro. Además, la dosis óptima y el momento de comienzo y finalización de la administración de los suplementos de hierro son inciertos.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la administración enteral profiláctica de suplementos de hierro sobre el crecimiento y resultados del neurodesarrollo en lactantes prematuros y de bajo peso al nacer. Los objetivos secundarios fueron determinar si la administración de suplementos de hierro da lugar a mejorías en los parámetros hematológicos y previene otras causas de morbilidad y mortalidad.

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizaron los métodos de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group). Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 8), MEDLINE (1951 hasta agosto de 2011), CINAHL (1982 hasta agosto 2011) y en actas de congresos y revisiones anteriores.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos cuasialeatorios que compararon la administración enteral de suplementos de hierro con ninguna administración de suplementos de hierro, o diferentes regímenes de administración enteral de suplementos de hierro en lactantes prematuros o de bajo peso al nacer, o ambos.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron mediante los métodos estándar del Grupo Cochrane de Neonatología. Ambos revisores evaluaron por separado la calidad de los ensayos y la extracción de datos. Los datos se sintetizaron mediante los cocientes de riesgo (CR), las diferencias de riesgos (DR) y las diferencias de medias ponderadas (DMP). Cuando faltaban datos acerca de la metodología y los resultados, o ambos, se intentó establecer contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

En el análisis se incluyeron 26 estudios (2726 lactantes). La heterogeneidad de los participantes, los métodos y los resultados impidió una síntesis cuantitativa extensa. De los 21 estudios que compararon la administración de suplementos de hierro con controles, ninguno evaluó el estado del neurodesarrollo como resultado. De 13 estudios que informaron al menos un parámetro de crecimiento como resultado, sólo un estudio de calidad deficiente encontró un efecto beneficioso significativo de la administración de suplementos de hierro. Al considerar los resultados hematológicos, no se demostró un efecto beneficioso de la administración de suplementos de hierro en las 8,5 primeras semanas de vida posnatal (16 ensayos), excepto por dos estudios de calidad deficiente. Después de esta edad, la mayoría de los estudios informó una hemoglobina media mayor en los lactantes que recibieron suplementos de hierro. Solamente fue posible incluir un número limitado de estudios en un metanálisis cuantitativo, que indicó que la concentración de hemoglobina en los lactantes que recibieron suplementos de hierro fue mayor en cerca de 6 g/l a los seis a nueve meses. Un estudio que comparó la administración a dosis alta y dosis baja de suplementos de hierro monitorizó el resultado del neurodesarrollo durante un año, sin encontrar diferencias significativas entre los grupos. Un estudio que comparó el comienzo precoz versus tardío de la administración de suplementos de hierro no encontró diferencias en el resultado cognitivo, pero encontró un aumento en la tasa de examen neurológico anormal en el grupo de comienzo tardío a los cinco años de edad. Los estudios que compararon dosis altas y bajas de hierro indicaron que no hubo efectos beneficiosos hematológicos evidentes al exceder la dosis "estándar" de hierro (es decir, 2 mg/kg/día a 3 mg/kg/día).

Tools
Information
Share/Save