Efecto de los fármacos inotrópicos sobre la morbilidad y mortalidad en neonatos prematuros con reducción del flujo sanguíneo sistémico u orgánico

La reducción del flujo sanguíneo sistémico es frecuente en neonatos extremadamente prematuros y se ha asociado con la lesión cerebral e intestinal, la muerte y la deficiencia del desarrollo. No está claro cuál es la mejor estrategia más efectiva para prevenir o tratar este problema.

La estrategia convencional para apoyar el sistema cardiovascular del neonato prematuro es tratar a los neonatos con presión arterial baja con fármacos (inotrópicos) que tienen como objetivo aumentar la presión arterial. Sin embargo, muchos de los neonatos con reducción del flujo sanguíneo tienen presión arterial normal. Se halló que un ensayo examinaba el efecto de los fármacos inotrópicos en neonatos con reducción del flujo sanguíneo sistémico. El ensayo halló que muchos neonatos no lograron responder a los dos fármacos inotrópicos comúnmente usados (dobutamina y dopamina) y que ninguno de ellos fue más conveniente para mejorar los resultados de los neonatos muy prematuros. Se necesitan investigaciones adicionales que determinen la mejor estrategia para prevenir o tratar la reducción del flujo sanguíneo sistémico u orgánico en estos recién nacidos muy inmaduros.

Conclusiones de los autores: 

Existen algunas pruebas de que la dobutamina es mejor que la dopamina para aumentar y mantener el flujo sanguíneo sistémico en neonatos prematuros con reducción del flujo sanguíneo sistémico. El único ensayo elegible no demostró diferencias consistentes en las medidas de resultado clínicas. Sin embargo, este estudio no tuvo el suficiente poder estadístico para probar o refutar los efectos sobre las medidas de resultado clínicas. No está claro cuál es la estrategia más efectiva para mejorar el estado cardiovascular de los neonatos inmaduros en el primer día. Se necesitan ensayos adicionales que determinen estrategias efectivas para prevenir y mejorar la reducción del flujo sanguíneo sistémico u orgánico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La reducción del flujo sanguíneo sistémico (FSS) es frecuente en neonatos extremadamente prematuros en el primer día después del parto, y se ha asociado con la hemorragia peri / intraventricular (HPIV), la enterocolitis necrotizante (ECN), la mortalidad y la deficiencia del desarrollo.

Objetivos: 

Determinar el efecto de fármacos inotrópicos específicos sobre la morbilidad y mortalidad en neonatos prematuros con reducción del flujo sanguíneo sistémico

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL, The Cochrane Library, Número 1, 2006), MEDLINE (desde 1966 hasta abril de 2006), EMBASE (desde 1980 hasta abril de 2006) y CINAHL (desde 1982 hasta abril de 2006), que fueron complementadas por búsquedas en los resúmenes de conferencias, citas de las revisiones y fuentes expertas.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios de fármacos inotrópicos incluyeron neonatos prematuros con reducción del flujo sanguíneo sistémico u orgánico en el período neonatal.

Obtención y análisis de los datos: 

Cada autor de la revisión realizó la evaluación independiente de la elegibilidad del ensayo, de la calidad, y la extracción de datos. La síntesis de los datos se realizó mediante el riesgo relativo (RR) y la diferencia de medias ponderada (DMP) mediante los métodos estándar de la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

No se encontraron estudios que comparen un fármaco inotrópico con ningún tratamiento en neonatos prematuros con reducción del flujo sanguíneo sistémico. Se encontró un estudio (Osborn 2002a) que comparaba dobutamina versus dopamina. El estudio presentaba una metodología adecuada. Incluyó a 42 neonatos de < 30 semanas de gestación y < 12 horas después del parto, con bajo flujo de la VCS. El ensayo comparó el efecto de la dobutamina versus dopamina ajustada en dosis de 10 a 20 µg/kg/min, con el objetivo de aumentar y mantener el flujo de la VCS > 40 ml/kg/min. No se informó ninguna diferencia significativa en la mortalidad al momento del alta hospitalaria (RR 1,41; IC del 95%: 0,79 a 2,52), la HPIV (RR 1,01; 95%: 0,52 a 1,97), la HPIV de grado 3 o 4 (RR 0,39; IC del 95%: 0,12 a 1,31), o la ECN. A los tres años, no hubo diferencias significativas con respecto a la parálisis cerebral, la sordera, el cociente de desarrollo > 2 de por debajo de lo normal, o la discapacidad combinada (RR 0,10; IC del 95%: 0,01 a 1,56). Los neonatos supervivientes tratados con dobutamina tuvieron un cociente de desarrollo significativamente mayor (DM 35,00; IC del 95%: 17,68 a 52,32). No hubo diferencias significativas en la mortalidad o la discapacidad en el último período de tiempo informado (RR 0,95; IC del 95%: 0,66 a 1,38). Para las medidas de resultado secundarias, no hubo diferencias significativas en la leucomalacia periventricular, la insuficiencia renal, la hemorragia pulmonar, la retinopatía del prematuro o la EPC a las 36 semanas. No hubo diferencias significativas en el fracaso del tratamiento. La dobutamina produjo un aumento significativamente mayor del flujo de la VCS en la dosis más alta alcanzada (DM 13,10; IC del 95%: 2,87 a 23,33), mientras que la dopamina produjo un aumento significativamente mayor en la media de la PA en 10 y 20 µg/kg/min, y en la dosis más alta alcanzada (DM -7,20; IC del 95%: -11,41a -2,99).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save