Intervenciones en la cesárea para la reducción del riesgo de daño pulmonar debido a la inhalación de contenidos gástricos durante la anestesia

Los contenidos gástricos pueden regurgitar hacia arriba por el esófago hacia la tráquea y entrar en los pulmones cuando no existe el reflejo de la tos, p.ej., durante la anestesia general. Los alimentos sólidos pueden bloquear las vías respiratorias y provocar dificultades para respirar. El líquido ácido del estómago puede dañar los pulmones. Lo anterior, se denomina neumonitis por aspiración o síndrome de Mendelson. Puede provocar enfermedad grave o incluso la muerte. Actualmente, muchas cesáreas se realizan con anestesia epidural o raquídea y en esos casos, el riesgo es mucho menor porque la mujer permanece despierta y el reflejo de la tos permanece intacto. Cuando se utiliza un anestésico general, habitualmente se coloca en la tráquea un tubo respiratorio que proporciona un sellado para tratar de prevenir este problema. Sin embargo, todavía puede ocurrir aspiración antes de que el tubo se inserte y cuando se retira. Se considera que la acidez y la cantidad de líquido inhalado contribuyen a la magnitud del daño que ocurre en los pulmones en caso de inhalación del líquido, así como a la gravedad de la enfermedad de las pacientes.

En esta revisión se incluyeron 32 estudios. Sin embargo, solamente 22 estudios con 2658 pacientes proporcionaron datos para el análisis de las intervenciones administradas antes de la cesárea para reducir el riesgo de aspiración. Se consideraron diferentes fármacos y combinaciones de fármacos y en general, los estudios fueron de calidad deficiente o cuestionable. Los antiácidos (como el citrato de sodio), los antagonistas de receptores H2 (como la ranitidina) y los antagonistas de la bomba de protones (como el omeprazol) redujeron la acidez de los contenidos gástricos. Un antiácido más un antagonista de receptores H2 también redujo la acidez. En teoría, una combinación como ésta dónde el antiácido actúa rápidamente y el antagonista de receptores H2demora un tiempo mayor, debe proteger durante los períodos de mayor riesgo, es decir, el comienzo y el final del procedimiento (o sea, la intubación y la extubación). Se necesitan más estudios de investigación para identificar la mejor combinación de fármacos y comprobar los posibles efectos adversos.

Conclusiones de los autores: 

La calidad de las pruebas fue deficiente, pero los resultados indican que la combinación de antiácidos más antagonistas H2fue más efectiva que ninguna intervención y fue superior a los antiácidos solos para prevenir el pH gástrico bajo.Sin embargo, ninguno de los estudios evaluó efectos adversos potenciales ni resultados clínicos significativos. Estos hallazgos son pertinentes para todas las pacientes a las que se les realiza cesárea bajo anestesia general.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neumonitis por aspiración es un síndrome provocado por la inhalación de contenidos gástricos. Su incidencia en la anestesia obstétrica ha descendido, debido en gran medida a mejorías en las técnicas anestésicas y al aumento del uso de la anestesia regional en la cesárea. Sin embargo, la neumonitis por aspiración aún es una causa de morbilidad y mortalidad materna y es importante utilizar una profilaxis efectiva.

Objetivos: 

Determinar si las intervenciones administradas antes de la cesárea reducen el riesgo de neumonitis por aspiración en pacientes con un embarazo sin complicaciones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Chilbirth Group) (30 de abril de 2013).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados con asignación aleatoria. Se excluyeron los ensayos cuasialeatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los estudios para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y realizaron la extracción de los datos. Se verificó la introducción de los datos. Se utilizó el metanálisis de efectos fijos para combinar los datos cuando fue razonable suponer que los estudios calcularon el mismo efecto del tratamiento subyacente. Cuando se detectó heterogeneidad clínica o estadística significativa, se utilizó el análisis de efectos aleatorios para producir un resumen general.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 32 estudios. Sin embargo, solamente 22 estudios con 2658 pacientes proporcionaron datos para el análisis. A todas las pacientes de los estudios incluidos se les realizó una cesárea bajo anestesia general. Los estudios abarcaron varias comparaciones, pero fueron principalmente pequeños y de calidad incierta o deficiente.

Cuando se comparó con ningún tratamiento o placebo, hubo una reducción significativa del riesgo de pH intragástrico < 2,5 con los antiácidos (cociente de riesgos [CR] 0,17; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,09 a 0,32; dos estudios; 108 mujeres), los antagonistas H2 (CR 0,09; IC del 95%: 0,05 a 0,18; dos estudios; 170 mujeres) y los antagonistas de la bomba de protones (CR 0,26; IC del 95%: 0,14 a 0,46; un estudio; 80 mujeres). Los antagonistas H2 se asociaron con una reducción del riesgo de pH intragástrico < 2,5 en el momento de la intubación comparados con los antagonistas de la bomba de protones (CR 0,39; IC del 95%: 0,16 a 0,97; un estudio; 120 mujeres), pero en comparación con los antiácidos los resultados fueron inciertos. El uso combinado de "antiácidos más antagonistas H2 " se asoció con una reducción significativa del riesgo de pH intragástrico < 2,5 en el momento de la intubación comparado con placebo (CR 0,02; IC del 95%: 0,00 a 0,15; un estudio; 89 mujeres) o en comparación con los antiácidos solos (CR 0,12; IC del 95%: 0,02 a 0,92; un estudio; 119 mujeres).

Tools
Information
Share/Save