Intervenciones psicosociales para la disfunción eréctil

Los autores realizaron un metanálisis para evaluar la efectividad de las intervenciones psicológicas para el tratamiento de la disfunción eréctil (DE) en comparación con fármacos orales, inyección local, dispositivos de vacío u otras intervenciones psicológicas. Se realizaron búsquedas en diferentes fuentes de ensayos clínicos aleatorios (ECA), como bases de datos electrónicas (entre 1966 y 2007). También se revisaron de forma cruzada las referencias y se estableció contacto con sociedades científicas. Once estudios que implicaban a 398 hombres cumplieron los criterios de inclusión. 11 Conclusiones: hay pruebas de que la terapia grupal (TG) mejora la DE en los pacientes seleccionados. La TG sexual centrada mostró mayor eficacia que el grupo control. Los hombres que recibieron TG más sildenafil mostraron una mejoría significativa de la DE y tenían menor probabilidad de abandonar que los pacientes que recibieron sólo sildenafil. No se encontraron diferencias al comparar la efectividad de las intervenciones psicológicas para el tratamiento de la DE versus inyección local y dispositivos de vacío.

Conclusiones de los autores: 

Se obtuvieron pruebas de que la psicoterapia grupal puede mejorar la función eréctil. La respuesta al tratamiento varió entre los subgrupos de pacientes, pero la terapia grupal sexual centrada manifestó mayor eficacia que el grupo control (ningún tratamiento). En un metanálisis que comparó terapia grupal más citrato de sildenafil versus sildenafil, los hombres asignados al azar para recibir terapia grupal más sildenafil mostraron una mejoría significativa del coito con éxito y tuvieron menor probabilidad de abandonar que los pacientes que recibieron sildenafil solo. La psicoterapia grupal también mejoró significativamente la DE en comparación con el citrato de sildenafil solo. No se encontró diferencia alguna en lo que respecta a la efectividad de las intervenciones psicosociales para el tratamiento de la DE en comparación con la inyección local, los dispositivos de vacío y otras técnicas psicosociales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La función sexual normal es un proceso biopsicosocial y depende de la coordinación de factores psicológicos, endocrinos, vasculares y neurológicos. Los datos recientes muestran que los factores psicológicos participan en un número significativo de casos de disfunción eréctil (DE) sola o en combinación con causas orgánicas. Sin embargo, en contraposición a los adelantos en la investigación somática de la disfunción eréctil, la bibliografía científica muestra informes contradictorios sobre los resultados de la psicoterapia para el tratamiento de la DE.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones psicosociales para el tratamiento de la DE en comparación con fármacos orales, inyección local, dispositivos de vacío y otras intervenciones psicosociales, que pueden incluir cualquier psicoterapia y método psicoeducativo, o ambos, de cualquier clase.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos para identificar ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios: MEDLINE (1966 a 2007), EMBASE (1980 a 2007), psycINFO (1974 a 2007), LILACS (1980 a 2007), DISSERTATION ABSTRACTS (2007) y el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (2007). Además de esta búsqueda electrónica, se llevó a cabo una revisión en forma cruzada de las referencias de todos los ensayos identificados y se estableció contacto con el primer autor de todos los ensayos incluidos para obtener datos sobre otros ensayos publicados o no publicados. La búsqueda manual de la revistas International Journal of Impotence Research y Journal of Sex and Marital Therapy desde su primer número y el contacto con las sociedades científicas para DE completaron la estrategia de búsqueda.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios relevantes que evalúan las intervenciones psicosociales para la DE.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los ensayos encontrados con la estrategia de búsqueda, extrajeron los datos, evaluaron la calidad de los ensayos y analizaron los resultados. Para los resultados categóricos, se calcularon los riesgos relativos (RR) agrupados, y para los resultados continuos, también se calcularon las diferencias medias entre las intervenciones. Se estudió la heterogeneidad estadística.

Resultados principales: 

Nueve ensayos aleatorios (Banner 2000; Baum 2000; Goldman 1990; Kilmann 1987; Kockott 1975; Melnik 2005; Munjack 1984; Price 1981; Wylie 2003) y dos cuasialeatorios (Ansari 1976; Van Der Windt 2002), que incluían a 398 hombres con DE (141 en el grupo de psicoterapia, 109 en el grupo de medicación, 68 con psicoterapia más medicación, 20 con dispositivos de vacío y 59 en el grupo control) reunieron los criterios de inclusión. En los datos agrupados de cinco ensayos aleatorios (Kockott 1975; Ansari 1976; Price 1981; Munjack 1984; Kilmann 1987), la psicoterapia grupal tuvo mayor probabilidad que el grupo control (lista de espera: un grupo de participantes que no recibieron una intervención activa) para reducir el número de hombres con "persistencia de la disfunción eréctil" después del tratamiento (RR 0,40; IC del 95%: 0,17 a 0,98; N = 100; NNT 1,61; IC del 95%: 0,97 a 4,76).

A los seis meses de seguimiento, había un mantenimiento continuo de la reducción de hombres con "persistencia de DE" a favor de la psicoterapia grupal (RR 0,43; IC del 95%: 0,26 a 0,72; N = 37; NNT 1,58; IC del 95%: 1,17 a 2,43).

En los datos agrupados de dos ensayos aleatorios (Price 1981; Kilmann 1987), la psicoterapia grupal sexual redujo el número de hombres con "persistencia de la disfunción eréctil" después del tratamiento (RR 0,13; IC del 95%: 0,04 a 0,43; N = 37), con una tasa de respuesta del 95% para la terapia sexual y del 0% para el grupo control (lista de espera: ningún tratamiento) (NNT 1,07; IC del 95%: 0,86 a 1,44).

La respuesta al tratamiento parecía variar entre los subgrupos de pacientes, aunque no hubo diferencias significativas en el mejoría de la función eréctil según la edad media del grupo, el tipo de relación y la gravedad de la DE. En dos ensayos (Melnik 2005; Banner 2000) que compararon terapia grupal más citrato de sildenafil versus sildenafil, los hombres asignados al azar a recibir terapia grupal más sildenafil mostraron una reducción significativa de la "persistencia de DE" (RR 0,46; IC del 95%: 0,24 a 0,88; NNT 3,57; IC del 95%: 2 a 16,7; N = 71) y tuvieron menor probabilidad de abandonar que los pacientes que recibieron sólo sildenafil (RR 0,29; IC del 95%: 0,09 a 0,93).

Un ensayo pequeño (Melnik 2005) realizó una comparación directa entre la terapia grupal y el citrato de sildenafil. Encontró una diferencia significativa a favor de la terapia grupal versus sildenafil en la diferencia media del Índice internacional de función eréctil (International Index of Erectile Function, IIEF) (DMP -12,40; IC del 95%: -20,81 a -3,99; N = 20).

No se encontraron diferencias en la efectividad entre las intervenciones psicosociales versus inyección local y dispositivos de vacío.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save