Administración de suplementos de calcio, magnesio y potasio combinados para el tratamiento de la hipertensión primaria en adultos

Administración de suplementos de calcio, magnesio y potasio combinados para el tratamiento de la hipertensión primaria en adultos

La presión arterial (PA) elevada o hipertensión puede originar enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y nefropatía. Los estudios epidemiológicos sugieren que el cambio de los niveles de calcio, potasio, magnesio o sodio de la dieta puede afectar la PA en algunas personas. Esta revisión sistemática se centra en los efectos de cambiar simultáneamente alguna combinación de los niveles de calcio, magnesio o potasio en la dieta en adultos con hipertensión primaria.

Esta revisión encontró que no hay pruebas sólidas para sugerir que las combinaciones de potasio, calcio o magnesio pueden reducir la hipertensión (PA) en los adultos. Sólo se encontraron tres ensayos que evaluaban un total de 277 participantes. La única combinación evaluada en los tres ensayos fue la de potasio y magnesio, y demostró una disminución sin significación estadística de la PA en las personas que la recibían. Un ensayo evaluó el calcio y el magnesio y el calcio y el potasio y halló que ninguna de las combinaciones tenía mucho efecto sobre la PA. Ninguno de los ensayos fue de alta calidad, de manera que sus resultados pueden no ser fiables. Se informaron pocos efectos adversos leves. Estos efectos adversos fueron de poca duración y los participantes no tuvieron que dejar de recibir su tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró que no hay pruebas sólidas de que los suplementos de alguna combinación de potasio, magnesio o calcio reducen la mortalidad, la morbilidad o la PA en adultos. Se necesitan más ensayos para investigar si la combinación de potasio y magnesio es efectiva.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La investigación previa sugiere que el incremento de la ingesta en la dieta de calcio, potasio o magnesio por separado pueden disminuir la PA a un nivel bajo durante un corto plazo. No está claro si el incremento de la ingesta de una combinación de estos minerales produce una disminución mayor de la PA.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración de suplementos de minerales combinados como tratamiento para la hipertensión primaria en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en la Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, Science Citation Index, ISI Proceedings, ClinicalTrials.gov, Current Controlled Trials, CAB abstracts y en las listas de referencias de las revisiones sistemáticas, los metanálisis y los ensayos controlados aleatorios (ECA) incluidos en la revisión. La búsqueda no estuvo limitada por el idioma ni por el estado de la publicación.

Criterios de selección: 

Los criterios de inclusión fueron: 1) ECA de diseño de grupos paralelos o cruzado (cross-over) que comparan suplementos orales de una combinación de potasio, y/o calcio y/o magnesio con placebo, ningún tratamiento o la atención habitual; 2) tratamiento y seguimiento >=8 semanas; 3) participantes mayores de 18 años de edad, con presión arterial sistólica (PAS) elevada >= 140 mmHg o presión arterial diastólica (PAD) elevada >= 85 mmHg sin causa primaria conocida; 4) PAS y PAD informadas al final del seguimiento. Se excluyeron los ensayos con participantes embarazadas o que recibían tratamiento con fármacos antihipertensivos que se modificaron durante el estudio.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión o un tercer revisor. Se realizaron metanálisis con un modelo de efectos aleatorios y análisis de sensibilidad.

Resultados principales

Se incluyeron tres ECA (n = 277) con seguimiento entre 24 y 28 semanas. Se investigaron tres combinaciones de minerales: potasio y magnesio, calcio y magnesio, y calcio y potasio. Un ensayo investigó las combinaciones de calcio y magnesio y de calcio y potasio, y en cada una encontró un aumento sin significación estadística de la PAS y la PAD. Los tres ensayos investigaron la combinación de potasio y magnesio. Ninguno de los ensayos proporcionó datos sobre la mortalidad o la morbilidad. La combinación de potasio y magnesio comparada con el control produjo una disminución sin significación estadística de la PAS (diferencia de medias -4,6 mmHg; IC del 95%: -9,9 a 0,7) y la PAD (diferencia de medias -3,8 mmHg; IC del 95%: -9,5 a 1,8), aunque los resultados fueron heterogéneos (I2 = 68% y 85% para PAS y PAD respectivamente).

Un análisis de sensibilidad que utilizó valores informados alternativos para sustituir los datos que faltaban tuvo un efecto muy pequeño sobre la PAD, pero una disminución mayor, estadísticamente significativa, de la PAS (diferencia de medias -5,8 mmHg; IC del 95%: -10,5 a -1,0).

La calidad de los ensayos no se informó adecuadamente.

Conclusiones de los autores

Se encontró que no hay pruebas sólidas de que los suplementos de alguna combinación de potasio, magnesio o calcio reducen la mortalidad, la morbilidad o la PA en adultos. Se necesitan más ensayos para investigar si la combinación de potasio y magnesio es efectiva.

Esta revisión debería citarse como:Beyer FR, Dickinson HO, Nicolson DJ, Ford GA, Mason JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron tres ECA (n = 277) con seguimiento entre 24 y 28 semanas. Se investigaron tres combinaciones de minerales: potasio y magnesio, calcio y magnesio, y calcio y potasio. Un ensayo investigó las combinaciones de calcio y magnesio y de calcio y potasio, y en cada una encontró un aumento sin significación estadística de la PAS y la PAD. Los tres ensayos investigaron la combinación de potasio y magnesio. Ninguno de los ensayos proporcionó datos sobre la mortalidad o la morbilidad. La combinación de potasio y magnesio comparada con el control produjo una disminución sin significación estadística de la PAS (diferencia de medias -4,6 mmHg; IC del 95%: -9,9 a 0,7) y la PAD (diferencia de medias -3,8 mmHg; IC del 95%: -9,5 a 1,8), aunque los resultados fueron heterogéneos (I2 = 68% y 85% para PAS y PAD respectivamente).

Un análisis de sensibilidad que utilizó valores informados alternativos para sustituir los datos que faltaban tuvo un efecto muy pequeño sobre la PAD, pero una disminución mayor, estadísticamente significativa, de la PAS (diferencia de medias -5,8 mmHg; IC del 95%: -10,5 a -1,0).

La calidad de los ensayos no se informó adecuadamente.

Tools
Information
Share/Save