Fotocoagulación con láser para el tratamiento de vasos sanguíneos nuevos coroidales cerca del centro de la retina en pacientes con miopía alta

En los pacientes con miopía alta (error refractivo de -6 dioptrías o peor), pueden producirse vasos sanguíneos de neoformación debajo de la retina del ojo (neovascularización coroidal). Durante décadas, la coagulación con láser ha sido utilizada para destruir las lesiones no centrales. Esta revisión encontró un estudio pequeño, con 70 participantes, que comparó la fotocoagulación con láser con ningún tratamiento para pacientes con esta enfermedad. Este estudio se informó y analizó inadecuadamente, aunque sugirió un beneficio con la fotocoagulación durante los dos primeros años de seguimiento. Otro estudio pequeño comparó tres longitudes de onda láser para lograr la fotocoagulación de la lesión, pero en realidad tuvo muy poco poder estadístico para demostrar una diferencia entre ellos, ya que sólo se incluyeron 27 participantes. Por lo tanto, a pesar de su uso generalizado durante muchos años, la cantidad de beneficios logrados con la fotocoagulación y la posibilidad de que se mantengan a lo largo de los años siguen siendo desconocidas. Además, estos y otros estudios sugieren que el agrandamiento de la cicatriz del láser podría ser una complicación a largo plazo potencialmente peligrosa para la visión después de dos años, ya que puede causar la aparición gradual de un punto ciego en el centro del campo visual debido a la atrofia progresiva de la retina.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de su uso durante varios años, todavía no se ha establecido la efectividad de la fotocoagulación con láser para la NVC miópica. Aunque se sugirió una efectividad a corto plazo en un estudio pequeño sobre la NVC no-subfoveal, los resultados eran potencialmente sesgados. Los estudios observacionales sugieren que el aumento de la cicatriz atrófica del láser después del tratamiento con láser de la NVC no-subfoveal podría ser una complicación a largo plazo potencialmente peligrosa para la visión, incluso en ojos libres de recurrencia de NVC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La miopía patológica se define generalmente como la necesidad de lentes de corrección de -6 dioptrías o más. La neovascularización coroidal (NVC) es la causa más frecuente de pérdida visual en pacientes con miopía patológica. En la degeneración macular miópica, la aparición de vasos de neoformación en la mácula a menudo resulta en una cicatriz fibrótica pigmentada que causa una mancha ciega en el centro del campo visual.

Objetivos: 

El principal objetivo de esta revisión fue analizar los efectos de la fotocoagulación con láser para la NVC asociada con miopía patológica. Un objetivo secundario fue comparar los efectos de diferentes técnicas de fotocoagulación.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (CENTRAL) (que contiene el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión (Cochrane Eyes and Vision Group)) en The Cochrane Library (número 1, 2007), MEDLINE (1966 hasta marzo 2007), EMBASE (1980 hasta marzo 2007), LILACS (marzo 2007) y en listas de referencias de los informes de ensayos identificados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que compararon fotocoagulación con observación o diferentes técnicas de fotocoagulación en pacientes con NVC asociada con miopía de -6 dioptrías o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los resultados de la búsqueda.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios que reclutaron pacientes con NVC ubicada a 100 micrones o más del centro foveal. Un estudio comparó fotocoagulación con observación. En el examen final, 16 de 35 participantes asignados al azar a fotocoagulación versus 31 de 35 asignados al azar a observación presentaron una agudeza visual de 20/100 o peor después de seis a 48 meses. El segundo estudio asignó al azar 27 ojos (26 participantes) a la fotocoagulación con tres longitudes de onda láser (nueve ojos por grupo). El número de ojos que perdieron dos o más líneas fue de dos (577 nm), tres (590 nm) y tres (620 nm) después de tres a 17 meses. En ambos estudios, se realizaron comparaciones utilizando los resultados evaluados en el examen final. Debido a que el examen final se realizó en diferentes períodos de seguimiento, fue difícil interpretar los resultados y fue imposible extraer los datos para los análisis adicionales.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save