Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para los trastornos del espectro autista (TEA)

Los trastornos del espectro autista (TEA) se caracterizan por problemas con la interacción social y la comunicación, así como por conductas repetitivas y actividades e intereses limitados. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son una clase de antidepresivos que en ocasiones se administran para reducir la ansiedad o las conductas obsesivo-compulsivas. Se encontraron nueve ensayos con 320 pacientes que evaluaron cuatro ISRS: fluoxetina, fluvoxamina, fenfluramina y citalopram. Cinco estudios incluyeron solamente a niños y cuatro estudios incluyeron solamente a adultos. Un ensayo incluyó a 149 niños, pero los otros ensayos fueron mucho menores. No se encontraron ensayos que evaluaran la sertralina, la paroxetina ni el escitalopram. No existen pruebas que apoyen el uso de los ISRS para tratar el autismo en niños. Hay pruebas limitadas, que todavía no son suficientemente consistentes, que indican la efectividad de los ISRS en adultos con autismo. El tratamiento con un ISRS puede provocar efectos secundarios. Las decisiones acerca del uso de los ISRS en indicaciones clínicas establecidas que pueden concomitar con el autismo, como el trastorno obsesivo-compulsivo y la depresión en adultos o niños, y la ansiedad en adultos, se deben tomar de forma individual.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas de un efecto de los ISRS en los niños y surgieron pruebas de efectos perjudiciales. Hay pruebas limitadas de la efectividad de los ISRS en adultos a partir de estudios pequeños en los que el riesgo de sesgo fue incierto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los trastornos del espectro autista (TEA) se caracterizan por anomalías en la interacción social y la capacidad de comunicación, así como por conductas estereotipadas y actividades e intereses restringidos. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se prescriben para el tratamiento de enfermedades a menudo concomitantes con los TEA como la depresión, la ansiedad y las conductas obsesivo-compulsivas.

Objetivos: 

Determinar si el tratamiento con un ISRS:
1. mejora las características fundamentales del autismo (problemas de interacción social, de comunicación y conductuales);
2. mejora los aspectos no fundamentales de la conducta o el funcionamiento, como las lesiones autoprovocadas;
3. mejora la calidad de vida de adultos o niños y sus cuidadores;
4. tiene efectos a corto y a largo plazo sobre los resultados;
5. tiene efectos perjudiciales.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta marzo de 2013: CENTRAL, Ovid MEDLINE, Embase, CINAHL, PsycINFO, ERIC y en Sociological Abstracts. También se hicieron búsquedas en ClinicalTrials.gov y en la International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP). Lo anterior se complementó con búsquedas en las listas de referencias y mediante contacto con expertos reconocidos en el tema.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) de cualquier dosis de ISRS oral en comparación con placebo en pacientes con TEA.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, seleccionaron los estudios para inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ECA con un total de 320 participantes. Se evaluaron cuatro ISRS: fluoxetina (tres estudios), fluvoxamina (dos estudios), fenfluramina (dos estudios) y citalopram (dos estudios). Cinco estudios incluyeron solamente a niños y cuatro estudios incluyeron solamente a adultos. Se utilizaron criterios de inclusión variables con respecto a los criterios de diagnóstico y al coeficiente intelectual de los participantes. Se informaron 18 medidas de resultado diferentes. Aunque más de un estudio informó datos de la Clinical Global Impression (CGI) y la conducta obsesivo-compulsiva (COC), en cada estudio se utilizaron diferentes tipos de herramientas o componentes de estos resultados. Por lo tanto, los datos no fueron apropiados para el metanálisis excepto para un resultado (proporción de mejoría). Un estudio grande de alta calidad realizado en niños no mostró pruebas de un efecto positivo del citalopram. Tres estudios pequeños en adultos mostraron resultados positivos en la CGI y la COC; un estudio mostró mejorías en la agresión y otro en la ansiedad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save