Biorretroalimentación EMG para la recuperación de la función motora después del accidente cerebrovascular

La biorretroalimentación electromiográfica (técnicas que utilizan señales visuales o auditivas para monitorizar la actividad muscular) presenta un efecto incierto sobre la recuperación después del accidente cerebrovascular

La biorretroalimentación electromiográfica (EMG-BFB) utiliza electrodos colocados en los músculos del paciente para generar una señal de retroalimentación (visual o auditiva) en respuesta a la activación muscular. Se cree que este hecho puede permitirles a los pacientes aprender una manera más eficaz de utilizar el miembro discapacitado. Entre los 13 estudios identificados, hubo un número reducido de pruebas que sugieren que la EMG-BFB presentó un efecto beneficioso cuando se utilizó con técnicas estándar de fisioterapia. Sin embargo, en la actualidad la EMG-BFB no se puede recomendar como un tratamiento estándar eficaz porque otros estudios no hallaron efectos y los ensayos positivos fueron pequeños.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de las pruebas de un reducido número de estudios individuales que sugieren que la EMG-BFB más la fisioterapia estándar produce mejorías en la energía motora, la recuperación funcional y la calidad de la marcha en comparación con la fisioterapia estándar sola, la combinación de todos los estudios identificados no halló beneficios en el tratamiento. En total los resultados son limitados porque los ensayos fueron pequeños, en general, presentaron un diseño deficiente y utilizaron medidas variadas de resultado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La biorretroalimentación electromiográfica (EMG-BFB) es una técnica que se considera que ofrece un beneficio adicional cuando se utiliza con la fisioterapia estándar para la recuperación de la función motora en pacientes con accidente cerebrovascular. Sin embargo, las pruebas provenientes de ensayos individuales y de revisiones sistemáticas anteriores no fueron concluyentes.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la EMG-BFB para la recuperación de la función motora después del accidente cerebrovascular.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group) (última búsqueda 30 de marzo de 2006), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL) (The Cochrane Library número 4, 2005), MEDLINE (1966 hasta noviembre 2005), EMBASE (1980 hasta noviembre 2005), CINAHL (1983 hasta noviembre 2005), PsycINFO (1974 hasta noviembre 2005) y First Search (1966 hasta noviembre 2005). Se exploraron las listas de referencias para obtener artículos pertinentes y se estableció contacto con los fabricantes de equipamiento y con los distribuidores.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios y cuasialeatorios que compararon la EMG-BFB con el control para la recuperación de la función motora en pacientes con accidente cerebrovascular.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Cuando fue posible, se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se observaron los efectos adversos indicados.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos con 269 personas. Todos los ensayos compararon la EMG-BFB más la fisioterapia estándar con la fisioterapia estándar sola o con la EMG-BFB simulada. Sólo un estudio utilizó una escala de evaluación de la fuerza motora para la evaluación de pacientes, que indicó el beneficio de la EMG-BFB (DMP 1,09; IC del 95%: 0,48 a 1,70). La EMG-BFB no presentó un beneficio significativo en la mejoría de la amplitud del movimiento (ADM) de las articulaciones del tobillo (DME 0,05; IC del 95%: -0,36 a 0,46), de la rodilla o la muñeca. Sin embargo, un ensayo indicó un beneficio de la ADM del hombro (DME 0,88; IC del 95%: 0,07 a 1,70). La EMG-BFB no produjo mejoría del cambio en la longitud del paso largo o la velocidad de la marcha. Dos estudios utilizaron diferentes puntuaciones de evaluación para cuantificar la calidad de la marcha. Uno de dichos estudios indicó un efecto beneficioso de la EMG-BFB (DME 0,90; IC del 95%: 0,01 a 1,78). La mayoría de los estudios que examinaron los resultados funcionales utilizaron diferentes escalas de evaluación y fue imposible realizar un metanálisis. Dos estudios que utilizaron la misma escala revelaron un efecto beneficioso (DME 0,69; IC del 95%: 0,15 a 1,23).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save