Antagonistas de los receptores de la endotelina para la hipertensión arterial pulmonar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La hipertensión pulmonar es un aumento de la presión arterial en la arteria pulmonar, la vena pulmonar o los capilares pulmonares, que se conocen en conjunto como la vasculatura pulmonar. Provoca disnea, mareos, desmayos y otros síntomas, que son exacerbados por el esfuerzo. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reclasificado la hipertensión pulmonar en cinco grupos sobre la base de sus mecanismos en lugar de sus enfermedades asociadas. El centro de atención fue la hipertensión arterial pulmonar (HAP) sólo en esta revisión. La hipertensión arterial pulmonar es una enfermedad devastadora que se caracteriza por un aumento de la resistencia pulmonar vascular que lleva a la insuficiencia ventricular derecha y en última instancia a la muerte.

Los tratamientos tradicionales para la hipertensión arterial pulmonar incluyen prostaciclina y análogos, los bloqueantes de los canales del calcio, el óxido nítrico (ON) y tratamientos adyuvantes significativos, como los anticoagulantes y el oxígeno. Los antagonistas de los receptores de endotelina se han propuesto recientemente como una opción a estos tratamientos tradicionales. Esta revisión incluye doce ensayos con 1.471 participantes. Los antagonistas de los receptores de la endotelina pueden mejorar la capacidad para el ejercicio, los síntomas y las variables hemodinámicas cardiopulmonares en los pacientes con hipertensión arterial pulmonar sintomática en un período de tres a seis semanas de tratamiento. Hay incertidumbre sobre si los antagonistas de los receptores de la endotelina reducen la mortalidad en esta población. El efecto secundario potencial más grave fue la toxicidad hepática, que no fue frecuente en estos ensayos a corto plazo.

Conclusiones de los autores: 

Los antagonistas de los receptores de la endotelina pueden aumentar la capacidad para el ejercicio, mejorar la clase funcional de la WHO/NYHA, prevenir el deterioro de la clase funcional de la WHO/NYHA, reducir la disnea y mejorar las variables hemodinámicas cardiopulmonares en los pacientes con hipertensión arterial pulmonar con clase funcional II y III de la WHO/NYHA. Sin embargo, sólo hubo una tendencia de los antagonistas de los receptores de la endotelina a reducir la mortalidad en los pacientes con hipertensión arterial pulmonar. Los datos de eficacia son más fuertes en los pacientes con hipertensión pulmonar idiopática. La insuficiencia hepática irreversible causada por sitaxsentan y su retiro de los mercados mundiales resaltan la importancia de la monitorización hepática en los pacientes tratados con antagonistas de los receptores de endotelina.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipertensión arterial pulmonar es una enfermedad grave que lleva a la insuficiencia cardiaca derecha y a la muerte prematura. Las pruebas recientes indican que los antagonistas de los receptores de la endotelina pueden ser fármacos prometedores para el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de los antagonistas de los receptores de la endotelina para la hipertensión arterial pulmonar.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados [Cochrane Central Register of Controlled Trials]), MEDLINE, EMBASE y en la sección de referencias de los artículos recuperados. Se actualizaron las búsquedas en enero 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios (ECA) y ensayos cuasialeatorios de pacientes con hipertensión arterial pulmonar.

Obtención y análisis de los datos: 

Cinco autores de la revisión seleccionaron los estudios de forma independiente, evaluaron su calidad y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 12 ensayos controlados con asignación aleatoria con 1.471 pacientes. Todos los ensayos eran de una duración relativamente corta (de 12 semanas a seis meses). Después del tratamiento, los pacientes tratados con los antagonistas de los receptores de la endotelina pueden caminar un promedio de 33,71 metros (intervalo de confianza [IC] del 95%: 24,90 a 42,52 metros) más que los tratados con placebo en una prueba de caminata de seis minutos. Con los antagonistas de los receptores de la endotelina mejoraron en mayor grado los pacientes en cuanto al estado de la clase funcional de la Organización Mundial de la Salud/New York Heart Association (OMS/NYHA) que el placebo (odds ratio [OR] 1,60; IC del 95%: 1,20 a 2,14) y redujeron la probabilidad de deterioro de la clase funcional en comparación con el placebo (OR 0,26; IC del 95%: 0,16 a 0,42). Hubo una reducción de la mortalidad que no alcanzó la significación estadística con los antagonistas de los receptores de endotelina (OR 0,57; IC del 95%: 0,26 a 1,24) y hay datos limitados que sugieren que los antagonistas de los receptores de la endotelina mejoran la puntuación de la disnea de Borg y la hemodinámica cardiopulmonar en los pacientes sintomáticos. La toxicidad hepática no fue frecuente, y los antagonistas de los receptores de la endotelina se toleraron bien en esta población. Sin embargo, se han informado varios casos de insuficiencia hepática irreversible causados por sitaxsentan, lo que llevó al retiro del producto de todos los mercados mundiales.

Share/Save