Inmunoglobulina intravenosa para la neuropatía motora multifocal

El tratamiento con inmunoglobulina intravenosa mejora la fuerza con una frecuencia significativamente mayor que el placebo

La neuropatía motora multifocal es una enfermedad poco frecuente que causa debilidad progresiva de las extremidades. Los brazos, y en especial las manos, se ven afectados con mayor frecuencia que las piernas. El tratamiento habitual de esta afección consiste en la infusión intravenosa de inmunoglobulina (anticuerpos fraccionados de la sangre). La evidencia proveniente de cuatro ensayos controlados aleatorios mostró que las personas tratadas con inmunoglobulina intravenosa tuvieron una mejoría significativa en la fuerza. También se observó una mejoría de la discapacidad, pero esta no fue significativa. Los efectos secundarios fueron frecuentes, pero leves y transitorios.

Conclusiones de los autores: 

Evidencia limitada de ensayos controlados aleatorios muestra que la inmunoglobulina intravenosa tiene un efecto beneficioso sobre la fuerza. Hubo una tendencia no significativa hacia la mejoría en la discapacidad. Se necesita investigación adicional para determinar si la inmunoglobulina intravenosa mejora la discapacidad y si es efectiva en función de los costos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neuropatía motora multifocal es un trastorno poco frecuente, probablemente mediado por el sistema inmune, caracterizado por debilidad distal, asimétrica y lentamente progresiva en una o más extremidades, sin hipoestesia objetiva. Puede causar períodos prolongados de discapacidad. Las opciones de tratamiento para la neuropatía motora multifocal son escasas. Los pacientes con esta afección generalmente no responden a los esteroides o al intercambio de plasma, e incluso pueden empeorar con estos tratamientos. Muchos estudios no controlados han indicado un efecto beneficioso de la inmunoglobulina intravenosa.

Objetivos: 

Examinar sistemáticamente la evidencia de los ensayos controlados aleatorios en cuanto a la eficacia y seguridad de la inmunoglobulina intravenosa para la neuropatía motora multifocal.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda del Grupo Cochrane de revisión de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Review Group) para obtener ensayos controlados aleatorios en el registro del Grupo (en setiembre de 2003) y en las bases de datos MEDLINE (desde enero de 1990 hasta setiembre de 2003), EMBASE (desde enero de 1990 hasta setiembre de 2003) e ISI (desde enero de 1990 hasta setiembre de 2003).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que examinaran los efectos de cualquier dosis de inmunoglobulina intravenosa versus placebo, en pacientes con neuropatía motora multifocal definida o probable.
Las medidas de resultado debían incluir una de las siguientes: discapacidad, fuerza o bloqueo de conducción. Los estudios que informaron la frecuencia de efectos adversos se utilizaron para evaluar la seguridad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores examinaron las búsquedas bibliográficas para identificar ensayos potencialmente pertinentes, clasificaron la calidad de los mismos y extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos, se calculó el riesgo relativo, y para los datos continuos, el tamaño del efecto y el tamaño del efecto combinado ponderado. Se expresó la incertidumbre estadística con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales

Cuatro ensayos controlados aleatorios, que incluyeron un total de 34 pacientes, fueron adecuados para esta revisión sistemática. La fuerza mejoró en el 78% de los pacientes tratados con inmunoglobulina intravenosa y sólo en el 4% de los pacientes que recibieron placebo. La discapacidad mejoró en el 39% de los pacientes después del tratamiento con inmunoglobulina intravenosa y en el 11% después del placebo (diferencia estadísticamente no significativa). Se informaron efectos secundarios leves y transitorios en el 71% de los pacientes tratados con inmunoglobulina intravenosa. No se hallaron efectos secundarios graves.

Conclusiones de los autores

Evidencia limitada de ensayos controlados aleatorios muestra que la inmunoglobulina intravenosa tiene un efecto beneficioso sobre la fuerza. Hubo una tendencia no significativa hacia la mejoría en la discapacidad. Se necesita investigación adicional para determinar si la inmunoglobulina intravenosa mejora la discapacidad y si es efectiva en función de los costos.

Esta revisión debería citarse como:van Schaik IN, van den Berg LH, de Haan R, Vermeulen MLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Cuatro ensayos controlados aleatorios, que incluyeron un total de 34 pacientes, fueron adecuados para esta revisión sistemática. La fuerza mejoró en el 78% de los pacientes tratados con inmunoglobulina intravenosa y sólo en el 4% de los pacientes que recibieron placebo. La discapacidad mejoró en el 39% de los pacientes después del tratamiento con inmunoglobulina intravenosa y en el 11% después del placebo (diferencia estadísticamente no significativa). Se informaron efectos secundarios leves y transitorios en el 71% de los pacientes tratados con inmunoglobulina intravenosa. No se hallaron efectos secundarios graves.

Tools
Information