Intervenciones para la prevención de la dermatitis por contacto irritativa ocupacional

Pregunta de la revisión

En esta revisión se pretendió evaluar la evidencia disponible sobre el efecto de las cremas aislantes, las cremas hidratantes, los guantes y los programas educacionales para los empleados con riesgo de desarrollar irritación de la piel de las manos. Se encontraron nueve estudios. Ninguno investigó los guantes protectores. La evidencia en esta revisión está actualizada hasta 17 enero 2018.

Antecedentes

La dermatitis por contacto irritativa ocupacional (DCIO) es una enfermedad de la piel que se presenta en las manos de los empleados en ciertos trabajos. Los primeros signos son manchas rojas y escamosas en los espacios interdigitales y en el área de los nudillos de las manos. Son frecuentes las ampollas que causan picazón, grietas dolorosas y, posiblemente, infecciones, y con el tiempo la piel aumenta en espesor.

La irritación de la piel de las manos puede afectar a los empleados que entran en contacto con agua, detergentes, productos químicos y otros irritantes, o los que utilizan guantes durante su día laboral. Las personas con riesgo particular incluyen peluqueros, personal de enfermería, personal de limpieza, constructores y personas que trabajan en las industrias de colorantes, impresión, metalúrgicas y de alimentos. El trastorno es relativamente común y afecta a alrededor de cinco a 20 de cada 10 000 trabajadores de tiempo completo por año. La prevención del desarrollo de DCIO es importante debido a que es difícil de resolver una vez que comienza.

Características de los estudios

Se incluyeron nueve estudios en esta revisión, en los que participaron 2888 trabajadores de ambos sexos con edades comprendidas entre 16 y 67 años. Los estudios incluyeron varios tipos de trabajadores: trabajadores metalúrgicos, trabajadores de fábricas de colorantes e impresión, destripadores de los mataderos porcinos, personal de limpieza y trabajadores de cocina, empleados de hospitales y aprendices de peluquería. No fue posible determinar si las medidas preventivas tuvieron igual efectividad en todas estas profesiones porque hubo muy pocos ensayos. Los estudios duraron desde cuatro semanas hasta tres años.

Resultados clave

Algunas de las medidas preventivas pueden reducir el riesgo de irritación de la piel de las manos. Sin embargo, hubo muy pocos estudios para asegurarlo. Los estudios fueron muy diferentes entre sí para poder combinarlos de una manera significativa, y los resultados fueron muy poco precisos. Por lo tanto, los resultados aún son debatibles.

Se investigaron diversas cremas aislantes, cremas hidratantes y programas de educación para la protección de la piel. Es posible que las cremas aislantes puedan reducir ligeramente el riesgo de desarrollar DCIO. Este resultado se basó en cuatro estudios. En estos estudios, el 29% de las personas que se aplicaron cremas aislantes desarrollaron irritaciones de la piel de las manos. En el grupo control que no aplicó las cremas aislantes, el 33% desarrolló irritaciones de la piel de las manos. Los resultados de tres estudios indicaron que las cremas hidratantes pueden reducir el riesgo de desarrollar DCIO en una magnitud importante. El 13% de las personas que utilizaron cremas hidratantes desarrollaron irritaciones de la piel de las manos, en comparación con el 19% de las que no utilizaron cremas hidratantes. Dos estudios mostraron que el uso de una combinación de cremas aislantes y cremas hidratantes puede reducir el riesgo de desarrollar DCIO en una magnitud importante. El 8% de las personas que utilizaron cremas hidratantes y cremas aislantes desarrollaron irritaciones de la piel de las manos, en comparación con el 13% del grupo control. Según tres estudios, no existe seguridad con respecto a si la educación para la protección de la piel reduce el riesgo de desarrollar DCIO. En estos estudios el 21% de las personas que recibieron educación para la protección de la piel desarrollaron irritaciones de la piel de las manos, en comparación con el 28% de las personas del grupo control.

La seguridad y la tolerabilidad de estas medidas no se analizaron de forma sistemática en estos estudios. Sin embargo, no se informaron reacciones graves a los tratamientos. Solo algunas de las personas que se aplicaron cremas aislantes o cremas hidratantes informaron reacciones leves como prurito o enrojecimiento de la piel. Las medidas para prevenir las irritaciones de la piel de las manos probablemente solo causan pocos o ningún efecto adverso grave.

Calidad de la evidencia

Para las cremas aislantes, las cremas hidratantes, o una combinación de ambas, la calidad de la evidencia fue baja con respecto a la prevención de la DCIO. No hubo suficiente información y la dermatitis de las manos se evaluó de maneras diferentes en los estudios.

Para los programas educacionales, la calidad de la evidencia fue muy baja con respecto a la prevención de la irritación de la piel de las manos. No hubo suficiente información, la dermatitis de las manos se evaluó de maneras diferentes en los estudios, y la realización de los estudios fue deficiente en algunos aspectos importantes.

Para el otro resultado clave, seguridad y tolerabilidad de los tratamientos, la calidad de la evidencia fue moderada porque solo hubo resultados indirectos disponibles.

Conclusiones de los autores: 

Las cremas hidratantes utilizadas solas o en combinación con cremas aislantes pueden dar lugar a un efecto protector clínicamente importante a largo o a corto plazo, para la prevención primaria de la DCIO. Las cremas aislantes solas pueden tener un efecto protector leve, pero no parece ser clínicamente importante. Los resultados de todas estas comparaciones fueron poco precisos, y la baja calidad de la evidencia significa que la confianza en las estimaciones del efecto es limitada. Con respecto a la educación para la protección de la piel, los resultados variaron de manera significativa entre los ensayos, el efecto fue poco preciso y la reducción del riesgo agrupada no fue suficientemente grande para ser clínicamente importante. La calidad muy baja de la evidencia significa que no existe seguridad con respecto a si la educación para la protección de la piel reduce el riesgo de desarrollar DCIO. Las intervenciones probablemente causan pocos o ningún efecto adverso grave.

Se concluyó que en la actualidad no hay evidencia suficiente para evaluar de manera confiable la efectividad de las intervenciones utilizadas para la prevención primaria de la DCIO. Lo anterior no significa necesariamente que las medidas actuales no sean efectivas. Incluso si la actualización de esta revisión incluye estudios más grandes de calidad razonable, aún se necesitan ensayos que apliquen medidas estandarizadas para la detección de la DCIO para determinar la efectividad de las diferentes estrategias de prevención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La dermatitis por contacto irritativa ocupacional (DCIO) causa deficiencia funcional significativa, interrupción del trabajo y malestar en la población activa. Es posible utilizar diferentes medidas preventivas como guantes protectores, cremas aislantes y cremas hidratantes, pero no está claro cuán efectivos son. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente en 2010.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones preventivas y las estrategias primarias (físicas y conductuales) para prevenir la DCIO en las personas sanas (que no presentan dermatitis de las manos) que trabajan en ocupaciones en las que existe riesgo de daño de la piel debido al contacto con el agua, los detergentes, los productos químicos u otros irritantes, o por utilizar guantes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se actualizaron las búsquedas de las siguientes bases de datos hasta enero de 2018: registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Specialised Register), CENTRAL, MEDLINE y Embase. También se buscó en cinco registros de ensayos y se verificaron las bibliografías de los estudios incluidos para obtener referencias adicionales de ensayos relevantes. Se realizaron búsquedas manuales en dos grupos de actas de congresos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) paralelos y cruzados que examinaron la efectividad de las cremas aislantes, las cremas hidratantes, los guantes o las intervenciones educacionales en comparación con ninguna intervención para la prevención primaria de la DCIO en condiciones de campo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Los resultados primarios fueron signos y síntomas de DCIO desarrollados durante los ensayos, y frecuencia de interrupción del tratamiento debido a efectos adversos.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ECA con 2888 participantes sin dermatitis por contacto irritativa ocupacional (DCIO) al inicio. Seis estudios, que incluyeron 1533 participantes, investigaron los efectos de las cremas aislantes, las cremas hidratantes o ambas. Tres estudios, que incluyeron 1355 participantes, evaluaron la efectividad de la educación para la protección de la piel en la prevención de la DCIO. Ningún estudio elegible investigó los efectos de los guantes protectores. Entre cada tipo de intervención hubo heterogeneidad en cuanto a los criterios para evaluar los signos y síntomas de DCIO, los productos y las ocupaciones. En general, el sesgo de selección, el sesgo de realización y el sesgo de informe fueron inciertos en todos los estudios. El riesgo de sesgo de detección fue bajo en cinco estudios y alto en un estudio. El riesgo de otros sesgos fue bajo en cuatro estudios y alto en dos estudios.

En los ensayos elegibles participó una variedad de participantes, que incluyeron: trabajadores metalúrgicos expuestos a líquidos de corte, trabajadores de fábricas de colorantes e impresión, destripadores de mataderos porcinos, personal de limpieza y trabajadores de cocina, aprendices de enfermería, empleados de hospitales que manipulaban irritantes y aprendices de peluquería. Todos los estudios se realizaron en los lugares de trabajo respectivos. La duración de los estudios varió de cuatro semanas a tres años. La edad de los participantes varió de 16 a 67 años.

Los metanálisis de las cremas aislantes, las cremas hidratantes, una combinación de ambas, o de la educación para la protección de la piel mostraron efectos imprecisos que favorecieron a la intervención. El 29% de los participantes que se aplicaron cremas aislantes desarrollaron signos de DCIO, en comparación con el 33% de los controles, por lo que es posible reducir ligeramente el riesgo con esta medida (cociente de riesgos [CR] 0,87; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,72 a 1,06; 999 participantes; cuatro estudios; evidencia de baja calidad). Sin embargo, esta reducción del riesgo puede no ser clínicamente importante. Puede haber un efecto protector clínicamente importante con el uso de cremas hidratantes: en los grupos de intervención, el 13% de los participantes presentaron síntomas de DCIO en comparación con el 19% de los controles (CR 0,71; IC del 95%: 0,46 a 1,09; 507 participantes; tres estudios; evidencia de baja calidad). Asimismo, puede haber un efecto protector clínicamente importante con el uso de una combinación de cremas aislantes y cremas hidratantes: el 8% de los participantes del grupo de intervención desarrolló signos de DCIO, en comparación con el 13% de los controles (CR 0,68; IC del 95%: 0,33 a 1,42; 474 participantes; dos estudios; evidencia de baja calidad). No existe seguridad con respecto a si la educación para la protección de la piel reduce el riesgo de desarrollar signos de DCIO (CR 0,76; IC del 95%: 0,54 a 1,08; 1355 participantes; tres estudios; evidencia de muy baja calidad). El 21% de los participantes que recibieron educación para la protección de la piel desarrollaron signos de DCIO, en comparación con el 28% de los controles.

Ninguno de los estudios analizó la frecuencia de interrupción del tratamiento debido a los efectos adversos directos de los productos. Sin embargo, en tres estudios de cremas aislantes los motivos del retiro de los estudios no se relacionaron con los efectos adversos. Asimismo, en un estudio de cremas hidratantes más cremas aislantes, y en un estudio de educación para la protección de la piel, los motivos para los abandonos no se relacionaron con los efectos adversos. Los estudios restantes (de uno a dos en cada comparación) informaron los abandonos sin señalar cuántos se pueden haber debido a las reacciones adversas a las intervenciones. La calidad de esta evidencia se consideró moderada debido a la falta de direccionalidad de los resultados. Las intervenciones investigadas para prevenir la DCIO probablemente causan pocos o ningún efecto adverso grave.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save