Corticosteroides para la meningitis bacteriana aguda

La dexametasona con corticosteroides puede reducir la pérdida de audición y la muerte después de la meningitis en niños y adultos

La meningitis bacteriana es una infección de la membrana que recubre el cerebro, que frecuentemente provoca pérdida de la audición y muchas veces es mortal. Generalmente la causan bacterias diseminadas de una infección de oído o garganta. Los corticosteroides son fármacos que pueden reducir la inflamación causada por la infección. La investigación sobre el uso de corticosteroides para la meningitis ha tenido resultados contradictorios. La revisión de los ensayos encontró que el corticosteroide dexametasona reduce ampliamente la pérdida de la audición y las muertes en niños y adultos, sin efectos adversos importantes.

Conclusiones de los autores: 

En términos generales, los corticosteroides redujeron significativamente las tasas de mortalidad, la pérdida grave de la audición y las secuelas neurológicas. En adultos con meningitis bacteriana adquirida en la comunidad, el tratamiento con corticosteroides debe administrarse junto con la primera dosis del antibiótico. Respecto a los niños, los datos apoyan el uso de corticosteroides adyuvantes en los de países de ingresos altos. No se encontró un efecto beneficioso de los corticosteroides para los niños de países de bajos ingresos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En los estudios experimentales, se ha relacionado el resultado clínico de la meningitis bacteriana aguda con la gravedad del proceso inflamatorio en el espacio subaracnoideo. El tratamiento con corticosteroides puede reducir esta respuesta inflamatoria y mejorar el resultado. Se realizó un metanálisis de ensayos controlados aleatorios (ECA) de corticosteroides adyuvantes en el tratamiento de la meningitis bacteriana aguda.

Objetivos: 

Se realizó una revisión sistemática que analizó la eficacia y seguridad del tratamiento adyuvante con corticosteroides en la meningitis bacteriana aguda.

Estrategia de búsqueda (: 

En esta revisión actualizada, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials - CENTRAL) (The Cochrane Library, número 2, 2006), MEDLINE (1966 a julio de 2006), EMBASE (1974 a junio de 2006), Current Contents (2001 a junio de 2006) y en las listas de referencias de todos los artículos. También se estableció contacto con los fabricantes e investigadores en el campo.

Criterios de selección: 

Estudios aptos de ECA publicados y no publicados sobre corticosteroides como tratamiento adyuvante para la meningitis bacteriana aguda. Podían incluirse pacientes de cualquier edad y en cualquier estado clínico, tratados con agentes antibacterianos y asignados al azar a un tratamiento con corticosteroides (o placebo) de cualquier tipo. Debían registrarse para su inclusión al menos las tasas de mortalidad o la pérdida de la audición.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se recopilaron los efectos adversos de los ensayos. Se realizaron análisis adicionales para niños y adultos, microorganismos causales y países de bajos ingresos y desarrollados.

Resultados principales

Se incluyeron dieciocho estudios que involucraban a 2750 personas. En términos generales, los corticosteroides adyuvantes se asociaron con una menor mortalidad (riesgo relativo [RR] 0,83; IC del 95%: 0,71 a 0,99), con tasas inferiores de pérdida grave de la audición (RR 0,65: IC del 95%: 0,47 a 0,91) y con secuelas neurológicas a largo plazo (RR 0,67, IC del 95%: 0,45 a 1,00). En los niños, los corticosteroides redujeron la pérdida de audición grave (RR 0,61; IC del 95%: 0,44 a 0,86). En adultos, los corticosteroides brindaron protección significativa contra la muerte (RR 0,57; IC del 95%: 0,40 a 0,81) y las secuelas neurológicas a corto plazo (RR 0,42; IC del 95%: 0,22 a 0,87). El análisis de subgrupos para los microorganismos causales demostró que los corticosteroides redujeron la mortalidad en pacientes con meningitis debida a Streptococcus pneumoniae (RR 0,59; IC del 95%: 0,45 a 0,77) y la pérdida grave de la audición en niños con meningitis debida a Haemophilus influenzae (RR 0,37; IC del 95%: 0,20 a 0,68); el análisis de subgrupos para los pacientes con meningitis meningocócica mostró una tendencia favorable no significativa en la mortalidad (RR 0,71; IC del 95%: 0,31 a 1,62). Los subanálisis del efecto de los corticosteroides sobre la mortalidad en países de altos ingresos y bajos ingresos demostraron un RR de 0,83 (IC del 95%: 0,52 a 1,05) y 0,87 (IC del 95%: 0,72 a 1,05), respectivamente. Los corticosteroides protegieron contra las secuelas neurológicas a corto plazo en pacientes con meningitis bacteriana de países de ingresos altos (RR 0,56; IC del 95%: 0,3 a 0,84); en los países de bajos ingresos el RR fue 1,09 (IC del 95%: 0,83 a 1,45). Para los niños con meningitis bacteriana ingresados en países de ingresos altos, los corticosteroides mostraron un efecto protector en la pérdida grave de la audición (RR 0,61; IC del 95%: 0,41 a 0,90) y estimaciones puntuales favorables para la pérdida grave de la audición asociada con la meningitis no debida a Haemophilus influenzae (RR 0,51; IC del 95%: 0,23 a 1,13) y secuelas neurológicas a corto plazo (RR 0,72; IC del 95%: 0,39 a 1,33). Para los niños de países de bajos ingresos, el uso de corticosteroides no se asoció con beneficios ni con efectos perjudiciales. En general, no aumentaron de manera significativa los eventos adversos con el uso de corticosteroides.

Conclusiones de los autores

En términos generales, los corticosteroides redujeron significativamente las tasas de mortalidad, la pérdida grave de la audición y las secuelas neurológicas. En adultos con meningitis bacteriana adquirida en la comunidad, el tratamiento con corticosteroides debe administrarse junto con la primera dosis del antibiótico. Respecto a los niños, los datos apoyan el uso de corticosteroides adyuvantes en los de países de ingresos altos. No se encontró un efecto beneficioso de los corticosteroides para los niños de países de bajos ingresos.

Esta revisión debería citarse como:van de Beek D, de Gans J, McIntyre P, Prasad KLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron dieciocho estudios que involucraban a 2750 personas. En términos generales, los corticosteroides adyuvantes se asociaron con una menor mortalidad (riesgo relativo [RR] 0,83; IC del 95%: 0,71 a 0,99), con tasas inferiores de pérdida grave de la audición (RR 0,65: IC del 95%: 0,47 a 0,91) y con secuelas neurológicas a largo plazo (RR 0,67, IC del 95%: 0,45 a 1,00). En los niños, los corticosteroides redujeron la pérdida de audición grave (RR 0,61; IC del 95%: 0,44 a 0,86). En adultos, los corticosteroides brindaron protección significativa contra la muerte (RR 0,57; IC del 95%: 0,40 a 0,81) y las secuelas neurológicas a corto plazo (RR 0,42; IC del 95%: 0,22 a 0,87). El análisis de subgrupos para los microorganismos causales demostró que los corticosteroides redujeron la mortalidad en pacientes con meningitis debida a Streptococcus pneumoniae (RR 0,59; IC del 95%: 0,45 a 0,77) y la pérdida grave de la audición en niños con meningitis debida a Haemophilus influenzae (RR 0,37; IC del 95%: 0,20 a 0,68); el análisis de subgrupos para los pacientes con meningitis meningocócica mostró una tendencia favorable no significativa en la mortalidad (RR 0,71; IC del 95%: 0,31 a 1,62). Los subanálisis del efecto de los corticosteroides sobre la mortalidad en países de altos ingresos y bajos ingresos demostraron un RR de 0,83 (IC del 95%: 0,52 a 1,05) y 0,87 (IC del 95%: 0,72 a 1,05), respectivamente. Los corticosteroides protegieron contra las secuelas neurológicas a corto plazo en pacientes con meningitis bacteriana de países de ingresos altos (RR 0,56; IC del 95%: 0,3 a 0,84); en los países de bajos ingresos el RR fue 1,09 (IC del 95%: 0,83 a 1,45). Para los niños con meningitis bacteriana ingresados en países de ingresos altos, los corticosteroides mostraron un efecto protector en la pérdida grave de la audición (RR 0,61; IC del 95%: 0,41 a 0,90) y estimaciones puntuales favorables para la pérdida grave de la audición asociada con la meningitis no debida a Haemophilus influenzae (RR 0,51; IC del 95%: 0,23 a 1,13) y secuelas neurológicas a corto plazo (RR 0,72; IC del 95%: 0,39 a 1,33). Para los niños de países de bajos ingresos, el uso de corticosteroides no se asoció con beneficios ni con efectos perjudiciales. En general, no aumentaron de manera significativa los eventos adversos con el uso de corticosteroides.

Tools
Information
Share/Save