Esteroides para el control de los síntomas de la mononucleosis infecciosa

Uso de esteroides para el control de los síntomas a corto plazo de la mononucleosis infecciosa

La fiebre glandular (mononucleosis infecciosa) es una infección transmitida por la saliva que se asocia a síntomas como fatiga, fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos. Afecta especialmente a adultos jóvenes, y la gravedad y duración de los síntomas varía de ningún síntoma a dificultades para respirar (debido a una tumefacción en la parte posterior de la garganta), y otras complicaciones que requieren hospitalización. Los síntomas pueden perdurar meses (esto representa un factor de riesgo para el síndrome de fatiga crónica). El alivio de los síntomas y el reposo son los tratamientos que se suelen recomendar. La revisión identificó cuatro ensayos que compararon la efectividad de un esteroide para el control de los síntomas a corto plazo de la fiebre glandular con placebo, y tres ensayos que utilizaron una combinación de esteroides y otro fármaco (antivirales o aspirina). El tratamiento con esteroides proporcionó alivio del dolor de garganta a corto plazo (12 horas) pero este beneficio se perdió entre el segundo y cuarto día. Faltaron pruebas claras sobre la efectividad de los esteroides solos o en combinación con un fármaco antiviral para otros síntomas de la fiebre glandular. También existe la posibilidad de efectos adversos asociados con el uso de esteroides.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes - los ensayos eran escasos, heterogéneos y algunos de calidad deficiente - como para recomendar el tratamiento con esteroides para el control de los síntomas de la fiebre glandular. Además existen escasas investigaciones acerca de los efectos secundarios, los efectos adversos potenciales y las complicaciones, en especial a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fiebre glandular (mononucleosis infecciosa) está asociada con fatiga, fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos. La gravedad de los síntomas puede ser variable. En casos extremos, las dificultad para respirar debido a la inflamación en la garganta y otras complicaciones pueden requerir hospitalización. También es variable la duración de los síntomas; en algunos casos pueden durar meses. Hay pocos tratamientos disponibles. No existen criterios universales sobre el uso de esteroides en la fiebre glandular. Aunque su uso está generalmente reservado para las complicaciones graves, existen informes de profesionales que utilizan esteroides para el tratamiento de la mayoría de las personas sintomáticas. Debido a que la fiebre glandular a menudo afecta a jóvenes en un momento en sus estudios en el cual necesitan permanecer en actividad, la posible duración de la enfermedad quizás sea un factor clave al prescribir estos fármacos potentes para el control de los síntomas.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad del tratamiento con esteroides para el control de los síntomas de la fiebre glandular.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library número 2, 2005); MEDLINE (enero 1966 hasta noviembre 2005); EMBASE (enero 1974 hasta noviembre 2005); y en el UK National Research Register (noviembre 2005).

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la efectividad para el control de síntomas de un esteroide versus placebo u otra intervención, en personas de todas las edades con fiebre glandular documentada.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores evaluaron, de forma independiente, la inclusión de los ensayos de acuerdo con los criterios predeterminados. Los resultados se presentan por separado para cada síntoma y, cuando fue posible, se intentó combinar los resultados en un metanálisis.

Resultados principales

Se incluyeron siete ensayos. El diagnóstico, el régimen con esteroides, las medidas de resultado y la calidad metodológica variaron entre los ensayos. El tamaño de la muestra osciló entre 24 y 94. Los resultados de dos estudios indicaron un beneficio del tratamiento con esteroides versus placebo para el dolor de garganta a las 12 horas; sin embargo este beneficio no se mantuvo. Las pruebas de un ensayo indican un beneficio más prolongado cuando el esteroide se combina con un fármaco antiviral. Las pruebas de un ensayo indican que los esteroides podrían mejorar la resolución de la fatiga en aproximadamente cuatro semanas; sin embargo, no está claro si esto ocurre sólo en combinación con un antiviral. Dos ensayos informaron complicaciones graves en participantes del grupo de esteroides.

Conclusiones de los autores

No hay pruebas suficientes - los ensayos eran escasos, heterogéneos y algunos de calidad deficiente - como para recomendar el tratamiento con esteroides para el control de los síntomas de la fiebre glandular. Además existen escasas investigaciones acerca de los efectos secundarios, los efectos adversos potenciales y las complicaciones, en especial a largo plazo.

Esta revisión debería citarse como:Candy B, Hotopf MLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos. El diagnóstico, el régimen con esteroides, las medidas de resultado y la calidad metodológica variaron entre los ensayos. El tamaño de la muestra osciló entre 24 y 94. Los resultados de dos estudios indicaron un beneficio del tratamiento con esteroides versus placebo para el dolor de garganta a las 12 horas; sin embargo este beneficio no se mantuvo. Las pruebas de un ensayo indican un beneficio más prolongado cuando el esteroide se combina con un fármaco antiviral. Las pruebas de un ensayo indican que los esteroides podrían mejorar la resolución de la fatiga en aproximadamente cuatro semanas; sin embargo, no está claro si esto ocurre sólo en combinación con un antiviral. Dos ensayos informaron complicaciones graves en participantes del grupo de esteroides.

Tools
Information
Share/Save