Antagonistas de purinas para la leucemia linfocítica crónica

A pesar del creciente conocimiento de la biología tumoral, la LLC-B se mantiene como una enfermedad incurable. Hasta el momento, la quimioterapia con agentes alquilantes como el clorambucilo ha sido la base del tratamiento para la LLC-B. Sin embargo, cada vez se utilizan más los antagonistas de purinas, como la fludarabina, ya que se ha sugerido que estos nuevos fármacos son más efectivos. Esta revisión confirma las mayores tasas de respuesta que se pueden alcanzar al utilizar antagonistas de purinas, pero al coste de una mayor toxicidad, principalmente infecciones. No hay pruebas concluyentes que indiquen si el tratamiento con antagonistas de purinas mejora la supervivencia. Ninguno de los estudios incluyó datos de calidad de vida. Es necesario realizar más investigaciones para examinar en detalle el papel de los antagonistas de purinas en el tratamiento de la LLC-B y su posible repercusión sobre la supervivencia.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento de primera línea de los pacientes con LLC-B con antagonistas de purinas como único fármaco tuvo como resultado un aumento significativo en las tasas de respuesta general y de remisión completa, y una supervivencia libre de progresión más prolongada. Sin embargo, no se detectó un aumento estadísticamente significativo de la supervivencia general en comparación con los regímenes con un fármaco alquilante. Además, el uso de antagonistas de purinas también aumenta el riesgo de infecciones de grado III/IV y de anemia hemolítica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los ensayos recientes indican mejores tasas de respuesta a los antagonistas de purinas en comparación con los regímenes con un fármaco alquilante, para el tratamiento de la LLC-B. Sin embargo, ninguno pudo dar evidencia de una ventaja en la supervivencia.

Objetivos: 

Determinar si los antagonistas de purinas son más beneficiosos en comparación con los agentes alquilantes (solos o en combinación) para el tratamiento de pacientes con LLC-B no tratada anteriormente.

Estrategia de búsqueda (: 

Se efectuaron búsquedas electrónicas y/o manuales en bases de datos médicas (Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE), actas de congresos y registros de ensayos en Internet (1990 a 2003). Se examinaron todas las referencias en busca de información adicional sobre ensayos. También se estableció contacto con expertos en el tema y compañías farmacéuticas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que compararon antagonistas de purinas como único fármaco con regímenes con un fármaco alquilante, en pacientes con LLC-B no tratada anteriormente. Se incluyeron publicaciones de texto completo y en forma de resumen, así como datos no publicados.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, realizaron la extracción de datos y la evaluación de la calidad por duplicado. Los datos que faltaban se obtuvieron a partir de los autores originales. Las variables principales de evaluación incluyeron la supervivencia general, la tasa de respuesta general, la tasa de remisiones completas, la supervivencia libre de progresión, la morbilidad y mortalidad relacionadas con el tratamiento.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ensayos que incluían 1 838 pacientes asignados al azar. Existe algunas pruebas de que el tratamiento con antagonistas de purinas mejora la supervivencia general en comparación con los alquilantes, pero no alcanzó significación estadística (CR 0,89 [IC del 95%: 0,78 a 1,01], 4 ensayos, n = 1 638). Sin embargo, el riesgo relativo de tener una respuesta general (RR 1,22 [IC del 95%: 1,13 a 1,31], 5 ensayos, n = 1 751) y de lograr la remisión completa (RR 1,94 [IC del 95%: 1,65 a 2,28], 5 ensayos, n = 1 751) fue considerablemente mayor con una supervivencia libre de progresión más prolongada (CR 0,70 [IC del 95%: 0,61 a 0,82], 4 ensayos, n = 1 638). La incidencia de infecciones de grado III/IV fue significativamente mayor en los pacientes que recibieron tratamiento con antagonistas de purinas (RR 1,83 [IC del 95%: 1,30 a 2,58], 4 ensayos, n = 1 620). No hubo diferencias significativas del riesgo relativo de neutropenia de grado III/IV (RR 1,14 [IC del 95%: 0,98 a 1,34], 4 ensayos, n = 1 620) y de la mortalidad relacionada con el tratamiento (RR 0,94 [IC del 95%: 0,45 a 1,95]). La incidencia general de anemia hemolítica fue baja, pero significativamente mayor en el grupo con antagonistas de purinas (RR 3,36 [IC del 95%: 1,27 a 8,91], 3 ensayos, n = 1 258).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save