Cirugía del mismo día en comparación con la estancia nocturna para el tratamiento de la catarata causada por la edad

Pregunta de la revisión
¿Es la cirugía de atención de día tan efectiva, segura y factible para el tratamiento de la catarata como la cirugía de hospitalización?

Antecedentes
El cristalino de los ojos puede nublarse con la edad (llamado cataratas), lo que provoca una visión borrosa o la pérdida total de la visión. Las cataratas pueden ser eliminadas quirúrgicamente rompiendo el cristalino y extrayendo los trozos con una aguja (un proceso llamado facoemulsificación), seguido de la colocación de un lente artificial para restaurar la visión. Este método de cirugía es rápido y, junto con un período de recuperación más corto, ha hecho realidad la posibilidad de la cirugía ambulatoria. Se deseaba saber si la operación en una atención de día era tan efectiva y segura como pasar la noche después de una operación para reemplazar el lente y recuperar una mejor visión. Además, se deseaba saber cuáles eran los efectos secundarios, los riesgos y las complicaciones de los dos enfoques diferentes. Se tuvo en cuenta la mejora de la calidad de vida y las diferencias en los costes.

Características de los estudios
La revisión incluyó dos ensayos (hasta agosto de 2015) realizados en España y los EE.UU., con 1284 pacientes con cataratas. Un total de 68 personas fueron tratadas como cirugía en una atención de día, mientras que 598 pasaron la noche en el hospital. La edad media de los participantes era de unos 70 años y había un poco más de mujeres que de hombres. Los estudios no fueron financiados por una compañía farmacéutica.

Resultados clave
Los dos estudios en esta revisión encontraron que, al menos en los países desarrollados, hubo algunas evidencia de que la cirugía ambulatoria para este tipo de extracción de cataratas puede ser no sólo más barata sino tan efectiva como la hospitalización y la estancia nocturna para la extracción de cataratas. Aunque la evidencia sobre las complicaciones después de la cirugía, como la hinchazón de la córnea, la fuga de la herida y el aumento temporal de la presión dentro del ojo no fueron concluyentes, parecía haber pocas diferencias en la agudeza visual y las mejoras en la calidad de vida.

Calidad de la evidencia
Uno de los dos estudios mostró limitaciones en el diseño del estudio y en la forma en que se llevó a cabo, probablemente porque se trataba de un estudio antiguo y se informó de una manera menos sólida. Proporcionó menos datos para la revisión. Las personas incluidas en los estudios eran representativas del grupo de interés.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión aporta evidencia de que hay un ahorro de costes con la cirugía de cataratas en la atención de día en comparación con la cirugía de cataratas en pacientes hospitalizados. Aunque los efectos sobre la agudeza visual y la calidad de vida parecían similares, la evidencia con respecto a las complicaciones postoperatorias no eran concluyentes porque las estimaciones del efecto eran imprecisas. Habida cuenta de la amplia adopción de la cirugía de cataratas en atención de día, las futuras investigaciones sobre las vías clínicas de las cataratas deberían centrarse en la evidencia proporcionada por las bases de datos (registros) clínicos de alta calidad, lo que permitiría a los médicos y planificadores de la atención de salud acordar las indicaciones clínicas y sociales para la atención de los pacientes hospitalizados y así aprovechar mejor los recursos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La catarata senil representa más del 40% de los casos de ceguera en el mundo y la mayoría de las personas ciegas por catarata viven en países de bajos ingresos. Con el aumento del número de personas con cataratas, es importante revisar la evidencia sobre la eficacia de la cirugía de cataratas en la atención de día.

Objetivos: 

Proporcionar evidencia fidedigna y fiable sobre la seguridad, la viabilidad, la efectividad y el coste-efectividad de la extracción de cataratas en casos de día, comparando los resultados clínicos, el coste-efectividad, la satisfacción de los pacientes o una combinación de estos factores en las operaciones de cataratas realizadas en las unidades de atención de día frente a las unidades de hospitalización.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (2015, número 7), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE (enero 1946 a agosto 2015), EMBASE (enero 1980 hasta agosto 2015), Latin American and Caribbean Health Sciences Literature Database (LILACS) (enero 1982 hasta agosto 2015), the ISRCTN registry (www.isrctn.com/editAdvancedSearch), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y en la Organización Mundial de la Salud (OMS) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se aplicaron restricciones de fecha o de idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. Se buscó por última vez en las bases de datos electrónicas el 17 de agosto 2015.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que comparaban la atención de día y la cirugía hospitalaria para la catarata relacionada con la edad. El resultado principal fue el logro de una agudeza visual satisfactoria seis semanas después de la intervención quirúrgica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se obtuvo de los ensayos información sobre los efectos adversos.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ensayos. Se realizó un estudio en los EE.UU. en 1981 (250 personas asignadas al azar y ensayo completado) y un estudio realizado en España en 2001 (1034 asignados al azar, 935 ensayo completado). En ambos ensayos se utilizaron técnicas de extracción de cataratas extracapsulares que actualmente no se utilizan comúnmente en los países de ingresos más altos. La mayoría de los datos de esta revisión proceden del ensayo más grande, que se consideró de bajo riesgo de sesgo.

El cambio medio en la agudeza visual (en líneas de Snellen) del ojo operado cuatro meses después de la operación fue similar en las personas sometidas a una cirugía en la atención de día (media de 4,1 líneas de desviación estándar (DE) 2,3, 464 participantes) en comparación con las personas tratadas como pacientes hospitalizados (media de 4,1 líneas, DE 2,2, 471 participantes) (valor P = 0,74). No se disponía de datos de ninguno de los dos estudios sobre las complicaciones intraoperatorias.

Se informó de fugas de la herida, presión intraocular (PIO) y edema corneal en el primer día postoperatorio y a los cuatro meses después de la cirugía. Hubo un mayor riesgo de PIO alta en el grupo de atención de día en el primer día después de la cirugía (riesgo relativo (RR) 3,33, intervalos de confianza (IC) del 95%: 1,21 a 9,16, 935 participantes) pero no a los cuatro meses (RR 0,61, IC del 95%: 0,14 a 2,55, 935 participantes). Los hallazgos de los otros resultados no fueron concluyentes con amplios IC. Se observaron dos casos de endoftalmitis a los cuatro meses en el grupo de la atención de día y ninguno en el grupo de pacientes hospitalizados. En el estudio más pequeño se afirmó que no había infecciones ni hifemas graves.

En un subconjunto de participantes evaluados en cuanto a la calidad de vida (cuestionario VF14) se observó un cambio similar en la calidad de vida antes y cuatro meses después de la cirugía (cambio medio en la puntuación del VF14: grupo de atención de día 25,2, DE 21,2, 150 participantes; grupo de pacientes hospitalizados: 23.5, DE 25,7, 155 participantes; valor P = 0,30). La evaluación subjetiva de la satisfacción de los pacientes en el estudio más pequeño sugirió que los participantes preferían recuperarse en casa, se sentían más cómodos en su entorno familiar y disfrutaban del apoyo familiar que recibían en casa. Los costes eran de un 20% más para el grupo de pacientes hospitalizados y esto se atribuyó a los costes mayores de la estancia nocturna.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save