Amitriptilina para la depresión

Amitriptilina para la depresión

La amitriptilina aún se utiliza para el tratamiento farmacológico de episodios depresivos. Los resultados de esta revisión sistemática indicaron que, en comparación con los agentes de control, la amitriptilina fue levemente más efectiva, pero la carga de efectos secundarios fue mayor para los pacientes que la recibían.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática actual indica que la amitriptilina es al menos, tan eficaz como otros tricíclicos o compuestos más nuevos. Sin embargo, la carga de efectos secundarios en los pacientes que la reciben fue mayor. Al compararla con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, la amitriptilina fue menos tolerada y, aunque la mayor proporción de pacientes que respondieron al tratamiento sirvió de contrapeso, la diferencia no fue estadísticamente significativa.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Durante muchos años, la amitriptilina se ha considerado como uno de los compuestos de referencia para el tratamiento farmacológico de la depresión. Sin embargo, se han introducido en el mercado nuevos fármacos tricíclicos, compuestos heterocíclicos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina con un perfil de tolerabilidad/eficacia más favorable.

Objetivos: 

El objetivo de la presente revisión sistemática era investigar la tolerabilidad y eficacia de la amitriptilina en comparación con otros antidepresivos tricíclicos/heterocíclicos y con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados de la Colaboración Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Collaboration Depression, Anxiety and Neurosis Controlled Trials Register [CCDANCTR-Studies]) el 28 de noviembre de 2005. Se verificaron las listas de referencias de todos los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

En esta revisión sólo se incluyeron los ensayos controlados aleatorios. Los participantes del estudio eran de cualquier sexo y edad con un diagnóstico primario de depresión. Los ensayos incluidos comparaban amitriptilina con otro antidepresivo tricíclico/heterocíclico o con uno de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Obtención y análisis de los datos: 

Se obtuvieron los datos mediante un formulario estándar. Se obtuvo el número de pacientes sometidos al procedimiento de asignación al azar, el número de pacientes que completaron el estudio y el número de pacientes que mejoraron. Además, se obtuvieron las puntuaciones promedio del grupo al final del ensayo mediante la escala de Hamilton para la depresión u otra escala para la depresión. En el análisis de tolerabilidad, se extrajo el número de pacientes que no lograban finalizar el estudio y el número de pacientes con quejas por los efectos secundarios.

Resultados principales

Se incluyó un total de 194 estudios en la revisión. La estimación del odds ratio (OR) general para los pacientes que respondieron al tratamiento demostró que más sujetos respondieron a la amitriptilina en comparación con el grupo control de antidepresivos (OR 1,12; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,02 a 1,23; número necesario a tratar para lograr un beneficio [NNTB] = 50). La estimación de la eficacia de la amitriptilina y los agentes de control en un resultado continuo reveló un tamaño del efecto que también favoreció significativamente la amitriptilina (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,13; IC del 95%: 0,04 a 0,23). Aunque estas diferencias son estadísticamente significativas, su importancia clínica no está clara. En los casos en que se estratificó el análisis de eficacia según la clase de fármaco, no surgieron diferencias en el resultado de la comparación de amitriptilina e inhibidores de la recaptación de serotonina selectivos o tricíclicos. La tasa de abandono en los pacientes que tomaban amitriptilina y agentes de control fue similar; sin embargo, la estimación de la proporción de pacientes que presentó efectos secundarios favoreció significativamente los agentes de control en comparación con amitriptilina (OR 0,66; IC del 95%: 0,59 a 0,74). Cuando se estratificó el análisis de tolerabilidad según la clase de fármaco, la tasa de abandono en pacientes que tomaban amitriptilina e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina favoreció significativamente los últimos (OR 0,84; IC del 95%: 0,75 a 0,95; número necesario a tratar para dañar [NNTD] = 40). Cuando se estratificó el análisis de pacientes que respondieron al tratamiento según el lugar del estudio, la amitriptilina fue más efectiva que los antidepresivos de control en pacientes hospitalizados (OR 1,22; IC del 95%: 1,04 a 1,42; NNTB = 24), pero no en pacientes ambulatorios (OR 1,01; IC del 95%: 0,88 a 1,17; NNTB = 200).

Conclusiones de los autores

Esta revisión sistemática actual indica que la amitriptilina es al menos, tan eficaz como otros tricíclicos o compuestos más nuevos. Sin embargo, la carga de efectos secundarios en los pacientes que la reciben fue mayor. Al compararla con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, la amitriptilina fue menos tolerada y, aunque la mayor proporción de pacientes que respondieron al tratamiento sirvió de contrapeso, la diferencia no fue estadísticamente significativa.

Esta revisión debería citarse como:Guaiana G, Barbui C, Hotopf MLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyó un total de 194 estudios en la revisión. La estimación del odds ratio (OR) general para los pacientes que respondieron al tratamiento demostró que más sujetos respondieron a la amitriptilina en comparación con el grupo control de antidepresivos (OR 1,12; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,02 a 1,23; número necesario a tratar para lograr un beneficio [NNTB] = 50). La estimación de la eficacia de la amitriptilina y los agentes de control en un resultado continuo reveló un tamaño del efecto que también favoreció significativamente la amitriptilina (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,13; IC del 95%: 0,04 a 0,23). Aunque estas diferencias son estadísticamente significativas, su importancia clínica no está clara. En los casos en que se estratificó el análisis de eficacia según la clase de fármaco, no surgieron diferencias en el resultado de la comparación de amitriptilina e inhibidores de la recaptación de serotonina selectivos o tricíclicos. La tasa de abandono en los pacientes que tomaban amitriptilina y agentes de control fue similar; sin embargo, la estimación de la proporción de pacientes que presentó efectos secundarios favoreció significativamente los agentes de control en comparación con amitriptilina (OR 0,66; IC del 95%: 0,59 a 0,74). Cuando se estratificó el análisis de tolerabilidad según la clase de fármaco, la tasa de abandono en pacientes que tomaban amitriptilina e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina favoreció significativamente los últimos (OR 0,84; IC del 95%: 0,75 a 0,95; número necesario a tratar para dañar [NNTD] = 40). Cuando se estratificó el análisis de pacientes que respondieron al tratamiento según el lugar del estudio, la amitriptilina fue más efectiva que los antidepresivos de control en pacientes hospitalizados (OR 1,22; IC del 95%: 1,04 a 1,42; NNTB = 24), pero no en pacientes ambulatorios (OR 1,01; IC del 95%: 0,88 a 1,17; NNTB = 200).

Tools
Information
Share/Save