Programas de cribado para la detección precoz y la prevención del cáncer oral

Pregunta de la revisión

Esta revisión, hecha por revisores del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), se realizó para investigar la efectividad de los programas de cribado actuales para detectar el cáncer oral en un estadio inicial e investigar si dichos programas pueden ayudar a reducir las muertes debido al cáncer oral.

Antecedentes

El cáncer oral ha aumentado en todo el mundo y en general es el sexto cáncer más frecuente. Las tasas más altas de cáncer oral se producen en las capas más desfavorecidas de la población. Los factores de riesgo importantes en el desarrollo de la enfermedad son el consumo de tabaco y alcohol, la edad, el sexo y la luz solar, aunque también se ha documentado la función de la candida (que causa candidiasis bucal) y el papilomavirus humano (que causa verrugas). Los individuos que beben de forma compulsiva y también fuman tienen 38 veces más riesgo de desarrollar cáncer oral en comparación con las personas que no lo hacen. Estos factores se consideran especialmente importantes en el desarrollo de la enfermedad en los jóvenes, un grupo que experimenta un aumento de la incidencia de la enfermedad, en particular, en los países donde la misma es elevada.

La variación geográfica en la aparición del cáncer oral en todo el mundo es amplia. Por ejemplo, es el cáncer más frecuente en los hombres de la India, Sri Lanka y Pakistán y constituye el 30% de todos los nuevos casos de cáncer en estos países, mientras que solo el 3% de los nuevos casos de cáncer en el Reino Unido son cáncer oral.

Cuando las personas buscan ayuda médica, generalmente el cáncer oral está en un estadio tardío o avanzado y los efectos de la enfermedad, así como el tratamiento, pueden ser muy debilitantes. Las tasas de mortalidad por cáncer oral y los efectos negativos de la enfermedad son elevados y aumentan en lugar de descender en cuanto a otros cánceres como el de mama y el de colon.

Los programas de cribado preventivos para otros cánceres han probado ser efectivos en la detección precoz. Sin embargo, aunque existen ventajas del cribado hay desventajas porque el mismo tiene la posibilidad de producir resultados falsos positivos o falsos negativos. El cribado se puede dirigir a grupos de alto riesgo, puede ser oportunista (por ejemplo, cuando los pacientes acuden a los servicios sanitarios por otros motivos) o se puede realizar al examinar las estadísticas de la población general.

El objetivo del cribado preventivo para la detección precoz del cáncer oral es cribar a los individuos para enfermedades precancerosas que son lesiones como la leucoplasia. El método de cribado más frecuente es la inspección visual de un médico, pero otras técnicas incluyen el uso de un colorante azul especial, el uso de técnicas de imaginología y medir cambios bioquímicos en las células normales.

Características de los estudios

Las pruebas en las que se basa esta revisión se actualizaron hasta el 22 de julio de 2013. El único estudio incluido se realizó en zonas rurales de la ciudad de Trivandrum, en Kerala, India. El estudio incluyó a 191 873 adultos aparentemente sanos de 35 años de edad o más en 13 grupos, con un promedio de 14 759 participantes en cada uno. El cribado se realizó en siete grupos (96 517 participantes) y seis grupos actuaron como control (95 356 participantes). Los participantes se excluyeron si estaban postrados en cama, si presentaban tuberculosis abierta, otras enfermedades debilitantes o ya presentaban cáncer oral.

Profesionales de la salud adiestrados en la detección de lesiones orales realizaron el cribado de los participantes y se registraron los antecedentes sociales de los participantes, que incluyeron el uso de paan, tabaco, alcohol y suplementos nutricionales.

Resultados clave

La revisión encontró que, en general, no existen pruebas suficientes para decidir si el cribado por inspección visual reduce la tasa de muerte por cáncer oral y no hay pruebas sobre otros métodos de cribado. Sin embargo, hay algunas pruebas de que podría ayudar a reducir las tasas de mortalidad en los pacientes que consumen tabaco y alcohol, aunque el único estudio incluido puede estar afectado por el sesgo.

Calidad de la evidencia

Las pruebas presentadas son de baja calidad y se limitaron a un estudio evaluado como de alto riesgo de sesgo.

Conclusiones de los autores: 

Hay pruebas de que un examen visual como parte de un programa de cribado poblacional reduce la tasa de mortalidad por cáncer oral en los individuos con alto riesgo. Además, hay un cambio en el estadio y una mejoría en las tasas de supervivencia en la población general. Sin embargo, las pruebas están limitadas a un estudio con alto riesgo de sesgo que no consideró el efecto de la asignación al azar grupal en el análisis. No hubo pruebas a favor del uso de tecnologías adyuvantes como el azul de toluidina, la biopsia por cepillado o las imágenes por fluorescencia como herramientas de cribado para reducir la mortalidad por cáncer oral. Se recomienda la realización de ECA adicionales para evaluar la eficacia y la relación entre costo y efectividad de un examen visual como parte de un programa de cribado poblacional en países de ingresos bajos, medios y altos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer oral es un problema de salud importante a nivel mundial, su incidencia ha aumentado y su presentación en un estadio tardío es frecuente. Los programas de cribado se han introducido para varios cánceres importantes y han probado ser efectivos en la detección precoz. Debido a las tasas altas de morbilidad y mortalidad asociadas con el cáncer oral, es necesario determinar la efectividad de un programa de cribado para esta enfermedad, como una medida dirigida, oportunista o poblacional. Hay pruebas de datos basados en modelos de que un examen visual oral de los individuos con alto riesgo puede ser una estrategia de cribado efectiva en función de los costos, y el desarrollo y el uso de ayudas adyuvantes y biomarcadores es cada vez más frecuente.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los métodos de cribado (screening) actuales en la disminución de la mortalidad debida al cáncer oral.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), (hasta 22 de julio de 2013), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2013, número 6), MEDLINE vía Ovid (1946 hasta 22 de julio de 2013), EMBASE vía Ovid (1980 hasta 22 de julio de 2013) y CANCERLIT vía PubMed (1950 hasta 22 de julio de 2013). No hubo restricciones de idioma en la búsqueda de las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) sobre el cribado del cáncer oral u otros trastornos potencialmente malignos mediante examen visual, azul de toluidina, imágenes fluorescentes o biopsia por cepillado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores analizaron los resultados de las búsquedas según los criterios de inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de forma independiente y por duplicado. Se emplearon las diferencias de medias (DM) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para los datos continuos y los cocientes de riesgos (CR) con IC del 95% para los datos dicotómicos. Se habrían realizado metanálisis mediante un modelo de efectos aleatorios si el número de estudios hubiera excedido un mínimo de tres. Se estableció contacto con los autores de los estudios cuando fue posible y cuando se consideró necesario para la información que faltaba.

Resultados principales: 

Mediante las búsquedas se identificaron 3239 citas. Solamente un ECA con un seguimiento de 15 años cumplió los criterios de inclusión (n = 13 grupos: 191 873 participantes). No hubo diferencias estadísticamente significativas en las tasas de mortalidad por cáncer oral para el grupo de cribado (15,4/100 000 personas-años) y el grupo control (17,1/100 000 personas-años), con un CR de 0,88 (IC del 95%: 0,69 a 1,12). Se informó una reducción del 24% en la mortalidad entre el grupo de cribado (30/100 000 personas-años) y el grupo control (39,0/100 000) para los individuos con alto riesgo fumadores o que consumían alcohol o ambos, y fue estadísticamente significativa (CR 0,76; IC del 95%: 0,60 a 0,97). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en las tasas de incidencia. En los pacientes del grupo de cribado, se encontró una reducción estadísticamente significativa del número de pacientes diagnosticados con cáncer oral en estadio III o más avanzado (CR 0,81; IC del 95%: 0,70 a 0,93). No se informaron efectos perjudiciales. El estudio se clasificó como de alto riesgo de sesgo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save