Tratamiento del precáncer cervical (NIC) con agentes antiinflamatorios para inducir la regresión y prevenir la progresión al cáncer cervicouterino

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Preguntas de la revisión

Se examinaron las pruebas acerca del efecto de los agentes antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para provocar la regresión y prevenir la progresión de la neoplasia intraepitelial cervical (NIC) al cáncer cervicouterino. Solamente se encontraron dos estudios pequeños.

Antecedentes

El precáncer cervical (neoplasia intraepitelial cervical: NIC) puede progresar al cáncer invasivo del cuello uterino (cuello de la matriz). La NIC se identifica mediante cribado y se puede tratar con cirugía del cuello uterino o con la destrucción de las células que cubren el cuello uterino mediante tratamiento con láser, calor o congelación, o con extracción mediante escisión quirúrgica. Aunque lo anterior es eficaz en la mayoría de los casos, la cirugía puede causar efectos no deseados inmediatos como hemorragia e infección, o complicaciones posteriores que incluyen dificultades con las menstruaciones debido a la cicatrización del cuello uterino y trabajo de parto prematuro.

Se ha encontrado que los AINE previenen el desarrollo del cáncer del intestino grueso y otros órganos, pero con algunos efectos secundarios no deseados, especialmente en el corazón y los vasos sanguíneos. Aunque el rofecoxib, utilizado en uno de estos estudios, se retiró del mercado en 2004, puede arrojar luz sobre la factibilidad del tratamiento con otros AINE.

El objetivo de la revisión fue descubrir si la administración de los AINE a las pacientes con NIC podría promover la regresión o prevenir la progresión al cáncer cervicouterino sin riesgos excesivos o efectos secundarios.

Características de los estudios

Se identificaron dos estudios aleatorios que incluyeron 41 pacientes mayores de 18 años con NIC moderada o grave. Los ensayos duraron desde junio de 2002 hasta octubre de 2003 y entre mayo de 2004 y octubre de 2004. Uno de ellos se interrumpió antes de que se completara. A las pacientes se les dio celecoxib o rofecoxib versus placebo (comprimido de azúcar) diariamente por vía oral durante un período de tres a seis meses.

Resultados clave

Hubo muy pocas mujeres involucradas en los ensayos para poder mostrar si los AINE tuvieron un efecto útil para causar la regresión de la NIC. Ninguna paciente progresó hacia el cáncer invasivo del cuello uterino y no se informaron efectos no deseado de los comprimidos de AINE, pero el número de pacientes de los estudios podría haber sido demasiado pequeño para detectar un efecto adverso.

Calidad de la evidencia

Aunque ambos estudios parecen haberse realizado bien, hay algunas preguntas relacionadas con la calidad de las pruebas con respecto a la ocultación y las pacientes que abandonaron el estudio antes de finalizar los fármacos asignados. No hubo información suficiente para evaluar la exactitud de la presentación de la información. Es posible que existan otros estudios incompletos y no informados que no se hayan identificado.

Conclusión

Actualmente no hay datos suficientes para apoyar la administración de AINE para provocar la regresión o prevenir la progresión de la NIC a cáncer cervicouterino.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente no hay datos convincentes para apoyar un efecto beneficio de los AINE en el tratamiento de la NIC (pruebas de calidad muy baja según los criterios GRADE). Se aguarda por los resultados de un estudio aleatorio grande de celecoxib que está en marcha.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neoplasia intraepitelial cervical (NIC) precede el desarrollo del carcinoma invasivo del cuello uterino. El tratamiento actual de la NIC es muy eficaz pero hay morbilidades para la paciente relacionadas con dolor, hemorragia, infección, estenosis cervical y parto prematuro en el embarazo posterior. El tratamiento eficaz con fármacos en lugar de cirugía sería beneficioso.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de los agentes antiinflamatorios no esteroides (AINE), que incluyen los inhibidores de ciclooxigenasa 2 (COX-2), para inducir la regresión y prevenir la progresión de la neoplasia intraepitelial cervical (NIC).

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (Número 11, 2013) MEDLINE (noviembre, 2013) y en EMBASE (noviembre, semana 48, 2013). También se buscó en los resúmenes de reuniones científicas y en las listas de referencias de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) o ensayos controlados de AINE para el tratamiento de la NIC.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores de forma independiente extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los datos de resultados se agruparon mediante el metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

En dos ECA, 41 pacientes mayores de 18 años en contextos ambulatorios se asignaron al azar a recibir celecoxib 200 mg dos veces al día por vía oral durante seis meses versus placebo (un estudio, 25 participantes) o rofecoxib 25 mg una vez al día por vía oral durante tres meses versus placebo (un estudio, 16 participantes). Este segundo estudio se interrumpió temprano cuando el rofecoxib se retiró del mercado en 2004. Los ensayos duraron desde junio de 2002 hasta octubre de 2003, y desde mayo de 2004 hasta octubre de 2004. Se decidió incluir los datos del estudio de rofecoxib ya que los resultados pueden ser similares cuando se utilizan otros AINE de este tipo.

La regresión parcial o completa de la NIC 2 ó 3 ocurrió en 11 de 20 (55%) pacientes de los brazos de tratamiento y cinco de 21 (23,8%) de los brazos placebo (CR 2,35; IC del 95%: 1,03 a 5,35; valor de p 0,04; pruebas de calidad muy baja). La regresión completa de la NIC 2 ó 3 ocurrió en 4 de 12 (33%) pacientes que recibieron celecoxib versus 2 de 13 (15%) de las que recibieron placebo (CR 2,17; IC del 95%: 0,48 a 9,76; valor de p 0,31; pruebas de calidad muy baja). La regresión parcial de la NIC 2 ó 3 ocurrió en 5 de 12 (42%) de las que recibieron celecoxib versus 2 de 13 (15%) de las que recibieron placebo (CR 2,71; IC del 95%: 0,64 a 11,43; valor de p 0,18; pruebas de calidad muy baja). La progresión a un grado mayor de la NIC, pero no al cáncer invasivo, ocurrió en 1 de 12 (8%) de las que recibieron celecoxib y 2 de 13 (15%) de las que recibieron placebo (CR 0,54; IC del 95%: 0,05 a 5,24; valor de p 0,4; pruebas de calidad muy baja). Un estudio no informó casos de progresión al cáncer invasivo durante el estudio. Ninguno de los estudios informó sobre la toxicidad. Aunque los estudios estuvieron bien realizados y la asignación fue aleatoria, en ambos estudios se detectó algún riesgo de sesgo. Además, la duración de los estudios fue corta, lo que puede enmascarar la identificación de la progresión al cáncer.

Share/Save