Tratamiento de erradicación del H. pylori versus tratamiento antisecretor sin erradicación (con o sin tratamiento antisecretor de mantenimiento prolongado) para la prevención de hemorragias recurrentes por úlcera péptica

En las personas que han presentado hemorragias por úlcera péptica a causa del Helicobacter pylori, el tratamiento con antibióticos previene la recurrencia de las hemorragias gastrointestinales con mayor efectividad que los fármacos supresores de ácidos.

Las úlceras pépticas son originadas por la acción lesiva que ejercen los jugos gástricos ácidos sobre el revestimiento del estómago (úlcera gástrica), o sobre la porción superior del intestino delgado (úlcera duodenal). Éstas provocan dolor, indigestión y, en ocasiones, hemorragia. Una hemorragia en el intestino puede ser potencialmente fatal. Existen muchos tratamientos que apuntan a curar la úlcera y prevenir futuras hemorragias. Incluyen fármacos supresores de ácidos y antibióticos para tratar el Helicobacter pylori, la bacteria causante de la mayor parte de las úlceras pépticas. En la revisión se observó que los antibióticos previenen con mayor efectividad que los fármacos supresores de ácidos la recurrencia de las hemorragias, en las personas con úlcera péptica. Los antibióticos, además, son menos costosos y más prácticos que los fármacos supresores de ácidos a largo plazo, en los casos en que se constata una infección por Helicobacter pylori.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento de la infección por H. pylori es más efectivo que el tratamiento antisecretor sin erradicación (con o sin tratamiento antisecretor de mantenimiento a largo plazo) para la prevención de las hemorragias recurrentes por úlcera péptica. En consecuencia, todos los pacientes con hemorragias por úlcera péptica deberían ser sometidos a pruebas de infección por H. pylori y debería indicarse un tratamiento de erradicación a todos los pacientes que presenten cultivos positivos para H. pylori.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La úlcera péptica es la principal causa de hemorragia gastrointestinal alta y la infección por Helicobacter pylori es el factor etiológico principal en la enfermedad ulcerosa péptica. El tratamiento antisecretor de mantenimiento ha sido el tratamiento estándar a largo plazo para prevenir las hemorragias recurrentes en los pacientes con hemorragias por úlcera. Por otra parte, se desconoce la eficacia concreta de la erradicación del H. pylori para la prevención de nuevas hemorragias por úlcera péptica.

Objetivos: 

Comparar la eficacia del tratamiento de erradicación del H. pylori versus el tratamiento antisecretor sin erradicación (con o sin tratamiento antisecretor de mantenimiento a largo plazo) para la prevención de las hemorragias recurrentes por úlcera péptica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (La Cochrane Library número 4, 2003), en MEDLINE (desde enero de 1966 hasta enero de 2004), en EMBASE (desde enero de 1988 hasta enero de 2004) y en CINAHL (desde enero de 1982 hasta enero de 2004) y en las listas de referencias de los artículos. También se realizó una búsqueda manual de varios congresos.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos controlados que comparan la eficacia del tratamiento de erradicación del H. pylori versus el tratamiento antisecretor sin erradicación (con o sin tratamiento antisecretor de mantenimiento a largo plazo) para la prevención de las hemorragias recurrentes por úlcera péptica.

Obtención y análisis de los datos: 

La obtención y evaluación de la calidad de los estudios estuvo a cargo de dos revisores. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete estudios con un total de 578 pacientes en el primer metanálisis: el porcentaje promedio de nuevas hemorragias en el grupo de tratamiento de erradicación del H. pylori fue 2,9% y en el grupo de tratamiento sin erradicación ni posterior tratamiento antisecretor de mantenimiento prolongado, el promedio fue de 20% (OR 0,17, IC del 95%: 0,10 a 0,32; no se registraron pruebas estadísticas de heterogeneidad; el número necesario a tratar (NNT) fue 7, IC del 95%: 5 a 11). Se incluyeron tres estudios con un total de 470 pacientes en el segundo metanálisis: el porcentaje promedio de nuevas hemorragias en el grupo de tratamiento de erradicación del H. pylori fue de 1,6% y en el grupo de tratamiento sin erradicación con tratamiento antisecretor de mantenimiento a largo plazo fue de 5,6% (OR 0,25; IC del 95%: 0,08 a 0,76; no se demostró heterogeneidad; el número necesario a tratar (NNT) fue 20, IC del 95%: 12 a 100).
Subanálisis. Al excluir a los pacientes que tomaban fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) al momento de las nuevas hemorragias, se obtuvo como resultado una tasa de hemorragias recurrentes del 2,7% (primer metanálisis) y 0,78% (segundo metanálisis) en el grupo de tratamiento de erradicación del H. pylori. En los casos en que solamente se incluyeron pacientes con erradicación exitosa del H. pylori, la tasa de nuevas hemorragias fue del 1,1% en el grupo de tratamiento de erradicación del H. pylori y el NNT disminuyó de 7 a 6. En algunos casos, la recurrencia de las hemorragias se debió aparentemente a la recurrencia de la infección por H. pylori.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save