Risperidona sola o en combinación para la manía aguda

Esta revisión incluyó seis ensayos e investigó la eficacia y la tolerabilidad de la risperidona, un antipsicótico atípico, como tratamiento para la manía en comparación con placebo u otros fármacos. Las altas tasas de retiro de los ensayos limitan la confianza que se puede tener en los resultados. La risperidona, ya sea como monoterapia o como tratamiento combinado con litio o un anticonvulsivante, fue más efectiva para reducir los síntomas maníacos que placebo, pero causó más aumento de peso, sedación y elevación de los niveles de prolactina. La eficacia de la risperidona fue comparable a la del haloperidol como monoterapia y como tratamiento complementario al litio, o un anticonvulsivante. La risperidona causó menos trastornos del movimiento que el haloperidol, pero hubo cierta evidencia de un mayor aumento de peso.

Conclusiones de los autores: 

La risperidona, como monoterapia y como tratamiento complementario, es efectiva para reducir los síntomas maníacos. Los principales efectos adversos son el aumento de peso, los efectos extrapiramidales y la sedación. La risperidona es comparable en eficacia al haloperidol.

Se necesitan ensayos de mayor calidad que proporcionen estimaciones más confiables y precisas de sus costes y sus efectos beneficiosos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La risperidona, un antipsicótico atípico, se utiliza para tratar la manía, sola o en combinación con otros fármacos.

Objetivos: 

Examinar la eficacia y la tolerabilidad de la risperidona como tratamiento para la manía.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos Controlados de la Colaboración Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Collaboration Depression, Anxiety and Neurosis Controlled Trials Register) (CCDANCTR-Studies) en diciembre de 2004, en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), EMBASE, MEDLINE, CINAHL y PsycINFO en diciembre de 2004. Se realizaron búsquedas en las listas de referencias y en libros de texto en inglés, y se estableció contacto con investigadores en el área, así como con Janssen-Cilag.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que compararon la risperidona con placebo u otros fármacos en los episodios maníacos o mixtos agudos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente extrajeron los datos de los informes de los ensayos. Se le solicitó a Janssen-Cilag que proporcionara la información faltante.

Evaluación de la calidad
Al igual que en otros ensayos sobre el tratamiento de la manía, la alta proporción de datos de eficacia imputados debido a las tasas de fracaso para completar el tratamiento, entre el 12% y el 62%, puede haber sesgado los resultados.

Resultados principales: 

Se identificaron seis ensayos (1343 participantes) de risperidona como monoterapia o como tratamiento complementario del litio, o un anticonvulsivante. Las dosis permitidas fueron consistentes
con las recomendados por los fabricantes de Haldol (haloperidol) y Risperdal (risperidona) para el tratamiento de la manía, y los ensayos que incluyeron haloperidol permitieron el tratamiento antiparkinsoniano. La monoterapia con risperidona fue más efectiva que placebo para la reducción de los síntomas maníacos cuando se utilizó la Young Mania Rating Scale (YMRS) (diferencia de medias ponderada [DMP] -5,75; intervalo de confianza [IC] del 95%: -7,46 a -4,04; p < 0,00001; dos ensayos) y en el logro de la respuesta, la remisión y la remisión sostenida. Los tamaños del efecto para la comparación de la monoterapia y los tratamientos complementarios fueron similares. Los bajos niveles de depresión inicial impidieron una evaluación confiable de la eficacia para el tratamiento de los síntomas depresivos. La risperidona como monoterapia y como tratamiento complementario fue más aceptable que placebo, con una menor incidencia de fracaso para completar el tratamiento (RR 0,66; IC del 95%: 0,52 a 0,82; p = 0,0003; cinco ensayos). En general, la risperidona causó más aumento de peso, trastornos extrapiramidales, sedación y aumento del nivel de prolactina que placebo.

No hubo evidencia de diferencias en la eficacia entre la risperidona y el haloperidol como monoterapia o como tratamiento complementario. La aceptabilidad de la risperidona y el haloperidol en cuanto a la incidencia de fracaso para completar el tratamiento fue comparable. En general, la risperidona causó más aumento de peso que el haloperidol, pero menos trastornos extrapiramidales, y una sedación comparable.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save