Neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) para la demencia

Existen datos insuficientes para determinar la eficacia de la neuroestimulación eléctrica transcutánea para la demencia.

La neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) rara vez se utiliza para el tratamiento de la demencia pero se ha estudiado en varios ensayos controlados aleatorios. Aunque los datos disponibles indican que la TENS puede ser beneficiosa para algunos aspectos neuropsicológicos o conductuales de la demencia, no hubo suficientes datos disponibles como para que estos revisores llegaran a conclusiones definitivas.

Conclusiones de los autores: 

Aunque varios estudios sugieren que la TENS puede producir mejorías efímeras en algunos aspectos neuropsicológicos o conductuales de la demencia, la presentación y disponibilidad limitada de los datos de estos estudios no permite establecer conclusiones definitivas sobre los posibles beneficios de esta intervención. Puesto que la mayoría de los estudios actualmente publicados están bien diseñados, aunque los números de pacientes en cada estudio son pequeños, el análisis de los datos originales completos de éstos o de futuros estudios permitiría establecer conclusiones más definitivas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) consiste en la aplicación de una corriente eléctrica a través de electrodos adheridos a la piel. La aplicación clínica más común de la TENS es el control del dolor. La TENS también se utiliza ocasionalmente para el tratamiento de una variedad de afecciones neurológicas y psiquiátricas que incluyen la dependencia al alcohol y las drogas, las cefaleas y la depresión. La TENS rara vez se utiliza para el tratamiento de la demencia. Sin embargo, desde principios de la década de 1990 varios estudios realizados por un grupo en los Países Bajos y un estudio realizado por un grupo en Japón sugieren que la aplicación de TENS en la espalda o la cabeza puede mejorar la cognición y la conducta de pacientes con enfermedad de Alzheimer o demencia multiinfarto. Se afirmó que la aplicación de TENS podría beneficiar a los pacientes con demencia ya que altera la actividad de diversos neurotransmisores, o aumenta la actividad cerebral y de ese modo retrasa la degeneración neural y estimula los procesos regenerativos. Se afirma que la aplicación de TENS en la cabeza también puede aliviar los trastornos del sueño asociados con la demencia.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es determinar la efectividad y la seguridad de la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) en el tratamiento de la demencia. Los objetivos secundarios de esta revisión son determinar si algún efecto del tratamiento de la demencia con TENS se ve influenciado por algún parámetro de tratamiento o por las características del paciente, que incluyen: la duración del tratamiento, la onda eléctrica, la amplitud de la corriente, la frecuencia y la duración del pulso y el tipo o la gravedad del deterioro cognitivo del paciente.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos se identificaron a partir de una búsqueda realizada en el registro especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group - CDCIG) el 10 de diciembre de 2002, mediante los términos "TENS", "transcutaneous", "transcutaneous electrical nerve stimulation" y "electric stimulation". El registro especializado del CDCIG contiene registros de las principales bases de datos en el campo de la asistencia sanitaria así como de muchas bases de datos de ensayos en curso, y se actualiza regularmente.

Criterios de selección: 

En esta revisión se incluyeron todos los ECA que utilizaron la TENS como intervención para personas con demencia. Esto incluyó neuroestimulación eléctrica transcutánea aplicada periféricamente así como neuroestimulación eléctrica transcutánea aplicada a la cabeza (también conocida como estimulación eléctrica craneal (EEC)).

Obtención y análisis de los datos: 

En este metanálisis se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que cumplieron con los criterios de inclusión para la revisión y para los que hubo suficientes datos disponibles. Dos revisores extrajeron los datos de los ensayos incluidos. Todos los ensayos incluidos excepto uno utilizaron medidas de resultado similares. Para el análisis se combinaron los datos de las mismas medidas de resultado.

Resultados principales

Ocho ensayos fueron incluidos en la revisión, pero sólo tres podían incluirse en el metanálisis. No fue posible obtener datos suficientes para incluir los otros ensayos en el metanálisis. A partir de este análisis limitado parece que TENS produjo una mejoría estadísticamente significativa inmediatamente después del tratamiento en: memoria diferida de ocho palabras en un ensayo, reconocimiento de rostros en dos ensayos y motivación en un ensayo; sin embargo, no se encontraron efectos de TENS en ninguna de las muchas otras medidas neuropsicológicas y conductuales evaluadas inmediatamente después del tratamiento con TENS o seis semanas después de finalizado el mismo.

Conclusiones de los autores

Aunque varios estudios sugieren que la TENS puede producir mejorías efímeras en algunos aspectos neuropsicológicos o conductuales de la demencia, la presentación y disponibilidad limitada de los datos de estos estudios no permite establecer conclusiones definitivas sobre los posibles beneficios de esta intervención. Puesto que la mayoría de los estudios actualmente publicados están bien diseñados, aunque los números de pacientes en cada estudio son pequeños, el análisis de los datos originales completos de éstos o de futuros estudios permitiría establecer conclusiones más definitivas.

Esta revisión debería citarse como:Cameron M, Lonergan E, Lee HLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Ocho ensayos fueron incluidos en la revisión, pero sólo tres podían incluirse en el metanálisis. No fue posible obtener datos suficientes para incluir los otros ensayos en el metanálisis. A partir de este análisis limitado parece que TENS produjo una mejoría estadísticamente significativa inmediatamente después del tratamiento en: memoria diferida de ocho palabras en un ensayo, reconocimiento de rostros en dos ensayos y motivación en un ensayo; sin embargo, no se encontraron efectos de TENS en ninguna de las muchas otras medidas neuropsicológicas y conductuales evaluadas inmediatamente después del tratamiento con TENS o seis semanas después de finalizado el mismo.

Tools
Information
Share/Save